Viernes 12 Julio 2024

Más de 40 condenas por mafia se han vuelto irrevocables: esto es lo que afirmó el Tribunal de Casación sobre el proceso resultante de la investigación denominada "Stige", llevada a cabo por la Dirección Distrital Antimafia de Catanzaro y que en enero del 2018 había desembocado en centenares de detenciones. Una investigación que arrojó luz sobre los tentáculos de la poderosa banda Farao Marincola de Cirò, en la zona de Crotone, que controlaba estrictamente la política y los negocios en la zona, pero también en el norte de Italia y en algunos países europeos como Alemania. Los jueces declararon inadmisibles 47 recursos contra la sentencia de apelación de septiembre del 2021, presentada por la defensa, pero también por la fiscalía general de Catanzaro. De tal forma, fueron confirmadas todas las condenas por asociación mafiosa que habían sido impuestas en la segunda instancia. Para 17 acusados se ordenó un nuevo juicio de apelación, pero sólo para algunos delitos menores. A excepción de Cataldo Marincola, uno de los líderes históricos del clan de Cirò, quien, absuelto en apelación del cargo de asociación mafiosa, deberá ser juzgado nuevamente por el delito previsto en el artículo 416 bis. El ex alcalde de Cirò Marina, Roberto Siciliani, fue condenado a 8 años de prisión, y Franco Gigliotti, empresario de Parma de origen crucolese, considerado el financista de la banda, también fue condenado a 8 años. Las condenas de 20 años de prisión impuestas a los dirigentes de la asociación mafiosa, Salvatore Morrone, Vittorio Farao y Giuseppe Sestito se volvieron irrevocables.

*Fuente: Agi

*Foto de Portada: © Imagoeconomica