Miércoles 17 Julio 2024

La entrevista del exmagistrado concedida al Corriere Irpinia

La reforma de la justicia es "catastrófica, tiende a reducir el papel del propio poder judicial, que hoy no es el de Falcone y Borsellino, pero que en cualquier caso debe ser defendido, en particular en su autonomía e independencia. Y esto ciertamente no se hace con la separación de carreras. Esta es una forma de someter a los fiscales al poder político".

Así comentó el exmagistrado y hoy abogado Antonio Ingroia las reformas gubernamentales en materia de justicia y del sistema judicial en una entrevista concedida al corriereirpinia.it.

Para Ingroia, la política está lejos de acercarse a los "modelos virtuosos" que "nos dejaron aquellos magistrados asesinados": Giovanni Falcone y Paolo Borsellino eran modelos de "intransigencia" pero en lugar de seguirlos "la Italia de hoy es complaciente con la corrupción, la mafia y los políticos corruptos que han sido condenados por crímenes mafiosos y han vuelto a la política y que, por ejemplo, fueron decisivos en la elección del presidente de la Región y del alcalde de Palermo. Significa que la mafia vuelve a ser fuerte y falta, como dije, la intransigencia que tenían mis maestros".

Ciertamente se han logrado avances en la lucha contra la mafia militar: "Se ha reducido su tamaño, por lo que ya no hay asesinatos ni masacres", afirmó, pero la "mafia financiera que se infiltra en la política" gracias a los funcionarios insospechados "de cuello blanco" resiste; son ellos quienes crean los vínculos entre el crimen organizado y el "negocio de la basura, los casinos, los juegos en línea, la trata de personas. Para la mafia, cualquier sector se vuelve atractivo y no hay gran sensibilidad para entender lo que constituye, siendo uno de los problemas más importantes del país".

*Fuente: corriereirpinia.it

*Foto © Imagoeconomica