Proteger los humedales, no es solo una cuestión de Estado
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina-24 de agosto de 2021

Hasta el momento, los proyectos económicos probaron ser más fuertes que la voluntad política, y peor aún, que el instinto de supervivencia. La pequeña batalla surgida de la pintoresca “revolución de los carpinchos” en la acomodada zona de Nordelta, deja a flote, que la naturaleza se revela contra la corriente civilizatoria y destructiva de dinámicas biológicas, como una pequeña señal de las muchas que venimos padeciendo y que se van a ir acentuando sobre todo en los humedales, que tienen un papel fundamental en el desarrollo de la vida en Argentina. Para decirlo fuerte y claro, nosotros dependemos de la tierra y sus recursos y si los agotamos hasta el cansancio, no hay vuelta atrás. No existe barrio, dinero o emprendimiento que pueda subsanar dicha circunstancia; no hay calidad de vida posible bajo este paradigma. Parece una idea básica, pero lamentablemente es necesaria recordarla. No hay salvación posible en un ambiente hostil creado por nosotros mismos, y no hay razón para pensar que en esas circunstancias los ricos podrán mantener su estatus de vida, porque el dinero, no se come.

En este marco, la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara Baja, del Congreso argentino, debatió los 15 proyectos existentes sobre la protección de los humedales, y consensuó un documento único que fue girado a otras comisiones, entre ellas la de Agricultura y Ganadería, que desde el pasado mes de noviembre la tiene cajoneada. Un hecho -entre otras graves cuestiones- que motivó la vistosa travesía de más de 60 kayakistas en un recorrido de 300 kilómetros por el río Paraná, que, durante siete días, mantuvo unida a la comunidad ecologista de las localidades rivereñas de Santa Fe y Buenos Aires, en medio de una bajante histórica. La maratónica travesía tuvo como objetivo primordial llegar hasta el Congreso de la Nación para reclamar una urgente reunión de comisiones, y también la de visibilizar la dramática situación de miles de hectáreas arrasadas por los incendios, que, por cierto, la mayoría son intencionales.

Llegados a CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) marcharon desde la Plaza de Mayo hasta llegar al Congreso, donde los referentes entregaron un petitorio a los diputados Grosso, Villar y Estévez.

"Es un tema urgente porque básicamente estamos viviendo en el marco de un colapso ambiental a nivel mundial. Temas como estos dependen claramente de construcción de políticas de Estado que determinen un modelo de desarrollo productivo hacia el futuro distinto al que vivimos hoy", expresó en gallardas palabras, el diputado socialista Enrique Estévez, al término de la reunión con los integrantes de la Multisectorial Humedales. El petitorio fue firmado por 382 organizaciones, grupos y movimientos ambientalistas, reclamando que un plenario de comisiones trate de manera urgente el proyecto de Ley de Humedales.

"No podemos permitir que la ley pierda estado parlamentario, es urgente contar con la legislación correspondiente para proteger nuestra casa común", plantearon desde la Multisectorial.

"Necesitamos una Ley de Humedales porque estos ecosistemas se siguen degradando y perdiendo cada día. No hay vida ni producción posible con ecosistemas degradados", remarca el petitorio.

Al finalizar la reunión con los referentes de las comisiones, los voceros de la Multisectorial expresaron frente al Congreso su enojo y la “pérdida de tiempo” de las razones expuestas por los diputados tendientes a la “dilación y a dar excusas” de la situación y describieron en pocas palabras a un congreso cada vez más tibio en materia ambiental.

En cuanto al colapso regional los referentes de la Multisectorial precisaron que durante 2020 "se quemaron más de 400 mil hectáreas" y en lo que va de 2021 "continúa ese ritmo" y destacaron que se trata "de un territorio reconocido como sitio Ramsar (es un humedal designado como de importancia internacional)" porque allí se alojan múltiples reservas y parques nacionales y provinciales.

En cada tramo recorrido por el Paraná, desde la partida en la Rambla Catalunya en la ciudad de Rosario hasta llegar al Dique Luján, en Tigre; los kayakistas fueron tomando una real dimensión de la contaminación que se vierte a diario en el río.

"Notamos que este río está muy herido, muy agobiado y débil, pero desde su territorio y su gente, resiste. No deja de sorprendernos cuántas personas desean una Ley de Humedales YA", compartieron en su bitácora de viaje por las redes sociales.

"Cada día sumamos más razones que refuerzan nuestra convicción por esta lucha. Una Ley de Humedales es indispensable para pensar la política socioambiental actual de nuestro territorio", señalaron desde la Multisectorial. Los humedales, recordaron, representan el 21% del territorio nacional y piden preservarlos.

Es vital recordar que el demencial avance del agronegocio no es el único factor que incide negativamente en la estabilidad de los humedales, también hace lo suyo el mercado inmobiliario que prioriza la construcción de barrios privados por encima de todo.

No solo se trata de aprobar una ley para ampliar el marco legal que nos permita hacer frente al modelo productivo, se trata de cambiar nuestra cabeza, se trata de buscar esa revolución cuántica, que rompa de raíz el entramado de negocios que operan exclusivamente persiguiendo beneficios económicos extraordinarios, sin importar el costo para nosotros y para ellos mismos (con sus familias incluidas). De alguna manera los operadores económicos deberán entender que no existe lugar del planeta adónde ir, si los ecosistemas nos escupen.

Hoy es prioritario entender que supimos encontrar el camino a leyes que con mucho esfuerzo llegaron a debatirse y aprobarse; tenemos un arsenal para cambiar este camino errático: existe la ley 26562 de Control de Actividades de Quema, la ley 26639 de Protección de Glaciares, la importante ley 25688 de Gestión de Aguas y la Ley 24.585 de Protección Ambiental para la Actividad Minera.

“La experiencia nos dice que tenemos la mejor legislación medioambiental de Latinoamérica y que los gobiernos en alianza con las corporaciones encuentran la forma legal de destruir aquello que dicen preservar”, denuncia en un comunicado la ONG XR.

“En este contexto y con las gravísimas, ilegítimas e irreversibles acciones violentas contra el ecosistema, sabemos a ciencia cierta que ninguna ley no nos va a salvar pero que inequívocamente son un paso más para visibilizar y defender la biodiversidad”, expresan. Lo que plantea también XR, es la necesaria y consecuente acción urgente de la implementación de las consultas populares, para que se decidan los destinos de los territorios. Una herramienta que le daría fuerza y valor, al reclamo que, desde el corazón del litoral, se abre paso.

Por el momento solo hay una cosa segura. Después de hacernos estos planteos, si no lo resolvemos pronto, solo quedará la nada misma.

--------------------

*La intervención frente al congreso de la Multisectorial: 

https://www.instagram.com/tv/CSvHzyFnr7v/?utm_source=ig_web_copy_link

*Foto de portada: Pagina12.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO