Lunes 22 Abril 2024

Desde el Ministerio de Ambiente se reconoce que UPM contamina…

…y se le comunica que es pasible de una multa de 700 UR

Por Adriana Navarro-23 de octubre de 2022

Noticias que se repiten desde hace varios años, preocupan y a su vez hacen que irremediablemente nos preguntemos si podemos volver a confiar en una misma empresa, que hoy por hoy con un nuevo emprendimiento, UPM 2, está construyendo su mayor planta de celulosa en suelo uruguayo.

Desde el año 2014 la organización Colectivo de Guichón Por Los Bienes Naturales viene denunciando que el vivero de UPM vierte sustancias tóxicas en cañada afluente del arroyo Santana.

Un estudio realizado por un grupo interdisciplinario de la Udelar, sobre el grupo de trabajadores del vivero Santana perteneciente a UPM, detectó que 40% de los trabajadores del vivero reportaron “alergias en la piel”, 70% “ardor, picazón o dolor en la piel” y 75% “dolor de cabeza o mareos”.

En enero de este año tomaron muestras del río Queguay a la altura paso Andrés Pérez, que fueron analizadas por los laboratorios del INIA y LATU, puesto que los vecinos estaban alarmados por el color verde que tenía el río, y que no habían visto nunca. “Es uno de los pocos ríos que hasta ahora no tenía ninguna contaminación”, afirmó uno de los integrantes del colectivo.

El día 14 de octubre el Ministerio de Medio Ambiente emitió una resolución en la que avisa a la empresa UPM (Forestal Oriental SA) que es pasible de una sanción por 700 unidades reajustables, una cifra que ronda el millón y medio de pesos, exigiéndole reformular su programa de monitoreo e informar anualmente las sustancias utilizadas. Tengamos presente que todavía la empresa puede presentar descargos. Sin embargo, cuando se reconoce un vertido de sustancias tóxicas, se reconoce una contaminación, con todas las consecuencias que pueda tener, tanto en la salud humana, como a nivel de la flora y la fauna, es decir de todo el medio ambiente en general, aunque se paguen muchas multas, no importa cuál sea su valor, el daño ya se encuentra consumado.

En importante recurrir a las propias palabras de la resolución, para poder comprender mejor de qué hablamos. Si bien citaremos solo partes de esta, en el primer enlace al pie de página puede leerse en forma completa. Y dice: "Resultando: I) que fueron recibidas denuncias y se realizaron constataciones por la mortandad de peces en la zona de desagüe del vivero Santana, por lo que se solicitó y reunió información para su análisis y se requirió a la empresa la incorporación de nuevos parámetros en el programa de monitoreo, a efectos de investigar el origen de la situación (...) (y) por informe del 5 de octubre de 2022, señala que no existen dudas de la existencia de un vertido de exceso de riego (...) que culminaban en una cañada afluente del arroyo Santana (...) todos los principios activos detectados en los resultados de los muestreos realizados por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, tanto en noviembre de 2021, como en enero de 2022, se corresponden con los principios activos utilizados como plaguicidas en el vivero, en fechas vinculadas a los períodos de aplicación informados (...). Considerando: I) que la normativa nacional prohíbe introducir en las aguas o colocar en lugares desde los cuales puedan derivar a ellas, sustancias, materiales o energía susceptibles de poner en peligro la salud humana o animal, deteriorar el medio ambiente natural o provocar daños; (...). Resuelve: (...) se encuentra pasible de ser sancionada con multa de U.R. 700 (...), por haber derivado desde el vivero de su propiedad,...sustancias contaminantes (plaguicidas) hacia la cañada y arroyo Santana...Dispónese que Forestal Oriental SA deberá: (...) Incorporar en el programa de monitoreo comprometido, la totalidad de los principios activos que sean utilizados en el vivero Santana con funciones plaguicidas, realizando los monitoreos con una frecuencia acorde a las aplicaciones de tales productos en el mismo...".

Queda claro entonces que la empresa hasta el momento es pasible de llegar a pagar esa multa, aunque puede hacer descargos y que además la misma tiene un programa de monitoreo propio, es decir de autocontrol, que obviamente no es muy exigente, ya que el mismo no ha evitado que UPM esté contaminando nuestras aguas, y por tanto nuestra salud. También queda en evidencia la importancia de que existan denuncias y seguimientos por parte de la población, como en este caso lo viene haciendo el colectivo de Guichón, desde hace mucho tiempo, a pesar de que desde la empresa UPM se los trate de "alarmistas".

UPM respondió en un comunicado al Ministerio de Medio Ambiente: “Tal cual lo informado previamente, UPM y el sector forestal uruguayo en su conjunto, a través de la SPF, están realizando las gestiones correspondientes con los proveedores de fitosanitarios para ampliar el alcance actual de uso de los productos utilizados en viveros forestales, tal cual lo sugerido por la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP)”, agregando además que “todos los productos referidos ya están autorizados en el país para uso intensivo en el sector agrícola u hortofrutícola y se pretende ampliar su registro de acuerdo al uso específico en los viveros forestales”.

Traduciendo entonces, UPM responde que verá de cambiar la normativa de uso de los productos tóxicos para que le sea permitido su uso en la forma que estime conveniente y sin sanciones. Y lo mejor (o peor) de todo, esto le fue sugerido por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca del estado uruguayo.

En la página UPM URUGUAY Planta, aparece una frase: La planta más monitoreada del mundo. De acuerdo a lo que hemos venido analizando, esta afirmación parece una ironía, una burla o tan solo una propaganda. Pues, en gran parte la empresa se monitorea a sí misma, y si no le convienen los parámetros que se le ponen desde el gobierno, entonces simplemente trata de cambiarlos.

La pregunta es: ¿confiaremos entonces?

El nuevo emprendimiento, UPM2, divide nuestro territorio al sur del Río Negro en dos, con su vía férrea, generando casi un circuito cerrado desde el puerto de Montevideo a la planta y viceversa.

¿Confiaremos en que este círculo será seguro, para todas las poblaciones que atraviesa incluyendo parte de los barrios de Montevideo? ¿Confiaremos en que no existirán vertidos tóxicos, ni más zonas contaminadas, ni más aguas verdes, ni más alergias, o enfermedades de distinta índole, como el cáncer, debidas a la contaminación producida por este tipo de industria?

Cada uno es libre y responsable de contestarse estas preguntas y actuar en consecuencia.

--------------------

*Foto de portada: 970universal.com