Miércoles 17 Julio 2024

Se trata del homicidio de Filippo Piccione, asesinado en Vibo Valentia el día de carnaval, por el que son acusados Salvatore y Rosario Lo Bianco


La DDA (Dirección Distrital Antimafia) de Catanzaro solicitó al Tribunal Penal de Catanzaro cadena perpetua para los dos acusados del asesinato de Filippo Piccione, ocurrido el 21 de febrero de 1993 en el centro de Vibo Valentia. Los imputados son Salvatore Lo Bianco, de 51 años, alias "U gniccu", defendido por los abogados Vincenzo Gennaro, Raffaele Manduca y Giuseppe Orecchio, y Rosario Lo Bianco, de 55 años, yerno del fallecido jefe Carmelo Lo Bianco, defendido por el abogado Patrizio Cuppari. Los familiares de la víctima comparecieron como partes civiles con los abogados Francesco Gambardella y Danilo Iannello, quienes concluyeron ayer mientras que el 11 de julio será el turno de la defensa que precederá a la deliberación y a la sentencia. Una acusación, la de la fiscal Verónica Calcagno, que duró aproximadamente dos horas durante las cuales se reconstruyeron las fases de investigación del asunto a partir de la investigación llevada a cabo por los Carabineros del ROS y la unidad de investigación de la Comandancia Provincial de Vibo Valentia, nacida de un extracto del proceso Rinascita-Scott. Piccione, un conocido profesional de la ciudad, fue asesinado cerca de la céntrica Piazza Municipio el día de Carnaval por dos personas con el rostro cubierto por una máscara. Según la fiscalía, el asesinato fue decidido por los líderes de la banda Lo Bianco, activa en la ciudad de Vibo Valentia, que querían vengar la muerte de su pariente Leoluca Lo Bianco, asesinado en la zona rural de Vibo Valentia el 1º de febrero de 1992. Las investigaciones revelaron que los disparos de fusil que causaron la muerte de este último habían sido realizados desde el interior de una propiedad en Piccione. Esta circunstancia, según los investigadores, habría hecho sospechar en el seno de la banda de Lo Bianco la implicación del empresario de Vibo. Una hipótesis también reconstruida a través del examen de las declaraciones de algunos colaboradores de justicia. Una investigación que los Carabineros de la Unidad de Investigación de Vibo y del ROS de Catanzaro, coordinados por la DDA de la capital regional, han retomado recurriendo no sólo a colaboradores de justicia, sino también comprobando las numerosas informaciones de los testigos recogidas en aquel período y en los dos últimos años, reanalizándolos cuidadosamente, logrando así sacar a la luz discrepancias que no se habían advertido en un principio. Piccione, antes de ser asesinado, había informado a lo largo del tiempo, junto con denuncias, a los investigadores de una serie de daños que atribuía a la persona que fue asesinada el año anterior a su muerte y cuya investigación relacionada, hasta cierto punto, no llegó a nada, y fue archivada y reabierta en 2018. En la audiencia de octubre del 2023, el colaborador de justicia Andrea Mantella, acusado de atentar contra la vida del geólogo, habló de este último como una "víctima inocente de la mafia", destacando que no fue él quien mató a Lo Bianco, eliminando así cualquier responsabilidad que tuviera en el inicio de la cadena de acontecimientos que luego conducirían a su muerte.

*Fuente: Ansa
*Foto de Portada: © Imagoeconomica