Miércoles 17 Julio 2024

Disponible en quioscos y online a partir del 21 de junio en la Gazzetta dello Sport y en el Corriere della Sera

 

"En la historia de las masacres hay 15 muertes extrañas, entre asesinatos y suicidios. Muertes como la de Gioè, fueron una lectio magistralis, una extraordinaria demostración de poder que cerró y tapó la boca de la gente".

Este es el contexto en el que el ex fiscal general de Palermo, Roberto Scarpinato, sitúa la muerte del jefe de Altofonte, Antonino Gioè.

Fue encontrado ahorcado, en la celda donde cumplía su reclusión en la prisión de Rebibbia, la noche del 28 al 29 de julio de 1993. No es una fecha cualquiera. La víspera habían explotado las bombas de las masacres de Milán y Roma.

Gracias al descubrimiento de cordones de zapatos alrededor de su cuello, las investigaciones oficiales se apresuraron a calificar el hecho de suicidio.

Pero hay demasiadas anomalías en el caso. Las marcas en el cuello; los hematomas en el cuerpo; el descubrimiento, sobre la mesa, de una carta que plantea interrogantes.

Gioè fue uno de los autores de la masacre de Capaci. Los arrepentidos siempre lo han señalado como figura de enlace con los servicios secretos.

Durante años se pensó que detrás del motivo por el que Gioè había decidido quitarse la vida estaban los ríos de palabras dichas cuando aún estaba libre y, sin saberlo, fue interceptado por agentes de la DIA (Dirección de Investigaciones Antimafia) que le seguían la pista.gioe2

Pero hoy nuevos elementos llevan a conclusiones muy diferentes y cada vez es más evidente la posibilidad de que el propio Gioè haya empezado, o haya querido empezar, a colaborar con la justicia.

Un paso que, en ese preciso momento histórico, en el que se estaban llevando a cabo las investigaciones sobre las masacres de Capaci y Via d'Amelio, podría haber marcado un punto de inflexión muy importante no sólo en la identificación de las responsabilidades mafiosas, sino también y sobre todo, al dar rostro a los llamados "autores intelectuales" o "socios" externos.

La fiscalía nacional Antimafia ha vuelto a ocuparse, con un grupo específico, de todas las masacres y delitos relevantes. Y en el 2022 la fiscalía de Roma reabrió el expediente. Hoy está claro para todos que había mucho más detrás de aquella muerte.

El jefe de redacción de ANTIMAFIADuemila, Aaron Pettinari, autor del libro Aquel terrible '92 - 25 voces para contar el año en el que cambió la historia, tras la publicación del número dedicado al proceso 'Ndrangheta Stragista, vuelve a quioscos, en la serie "Mafie", con El misterio del caso Gioè, disponible a partir del 21 de junio en la Gazzetta dello Sport y el Corriere della Sera.

*Foto de Portada: Diseño gráfico de Paolo Bassani