Miércoles 17 Julio 2024

"Ni siquiera hoy estamos satisfechos. No nos conformamos. Porque de los documentos de los procesos han surgido líneas de investigación interminables que ponen en tela de juicio a los aparatos desviados del Estado, de las instituciones, de las fuerzas policiales, de la masonería, que sin embargo no tienen nombres ni apellidos". Así se expresó, en tono combativo, Saverio Lodato durante la conferencia "Memoria y búsqueda de la verdad más allá del 'golpe de olvido", celebrada en Florencia con motivo del 31º aniversario de la masacre de Via dei Georgofili, al hablar de la deriva oscurantista de la Italia de los últimos años por las masacres mafiosas y los crímenes excelentes. Una deriva favorecida por sentencias "ilógicas, ilegítimas e incompletas", en palabras del abogado Danilo Ammannato, uno de los oradores de la velada, como la sentencia de la Casación dictada en el proceso de la Tratativa Estado-mafia. Tema que Saverio Lodato abordó junto con el magistrado Nino Di Matteo (también presente en el evento) en el libro "Il Colpo di Spugna" (publicado por la editorial Fuoriscena), presentado en un Salone del Cinquecento muy concurrido.

lodato2

El periodista y escritor y el actual fiscal adjunto nacional antimafia, han escrito otros dos libros antes de este. "El primer libro fue 'El pacto sucio' y hace referencia a la primera sentencia de Palermo con penas muy duras para los carabineros acusados", recordó Lodato al público. "Luego los carabineros fueron absueltos en segunda instancia y escribimos un segundo libro que da cuenta a los lectores de lo que pasó después y se llama 'El negocio sucio y el silencio'". Luego, vino el tercero, "El golpe de olvido", que examina en particular la sentencia del Tribunal Supremo que absuelve a todos los acusados políticos (Marcello Dell'Utri, ex senador de Forza Italia) y a los carabineros (los altos oficiales del ROS Mario Mori, Giuseppe De Donno y Antonio Subranni) por "no haber cometido el hecho" (en la práctica, por no haber tratado con Cosa Nostra cediendo a su chantaje). "Escribimos este libro porque estamos convencidos de que los ciudadanos deben tener la oportunidad de leer y aprender, independientemente del silencio de la prensa nacional sobre estos temas".

La prensa nacional, que, denunció Lodato, "en el proceso de la Tratativa Estado-mafia envió a sus corresponsales a Palermo sólo un par de veces: el día de apertura y el día de clausura del proceso. Porque había que transmitir la idea que este proceso sobre la Tratativa no se iba a sostener, porque el Estado había derrotado a la mafia, porque el Estado había detenido a Riina, Provenzano, Brusca, etc. Con eso teníamos que considerarnos satisfechos".

Según el autor del libro, "podríamos recorrer desde la jornada siguiente al día de la liberación hasta hoy, para presenciar una serie interminable de masacres, de crímenes, de mafia, de terrorismo rojo y negro, de matanzas excelentes con la eliminación de magistrados, policías, carabineros, financieros, hombres del mundo bancario y periodístas. Una historia ininterrumpida". "Nadie tiene el deber de olvidar y todos tenemos derecho a recordar", afirmó Lodato, parafraseando una frase del escritor estadounidense George Steinbeck contenida en su último libro Cincuenta años de mafia (BUR Rizzoli).

lodato3

Pero recordar es un esfuerzo que no siempre es homogéneo. Hay quienes recuerdan releyendo ciertos hechos con una mirada objetiva, con la relectura técnica de sentencias definitivas, como en el caso de las masacres y la Tratativa Estado-mafia. Y hay quien hace otro tipo de relecturas, mucho menos indigestas. Como en el caso de la masacre de Bolonia y las palabras de la primera ministra, Giorgia Meloni, quien en el programa Report y en referencia a dicha masacre, dijo frases que Lodato recordó al público presente. "Nuestra primera ministra, Giorgia Meloni, declaró: '¿Y si el Tribunal Supremo se hubiera equivocado en la sentencia de la masacre de Bolonia? ¿Y si hubiera otra verdad?'". "Nosotros -fue la respuesta de Lodato- tenemos derecho a preguntarnos si el Tribunal de Casación se equivocó en el caso de la Tratativa Estado-mafia. Una primera ministra no puede preguntar eso sobre una sentencia final que no le gusta porque en esa sentencia se condenó a subversivos negros". Siguiendo con el tema de las masacres mafiosas, las negociaciones y las investigaciones de los fiscales, Saverio Lodato recordó algunas declaraciones de la actual clase política "que dejan sin palabras".

lodato4

"Algunos -comentó Lodato- tienen el deber de abstenerse en este asunto. Un ministro de Defensa como Crosetto tiene el deber de abstenerse, ya que intervino con todas sus fuerzas para defender al general Mori cuando fue acusado de otros delitos, no de aquellos por los que ya había sido juzgado; debería haberse abstenido de intervenir Mantovano, el secretario de la Presidencia del Consejo de ministros; el senador Gasparri debería haberse abstenido y en cambio se ha convertido en una especie de ventrílocuo de todos aquellos que en Italia hablan mal de los magistrados y, sobre todo, de quienes cumplen con su deber". Nosotros, reiteró Lodato sobre el tema, "tenemos derecho a recordar, tenemos derecho a comentar las sentencias, incluso las de Casación, aunque deban ser respetadas".

El discurso de Saverio Lodato concluyó con la famosa entrevista que le concedió Giovanni Falcone en 1989, veinte días después del atentado con el que se pretendía eliminar al magistrado y que se llevó a cabo (afortunadamente sin éxito) en su villa frente al mar de Addaura. En aquella ocasión, Giovanni Falcone "habló por primera vez de la presencia de 'mentes muy refinadas'" detrás del fallido ataque.

lodato5

Luego el periodista recordó a los presentes lo que le había confiado el magistrado. "Falcone -recordó Lodato- ante mi pregunta sobre quiénes eran estas mentes tan refinadas, me dijo algo que ahora está claro: 'hay fuerzas ajenas a Cosa Nostra que la dirigen, está dirigida desde fuera, sabemos que el brazo militar existe, pero este brazo militar ha operado a lo largo de los años para realizar todos los trabajos sucios que el Estado italiano, o parte del Estado italiano, no podía realizar porque se habría expuesto excesivamente'".

Desde aquella entrevista, concluyó Saverio Lodato, "han pasado 35 años. Las 'mentes muy refinadas' nunca fueron encontradas en Italia, en todos los procesos de los que estamos hablando no se ve a un solo representante de las 'mentes muy refinadas' que esté incluido en los mismos. Por eso la historia continúa y seguirá adelante".

"Y avanzaremos -afirmó el orador- con la esperanza de que nuestro derecho a recordar se convierta cada vez más en el derecho de una mayoría de italianos que tal vez, a estas alturas, podrían pensar que, siendo historias muy antiguas, sería mejor olvidar".

*Fotos de Portada y restantes: © Paolo Bassani/Davide de Bari