Holmes dijo que Naciones Unidas y sus socios recibieron sólo el 46% de los 190 millones de dólares solicitados y seguirá instando a la comunidad internacional a reconocer la gravedad de la situación y evitar que se convierta en un desastre.
Las débiles e irregulares lluvias registradas el año pasado causaron un descenso del 30% en la producción de cereales en comparación con 2008. Pero los precios siguen siendo altos, a pesar de la disminución a nivel mundial.
Holmes dijo que hay un reconocimiento creciente de que el mundo debe centrarse en las causas subyacentes de la inseguridad alimentaria crónica en regiones como el Sahel y el Cuerno de África, propensas a las sequías periódicas.
También destacó que con los recursos adecuados, tanto la ONU y las ONG están ahora mejor preparados para responder a la crisis que en 2005, cuando el país enfrentó una grave escasez de alimentos.
El coordinador humanitario de la ONU dijo que la actual situación de emergencia se vio agravada por la pérdida generalizada de forraje y la muerte de piezas de ganado en una sociedad donde los animales son esenciales para el sustento de las familias.
Por staff writer

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO