Con Raúl Montenegro, biólogo, quien impulsó denuncia penal al gobernador de Córdoba Por Malena Sánchez, desde Argentina-9 de diciembre del 2020

Tras largos meses de dramáticos incendios, Córdoba se ve en una situación irremediable. El daño ambiental producido por las quemas no había sido nunca visto, agravado por el contexto de crisis climática mundial. El avance del extractivismo en Latinoamérica se sigue profundizando, con gobiernos que le dan vía libre, y Córdoba es uno de los ejemplos más trágicos: las hectáreas quemadas en el 2020 superan las 350.000, la mayoría de ellas arrasadas intencionalmente con fines tales como expandir la frontera agropecuaria, es decir, fines de lucro para las corporaciones. Lo novedoso de dicha provincia fue que, a diferencia de la mayoría de casos, donde los funcionarios salen eximidos de responsabilidad pese a haber tenido injerencia en los hechos (sea incumplimiento de sus deberes o complicidad con los responsables), el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, sí fue denunciado, en su caso por “demorar en pedir apoyo a otras jurisdicciones”.

Para ampliar sobre esto, entrevistamos a Raúl Montenegro, biólogo, docente de la UNC y Presidente de FUNAM (Fundación para la defensa del Ambiente) quien junto con Juan Smith impulsó la denuncia penal al gobernador.

Raúl Montengro es además Premio Nobel Alternativo (2004), Premio Global 500 de Naciones Unidas (1989), Premio Nuclear Free Future Award (1998), y Premio a la Investigación Científica de la UBA, entre otros.

-Hace unos días hiciste una denuncia penal contra el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, por demorar en pedir apoyo a otras jurisdicciones frente a los incendios. ¿Podrías ampliarnos sobre esta denuncia y sobre las acciones específicas del gobernador? ¿Viste algún tipo de reacción del gobernador frente a esta denuncia?

“Con Juan Smith, el abogado, pusimos en marcha un dispositivo original: como ha habido muchas irregularidades en el control de fuegos, las personas pueden presentar sus denuncias directamente desde el lugar donde están, a través de un correo electrónico, a la propia Justicia. Pese a que es diferente denunciar a un funcionario cualquiera que a un gobernador, no han logrado archivar la causa. Sobre la respuesta, fue casi inmediata. Hicimos la presentación desde FUNAM, trabajamos hace muchos años y hemos tenido fuertes movidas mediáticas. El impacto que tuvo a nivel nacional e incluso afuera fue tal, que al día siguiente ya hubo una conferencia de prensa. La denuncia y después, casi inmediatamente, el gobernador distribuyendo equipo, anunciando más aporte para los bomberos voluntarios, etc. La gente está totalmente enfurecida; más allá de la acción judicial (que va a seguir), está el castigo social y la parte mediática, que es parte de lo que buscábamos. Es un problema para todos, más de 350.000 hectáreas perdidas, dos personas muertas y una biodiversidad que siquiera conocemos, porque los bosques no son solamente árboles y los pastizales no son solamente pastos. Ambientalmente es lo peor que ha sufrido Córdoba y la mayor vulnerabilidad de toda su historia. Nunca llegamos a una situación como esta, nos queda menos de 3% de bosque nativo cerrado. No hay nada comparable, esa es la situación”.

Entrevista a Raul Montenegro 2

-Es muy indignante el accionar del gobernador, puesto que durante meses fue insuficiente y luego comenzó a cambiar por una cuestión mediática. Ese accionar tardío¿crees que fue por pura indiferencia, o que tuvo un detrás relacionado a defender los intereses de los sectores involucrados?

“Puede ser una combinación de ambas. Partiendo de la base, creo que el gobernador Juan Schiaretti, es una persona con muy poca formación, que ha sido político toda su vida activa, por lo que no entiende qué es biodiversidad. Creo que es una mezcla porque hay sectores que se van a beneficiar, como los interesados en expandir la frontera agropecuaria, que lo hacen por más que la Ley de Bosques debería regular esa expansión. En Córdoba hubo dos pedidos grandes de fuego: el primero fue en agosto y rápidamente el gobernador dispuso beneficiar a la Mesa de Enlace, declarando la emergencia agropecuaria. El segundo fue el 21 de septiembre: ese día empiezan los fuegos intensamente. Ya el 24 se notaba todo desbordado. Habían pasado 10 días del comienzo de estos fuegos atroces, con más de 100.000 hectáreas quemadas, y nosotros pedíamos que se declare la Emergencia Roja (con ella se pide el auxilio de otras jurisdicciones y Nación) pero el gobernador seguía en la posición ciega de creer que lo podíamos controlar. Él declara la emergencia amarilla recién el 1° de octubre, y el 2 la emergencia roja; ahí vienen brigadistas de Buenos Aires. Esta demora se une a dos cosas más: una, que prácticamente desde el segundo semestre del año pasado no hubo una campaña de preparación de la población, y hay que tener en cuenta que estamos en uno de los períodos más secos; dos, que existe un grupo de bomberos voluntarios que recibe una beca, un poco menos de 400, y ellos tenían la tarea de vigías, es decir, ir a unas torres muy altas que permiten detectar cuando hay fuego, por lo que hay un control temprano y rápido; bueno, les sacaron esa función a los bomberos voluntarios, ellos seguían estando ahí pero no se les pidió que hicieran vigías. Supuestamente hicieron un sistema “más eficaz” para controlar el fuego. Todo eso motiva a que nosotros hagamos la presentación penal y, volviendo a tu pregunta de las reacciones, fueron muy tontas, irrelevantes, de hecho estamos viendo de, en función de lo que se vaya presentando, ir agravando la presentación penal, encontrar más elementos. Hubo errores graves en el Plan Provincial del Manejo del Fuego”.

-Además esto de los incendios es algo que, si bien se ha intensificado este año, viene desde hace mucho tiempo y ha tenido el aval de los distintos gobiernos, que le permitieron el avance a los sectores responsables.

“Hay que tener en cuenta que este año es raro; es un año con muchas sequías, no solamente en Córdoba. Para colmo, estamos entrando en un período de Niña, es decir, baja la temperatura y es un período seco, por lo que están dadas todas las condiciones para que sean más graves los fuegos. Además, en el caso de Córdoba hay un agravante: como esto es acumulado, cada vez es más pequeña la porción lo que queda. Esa es la parte dramática. Y la otra, que marcamos siempre, es que este gobernador considera que se soluciona todo reforestando después del fuego. No es así, vos podes plantar árboles, pero no podes plantar biodiversidad. El gobernador entonces ni siquiera entiende de qué trata, y es malicioso, porque le hacen creer a la sociedad que plantando árboles se vuelve a la situación anterior y no, no se vuelve a la situación anterior.  Así mismo, lo que está pasando nos permitió mostrar que las provincias no tienen mapa de biodiversidad, entonces el fuego quema y reduce cosas que siquiera conocemos, por lo que la pérdida es mucho mayor de lo que podemos imaginar. Y cuando se quema, la única forma de que eso se pueda ir recuperando es que la propia biodiversidad que queda, cada vez es más chiquita, vaya reconquistando durante mucho tiempo la biodiversidad; o sea, solo la biodiversidad que queda puede recomponer la biodiversidad que estaba, y si cada año existe menos biodiversidad, el proceso es cada vez más lento. Pero pedirle que entienda eso a una persona como Schiaretti, que tiene una visión muy acotada y pequeña… es difícil. Lo de Córdoba es una tragedia, pero no solamente los fuegos: creo que también es una tragedia Schiaretti”.

-Muchos funcionarios públicos, no solo en Córdoba sino en otros lugares del país, han intentado justificar los incendios reduciéndolos solo a un factor climático para así sacarle cualquier tipo de responsabilidades a los verdaderos responsables, los sectores que vos mencionabas, lo que permite ver esa combinación de indiferencia, ignorancia y conveniencia. Sin embargo, aunque sean estos grupos concentrados minoritarios los que siempre destruyen el ambiente, pasan por encima las leyes e incluso asesinan personas, nunca se obtienen nombres concretos. ¿Cómo es la situación con los responsables allí?

“Es difusa, acá y en general. La mayor parte de los fuegos son intencionales, que eso quede claro. Pero generalmente no se llega a los autores materiales y mucho menos a los intelectuales, porque el autor intelectual es una persona que quiere que un bosque que le resulta molesto se queme, entonces va y contrata a alguien que lo haga. Pienso que es importante generar un registro de quemas, para que quede fijo que en el año 2020 tales superficies se quemaron y que luego se tomen decisiones en base a eso, ya que la Ley de Bosques dice que no se puede expandir la frontera agropecuaria, ni hacer un emprendimiento inmobiliario si se quemó un ambiente bosque. Pero si no se registra, ¿qué pasa? Alguien tranquilamente puede iniciar un expediente para poner, supongamos, un country en una zona quemada, ya que no hay registro de que allí se quemó”.

Entrevista a Raul Montenegro 3

-Nombraste la cifra de las hectáreas quemadas en el 2020, más de 350.000. Es terrible, y es una magnitud que marca un antes y un después. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de esto, no solo hablando de la provincia y la biodiversidad sino también de las poblaciones, las personas que están ahí y sufrirán las consecuencias ambientales?

“Interesante la pregunta porque de hecho las consecuencias ya están ahora y son dramáticas. En este momento tenemos ríos negros, nunca tuvimos ríos negros. Se están llevando las cenizas y pasan a ese color por haber lavado la zona de incendios. Una de las dos plantas de tratamiento de agua de Córdoba cerró, no podía procesar el agua por la cantidad de cenizas. Los ríos también están llevando materia orgánica, fósforo, nitrógeno; todo eso termina llegando a los lagos, y cuando un lago tiene mucha materia orgánica es como si tuviera demasiado alimento, entonces se produce un fenómeno que se llama eutrofización cultural, es decir, hay como algas verde azuladas que se reproducen espectacularmente, entonces el lago pasa a ser como un lago viscoso. Muchas de estas algas, a su vez, liberan sustancias neurotóxicas. Los impactos son profundos, no solo los ríos; las sierras tienen suelos muy estrechos, por un lado está la vegetación nativa que va a amortiguar el efecto de la lluvia, siempre y cuando estén las sierras en buenas condiciones, haciendo como una capa protectora, y luego ese agua penetra dentro de las sierras. Bueno, si se han quemado 370.000 hectáreas, muchas de ellas en zona serrana, obviamente al no haber esa capa protectora o escudo, el agua en lugar de infiltrar y alimentar la gran esponja rígida que son las sierras, va a escurrir superficialmente y se va a llevar los nutrientes, entonces vamos a tener menos agua en invierno. Son muchas cosas, la idea más genial de un personaje muy limitado como Schiaretti fue traer agua del Río Paraná, o sea, hacer un canal y traer agua hasta la ciudad de San Francisco y después a Córdoba. Esa es la genialidad, no es ver cómo hacer para proteger una cuenca hídrica sino cómo haces para traer agua (obviando que pasa algo más: va a haber que bombear con electricidad, porque el agua del Río Paraná está abajo, y pagar ese bombeo). ¿Y el fuego? Bueno, se quemará. ¿Y el agua? Bueno, después traemos agua del Río Paraná. Esas son las mentalidades escuetas y limitadas de nuestros funcionarios".

Entrevista a Raul Montenegro 4

-Luego de apagar los incendios, ¿que es lo primero qué podemos buscar, en el futuro a largo plazo, para que estas cosas dejen de pasar en la magnitud actual? ¿Cómo podemos realmente prevenir que esto no sea lo cotidiano?

“Empecemos por lo más elemental: es importante saber que Córdoba tenía tres grandes provincias biogeográficas: la chaqueña, la espinal (que era como un bosque chaqueño más empobrecido) y estepa pampeana. De los tres ambientes que tenía Córdoba ya eliminamos dos, solo nos queda el bosque chaqueño, y queda tan poquito que ya no hay más para quemar. Puede parecer contradictorio pero, cuanto menos queda, más bomberos voluntarios se necesitan para controlar porque ya queda tan poco que no podés darte el lujo de perder. Nosotros entonces insistimos en que debe duplicarse la cantidad de bomberos voluntarios, tienen que institucionalizarse las brigadas, todas las brigadas vecinales y se las debe integrar con equipamiento, formación, etc. Después, en lo que hace a la biodiversidad, hay un solo método: dejarlo tranquilo al monte. O sea, que él pueda volver a reconquistar a través de especies pioneras. Hay ciertas especies del monte que van reconquistando ambientes muy inhóspitos como puede ser un lugar quemado o desmontado, se llama eco-sucesión o sucesión ecológica secundaria. Es la única forma, no plantar, porque plantar ayuda, pero la tarea dura, fuerte, la debe hacer la propia biodiversidad que queda. El ambiente nativo debe reconstruir y si queda menos del 3% de ambiente nativo en condiciones buenas de funcionamiento, le pedimos demasiado”.

-¿Crees que este modelo productivo, basado en el monocultivo, en la concentración de la tierra en pocas manos (generalmente en las de estos grupos extractivistas) puede ser compatible con la sostenibilidad?

“No, por supuesto que no. Córdoba ha pasado un límite, eso quiero aclararlo: no es que nosotros estemos a una cierta distancia de algún límite, no. Vivimos en una provincia que no es sustentable, porque las cuencas hídricas están rotas, porque estamos totalmente vulnerables, por ejemplo, al propio cambio climático: en esta zona se registran las tormentas eléctricas más fuertes del mundo y mucha gente no lo sabe. En Córdoba estamos totalmente desprotegidos porque prácticamente ha sido destruida toda la cobertura vegetal, entonces hay vientos muy fuertes y no hay qué atenúe esos vientos, o sea que la situación no es “puede coexistir tal cosa con tal otra”; Córdoba ya pasó, está en una etapa insustentable, y es tanta la codicia, la voracidad, que sectores de la Mesa de Enlace, como sociedades rurales, todos sectores del campo tradicional siguen queriendo tener más, quieren que se bajen montes para aumentar la superficie con el cultivo de transgénicos o ganadería, entonces, no solamente no se están recuperando los lugares destruidos con el  método antes mencionado, sino que quieren destruir más, y el gobernador es una persona tan reducida que le debe parecer bien que todo sea un gigantesco cultivo de maíz transgénico o de vacas. Esa es la parte problemática ¿cómo haces para cambiar cabezas mínimas, cómo haces para que ellos tomen decisiones adecuadas cuando los que más destrozan son los que mejor son recibidos en casa de gobierno? En casa de gobierno no reciben a grupos de campesinos o a gente trabajando para ayudar a recuperar, reciben a la Sociedad Rural”.

-Acá en nuestro país, tanto en Córdoba como en Entre Ríos, en Chaco, en Salta, y demás lugares, se han quemado millones de hectáreas. Es un hecho que viene hace mucho tiempo, que está pasando en muchos países y que se intensifica cada vez más, ¿Qué análisis haces de la situación latinoamericana?

“Creo que tenemos una pandemia viral pero también ambiental, la mayor parte de los países de América Latina la viven, a lo que hay que agregar una pandemia bélica con tantos actos de violencia. Es el lugar del mundo donde más se asesina a líderes ambientales y sociales. Yo mismo he estado en situaciones riesgosas como en Guatemala, entonces ya es una región donde el ambiente va retrocediendo, donde la lucha es muy peligrosa y donde además hemos tenido líderes, como el caso de Bolsonaro en Brasil o el caso de Piñera en Chile, que vienen de sectores conservadores y de derecha que están mucho más cercanos a los sectores de poder, y son muchos de estos sectores poderosos los que más impulsan no solamente cambio de uso del suelo o daño ambiental, sino la persecución de las comunidades indígenas. Afortunadamente hay algunas luces relativas, como el caso de Bolivia que logró revertir el proceso de un golpe de Estado, eso es mucho, pero también es cierto que Evo Morales es un impulsor de la minería de litio, entonces es complicada la situación. El caso de Jair Bolsonaro: en el primer trimestre de este año, en la Amazonía se quemaron y desmontaron 800km² y muchas protecciones sobre las comunidades indígenas las ha reducido. Si fuera por él ya estaría lleno de autopistas y hubiera expulsado ya a las comunidades de sus territorios. El panorama es complejo, no solo en América del Sur, yo trabajé con comunidades de Costa Rica y allí hace un par de años asesinaron a un colega, Sergio Rojas, que estaba recuperando sus tierras ancestrales. En Costa Rica, donde no hay ejército, donde se asume que es un país que protege la naturaleza, y sin embargo asesinaron a Sergio y la investigación quedó en total impunidad. No veo demasiadas luces, agravado por gobiernos de derecha y autoritarios. Por último, creo que cuando pasan estas cosas, el rol de los medios de comunicación es poder ir mostrando que existe un modelo distinto del que a uno le han impuesto en la cabeza. Porque todo el modelo productivo surge de un modelo de cabezas, y el modelo de cabezas general es el que está asociado con esto, y no solamente los sectores económicos concentrados como puede ser el de Grobocopatel acá en Argentina, sino que ya la cabeza de las propias personas está manipulada. Las personas solo quieren ser ricas.  De los sectores más pobres no puedo hacer crítica porque están sobreviviendo, pero el promedio de las sociedades es, en parte, cómplice de lo que está generándose a nivel gubernamental, lo ves en Córdoba, donde hay un sector importantísimo de la sociedad acompañando todos los dislates y desvaríos de Schiaretti. Todos quieren ser más ricos, tener cada vez más, y en eso se ha perdido la ligación con el ambiente. Si la sociedad conoce y quiere proteger, va a ser quien ejerza presión, no va a hacer falta que nosotros presentemos la denuncia al gobernador, eso es muy pobre, muy chiquito; cuanta más gente lo entienda, más gente va a poder actuar".

-------------------

*Foto de Portada: Our Voice

*Foto 2: www.notasperiodismopopular.ar

*Foto 3: www.puntal.com.ar / Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba

*Foto 4: www.revistachacra.com.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO