Martes 16 Abril 2024

En el programa Mezz'ora in più (Media hora más) –conducido por Lucia Annunziata– el exfiscal nacional antimafia y expresidente del Senado, Pietro Grasso, se solidarizó con los eventos que tuvieron lugar en el Árbol de Falcone, en Palermo, el 23 de mayo y en el que estudiantes, jóvenes, ciudadanos y militantes de diversas realidades fueron cargados por la policía.

"Durante la conmemoración frente al árbol de Falcone, ocurrieron algunos hechos que me inquietaron, porque a nadie se le puede impedir que llegue al árbol de Falcone; estaban algunos estudiantes que había conocido el día anterior en la Universidad de Palermo en seminarios que estoy haciendo. Esos estudiantes fueron bloqueados y frenados. Quiero hacer sentir toda mi solidaridad, porque Falcone no puede dividir, debe unir" incluso a quienes "quieren manifestar su disociación respecto de ciertas personas", dijo.

"No podía faltar a ese palco porque llevo treinta años yendo allí", añadió.

Este episodio nos dice "que no se debe impedir que la disidencia se manifieste en nuestro país. Así que me solidarizo no solo con los agentes que resultaron heridos sino también con los jóvenes que intentaron llegar hasta el árbol".

Las palabras de Grasso se produjeron tras el pedido de numerosas voces, entre ellas la carta de la activista, Marta Capaccioni, y de nuestro director, Giorgio Bongiovanni, publicada en ANTIMAFIADuemila, quien en varias ocasiones le pidió que expresara su posición sobre los hechos ocurridos.

El derecho a manifestar el disenso, siempre y únicamente de manera pacífica, es un pilar de la democracia, además de ser un derecho protegido constitucionalmente (artículos 21 y 17); y por eso no se puede permanecer neutral ante una violación tan evidente.

Recordemos también que, durante los enfrentamientos, los heridos no fueron solo policías: ciudadanos, estudiantes y otros manifestantes –que llegaron incluso desde el norte de Italia para participar en la marcha– sufrieron contusiones, fracturas y otros daños a causa de las palizas policiales.

Quisiéramos reiterar que las fuerzas del orden serán siempre profundamente estimadas por los sacrificios que de ellas se exigen y por el servicio que día a día hacen por el pueblo; sin embargo, si alguien que viste uniforme se comporta como un "fascista" y ejecuta órdenes autoritarias, antidemocráticas, que lesionan a personas indefensas, debe ser denunciado, no solo por quienes han sufrido la violencia, sino también por las figuras públicas. Maria Falcone, hermana del juez Falcone, concedió una entrevista a Salvo Palazzolo de La Repubblica en la que comentó los hechos sucedidos: "Soy de la opinión de que se debe garantizar a todos la posibilidad de manifestarse, con las debidas reglas. Respecto a lo sucedido solo lo supe al final del acto, desde el escenario no me di cuenta de nada, a mi parecer hubo un corto circuito que dio origen al problema, quizá en la transmisión de órdenes de los superiores a los policías en el campo. No me siento capaz de emitir un juicio".

Foto: Deb Photo