Martes 16 Abril 2024

Por un lado, un mundo en guerra y que va a la deriva hacia el desastre nuclear. Por el otro, la batalla contra la mafia, que no está ganada. Estos dos temas estuvieron en el centro del discurso del director Giorgio Bongiovanni, quien habló ayer por la noche a través de una intervención en video realizada para el evento "El arte es paz. La guerra es cosa de ustedes. Mafia y bombas en los umbrales de un nuevo conflicto mundial".

El evento que se celebró en la Piazza Duomo, en Milán, fue organizado en colaboración por Funima International Onlus y ANTIMAFIADuemila, en particular para reafirmar con firmeza el "No" a la mafia y a la guerra y, sobre todo, para pedir a nuestros gobernantes el cese inmediato de envíos de armas que aumentan el riesgo de prolongar un conflicto sin medida.

Pero, ahora más que nunca, es necesario reflexionar sobre lo que es hoy la lucha contra la mafia y las trampas de este tiempo en que, en el debate social y político, entre reformas de la justicia e intervenciones legislativas, se ponen en tela de juicio normas fundamentales como el 41 bis, la cadena perpetua obstativa y otras.

"Mateo Messina Denaro fue arrestado, sin duda es una gran victoria para el Estado que puso fin a una fuga de treinta años -recordó Bongiovanni a todos- pero debemos mantener la guardia alta porque la mafia no se ha terminado y de ninguna manera fue derrotada". El director destacó luego algunos puntos oscuros que atañen a los diez años de fuga del jefe de Castelvetrano, recordando las palabras de la exmagistrada Teresa Principato, quien durante años se dedicó a investigarlo, y que en los últimos años dijo "que sus investigaciones fueron detenidas. Ella había encontrado evidencia real de que este jefe era encubierto por altos niveles de la masonería, así como por funcionarios estatales, incluidos los servicios secretos. Entonces, estos agujeros negros nos hacen entender no solo que Messina Denaro es un jefe de muy alto calibre, sino que es también el depósito de secretos indecibles". Los secretos de las masacres.

Y luego agregó: "Su arresto es una gran victoria, pero abre nuevos escenarios. ¿Qué está haciendo la mafia hoy? ¿Qué le pide la mafia al Estado-mafia? La mafia quiere respuestas. Las quiere de Marcello Dell'Utri, el nexo entre Cosa Nostra y Silvio Berlusconi, que hoy está en el gobierno. Quiere que se cumplan las promesas. Entonces hay un nuevo diálogo, una nueva discusión entre Cosa Nostra, las cárceles y el crimen organizado en general".

Y he aquí el peligro que corremos en este preciso momento: "Ciertamente, lo que quiere Cosa Nostra es la discusión sobre la cadena perpetua obstativa y la derogación del 41bis. Estaba escrito en el famoso papel de Riina. Y lo leemos en los mensajes de los diversos Baiardo y Graviano, que quieren, al menos, la abolición del 41bis. ¿Qué significaría eso? La salida de prisión de Giuseppe Graviano, su hermano Filippo, Pietro Aglieri, Nino Madonia, Nitto Santapaola y Aldo Ercolano. Personajes de increíble ferocidad. Se reconstruiría en Palermo, sólo con estas personas, la famosa cúpula. Y son personas han demostrado que su diálogo con el Estado se da a través de las bombas".

Luego concluyó: "¿El gobierno de Meloni quiere esto? ¿El pueblo italiano quiere esto? Nosotros no lo queremos. Queremos que el 41bis permanezca allí, quieto y decidido, de lo contrario el Estado se encontraría de rodillas en una situación igual o peor que la del tiempo de las matanzas".

Basta de armas

Otro tema fue el relativo a la geopolítica mundial y al conflicto ruso-ucraniano. Un año después del inicio de la guerra, la situación es cada vez más catastrófica y queda claro que hay un invasor, la Rusia de Putin, y un país invadido, Ucrania. Sin embargo, reiteró Bongiovanni, es necesario "analizar por qué Rusia invadió Ucrania". "Hay dos respuestas a esta pregunta: una porque Putin es un tirano, la otra es porque Rusia ha sido fuertemente provocada por una amenaza militar e incluso nuclear muy peligrosa. Una amenaza planteada por la coalición liderada por la OTAN, encabezada por los Estados Unidos, que dispone de numerosas ojivas nucleares, por lo que Rusia se sintió amenazada por la OTAN, que a su vez traicionó la promesa hecha tras la caída del Muro de Berlín, en la que decía que nunca se expandiría hacia el Este".

La OTAN, en cambio, ha llegado casi hasta las fronteras de Rusia.

"Si hubiera pasado lo contrario, es decir, si Rusia hubiera puesto bases estratégicas y arsenales nucleares en las fronteras de México, en Ciudad Juárez, ¿Estados Unidos no hubiera hecho nada? -preguntó Bongiovanni-. Conociendo la historia política de Estados Unidos, si Rusia solo hubiera pensado en instalar bases en México, Estados Unidos hubiera invadido México al instante y lo hubiera anexado a su territorio para evitar el intento ruso, esa es la realidad de los hechos, esperemos que pueda haber una negociación de paz". Finalmente, para concluir, dijo: "El envío continuo de armas producirá aún más muertes en territorio ucraniano, por lo que no estamos de acuerdo. Proponemos una negociación de paz entre Rusia y Ucrania y la mediación, si se desea, de la propia Italia o de una nación autorizada. El Papa hace el mismo llamamiento. Si continúa el envío de armas, la situación sin duda provocará la tercera guerra mundial, que será nuclear. No queremos que eso suceda".

Foto: Antimafia Duemila