Miércoles 17 Abril 2024

Entre los diez que votaron en contra estuvieron Di Matteo, Ardita, Donati y Miccichè

Por Giorgio Bongiovanni y Luca Grossi-8 de diciembre de 2022

El Consejo Superior de la Magistratura (CSM) volvió a designar a Cesare Sirignano, magistrado ahora en servicio en la fiscalía de Nápoles Norte, como fiscal adjunto de la Dirección Nacional Antimafia y Antiterrorismo (DNA). La decisión dividió al pleno, de hecho, la resolución fue aprobada con un margen de votos muy estrecho: doce consejeros votaron a favor de Sirignano, incluidos Concetta Grillo, Emanuele Basile e Ilaria Pepe. En cambio, diez votos, incluidos los de los consejeros togados Nino Di Matteo, Loredana Miccichè y el laico Filippo Donati, fueron para Paolo Itri, actual fiscal de la fiscalía nacional Antimafia. Recordamos que Sirignano había sido transferido de la DNA por incompatibilidad funcional y ambiental en mayo del 2020.

La "relación de confianza entre el Dr. Sirignano y sus colegas en la oficina, o una parte significativa de ellos, se ha deteriorado irremediablemente", se dijo en la resolución aprobada, en la cual actuó como relator el consejero togado de área Giovanni Zaccaro. Un deterioro "atribuible a la conducta voluntaria de Sirignano, aunque no directamente clasificable como un hecho de trascendencia disciplinaria". En conversaciones con Luca Palamara, Sirignano "no se limitó a compartir críticas, a veces bastante duras, hacia tal o cual colega de su oficina, sino que insertó estas críticas en un 'esquema de trabajo', es decir, en un diseño destinado a 'poner a los peones en los lugares adecuados' para condicionar los arreglos en el despacho".

En las intercepciones del chat entre Palamara y Sirignano hubo fuertes consideraciones sobre Nino Di Matteo, en ese momento fiscal nacional Antimafia sustituto, pero también sobre Federico Cafiero de Raho y el nacimiento del grupo que debe investigar a los autores intelectuales externo de las masacres. En una conversación del 7 de mayo del 2019, ante las críticas de Palamara a la decisión del fiscal Cafiero de Raho de 'incluir a Di Matteo en el grupo', es decir, en el grupo para investigar las masacres, Sirignano soltó: "Es que lo trajiste como si fuera el Padre Eterno en la cruz, y es un idiota". Y al mismo tiempo agregó: "Tenemos que hablar con Federico".

En vista de esto, el CSM había decidido trasladar a Cesare Sirignano.

Ayer, de manera totalmente opuesta, el pleno votó por su regreso, aunque, explicó el Palacio de los Mariscales, no será inmediato: regresará solo en el caso de que la justicia administrativa anule su traslado oficial. De hecho, la modificación de la resolución dice: "Es necesario reconocer que esta resolución fue adoptada en sustitución de la cancelada el 3 de junio del 2015 (por el Consejo de Estado, ndr), y que por tanto no produce efectos respecto a las disposiciones posteriormente adoptadas, y en particular a la resolución del Consejo Superior de 21 de mayo de 2020 por la que se formalizó el traslado del Dr. Sirignano y la posterior resolución de 15 de julio de 2020 con la que el Dr. Sirignano fue destinado a la Fiscalía de Nápoles Norte con la función de sustituto".

La figura, contenida en la resolución, fue luego retomada por el consejero del CSM, Nino Di Matteo: "El posible nombramiento del Dr. Sirignano -dijo-  no produciría efectos y, por lo tanto, en mi opinión causaría un rechazo irrazonable e injustificado del colega Itri. Es decir, sería un rechazo más a las aspiraciones y la profesionalidad de un colega que, en mi opinión, no merece ese rechazo, el Dr. Paolo Itri".

De hecho, el CSM prefirió esencialmente votar una resolución que es "ineficaz, en lugar de valorar los justos méritos y la gran experiencia del Dr. Itri".

La decisión del órgano de autogobierno se agrava aún más al no haberse tenido en cuenta los diálogos entre Palamara y Sirignano. "Independientemente de cómo termine el procedimiento administrativo, que se refiere al deslustre y el alcance del deslustre de la imagen de imparcialidad y de independencia del magistrado en relación con un rol específico, sin embargo, no debemos olvidar otro hecho como fue contactar al doctor Palamara para regular algunas estructuras dentro de la fiscalía nacional antimafia, de acuerdo con las dinámicas asociativas", dijo Di Matteo.

Luego intervino el consejero togado Sebastiano Ardita, que subrayó la posición "diametralmente opuesta" del CSM con respecto a la decisión tomada en el 2020: "Hay un cambio estructural en las elecciones que se han hecho". Este cambio "debe tener una explicación porque este es un órgano que tiene también una responsabilidad política y de gestión".

"Este consejo -prosiguió- ha decidido revertir la realidad, revertirse a sí mismo. Aquí estamos tratando de retrotraer algo porque obviamente algo ha cambiado. Porque evidentemente no hay coherencia. No hay ni un ápice de coherencia en las decisiones de este consejo -reiteró- y esta es una prueba más de lo que, lamentablemente, nos ha tocado ver en los últimos meses".

"Me gustaría entender bien lo que pasó -reiteró el consejero togado- me parece correcto y coherente seguir expresando votos que tengan un sentido, que miren a la realidad concreta, y en este caso que nos hagan cumplir lo que es una indicación que viene del Consejo de Estado que anuló nuestra medida de forma bastante tajante. Esta es la única posibilidad para interpretar el voto que tendré que emitir".

Queremos aclarar que ANTIMAFIADuemila no tiene nada personal contra el Doctor Sirignano.

Llama la atención la constante falta de coherencia de este CSM, a pesar de las reiteradas intervenciones, las batallas y el trabajo de Nino Di Matteo y Sebastiano Ardita y otros consejeros togados y laicos, que tratan de defender los principios de verdad y justicia.

Lo que se espera, sobre todo, es que el CSM sea verdaderamente el "garante" de la autonomía y de la independencia de la magistratura.

Pero, con esta decisión, el Palacio de los Mariscales ha vuelto a mostrarse como lo que es: la sede de un sanedrín farisaico con pocas y encomiables excepciones.

¿Podrá el nuevo Consejo Superior de la Magistratura capitalizar todos los graves errores cometidos en mandatos anteriores y cumplir su rol con plena autonomía, independencia y coherencia?

Lamentablemente, y esto es un dato de hecho, las señales no son positivas.

A continuación, volvemos a publicar una carta que nos envió el Dr. Cesare Sirignano y el artículo de respuesta del director de ANTIMAFIADuemila.

Las incoherencias del pleno del CSM 2

Los chats con Palamara y los artículos de ANTIMAFIA Duemila, carta a Giorgio Bongiovanni

por Cesare Sirignano

A la cortés atención de ANTIMAFIADuemila

Estimado director:

Después de leer durante meses noticias infundadas en algunos periódicos, decidí escribir esta carta al diario que usted dirige por haber apreciado siempre el compromiso, la pasión y el coraje demostrados en el tratamiento de temas especialmente delicados y, sobre todo, por la cercanía asegurada a los magistrados y en general a quienes con sacrificios, abnegación y profesionalismo se han opuesto a las mafias y a las diversas formas de manifestación del crimen.

A lo largo de mi carrera nunca he necesitado el apoyo de la prensa, y ni siquiera en estos momentos de gran dificultad he pedido apoyo ni he hecho ninguna otra solicitud.

Aunque no he embellecido mi compromiso con procesos como el de la tratativa, creo, pero podría estar equivocado, haber trabajado durante 26 años, siempre con independencia e imparcialidad, con grandes sacrificios personales y familiares, instruyendo y siguiendo en el debate a cientos de juicios, incluyendo tres maxi procesos de unos 100 imputados cada uno, obteniendo decenas y decenas de cadenas perpetuas, captura de decenas de prófugos, redactando cientos de medidas cautelares relativas a decenas de organizaciones criminales, llevando a cabo 600 y más interrogatorios de colaboradores de justicia, y todo esto siempre y solo para ayudar a combatir eficazmente a las mafias.

Por este motivo, sólo remotamente puede usted imaginar lo que han significado para mí las acusaciones y reconstrucciones infundadas sobre las que, sin embargo, conservando la fe en las instituciones, estoy seguro de que serán aclaradas en las diversas sedes.

Con esta carta, por tanto, solo pretendo expresarle mi profunda amargura derivada de la observación de que, a pesar de que en el pleno del 20 de mayo del 2020 se aportaron los elementos para refutar todos los argumentos, también su diario sigue proporcionando una versión diferente de la que se desprende de los documentos en poder del CSM.

Es por eso que, seguro de su buena fe, le ofrezco los mismos elementos sobre los que podrá usted realizar libremente sus evaluaciones.

Dicho esto, como usted podrá fácilmente comprobar, con la simple lectura de los mensajes de WhatsApp y la conversación del 7 de mayo de 2019 con el Dr. Palamara, todos ya en posesión del CSM, emerge claramente que, en el intercambio de puntos de vista con el Dr. Palamara, manifesté mi apoyo al establecimiento del grupo masacres en la DNA, por dos días consecutivos (6 y 7 de mayo del 2019) y que, el 7 de mayo del 2019, rechacé los argumentos críticos del Dr. Palamara sobre la presencia del Dr. Di Matteo en el grupo.

Los mensajes de WhatsApp del 6 de mayo de 2019

Y ahora comencemos con los mensajes.

Palamara: Este grupo para investigar las masacres del que todo el mundo habla. ¿Era necesario?

Sirignano: Sí, pero no es para investigar las masacres. Es para verificar si hay vínculos entre las investigaciones que podrían haberse escapado. O no adquirido.

Palamara: Te digo que no es un buen movimiento.

Sirignano: Luca, pero no entendiste que Federico representa nuestra fuerza. Y debe representar.

Palamara: Lo sé. Pero no debe equivocar el movimiento.

Sirignano: Solo captas un aspecto que también me hizo reflexionar. Pero no sabes que en este momento Lo Voi le dijo a Del Bene que no tiene intención de darle información en general sobre los procesos. Y lo puso en una situación difícil.

No podrían siquiera comentarse los mensajes, ya que son elocuentes en su contenido. Ante las incertidumbres del Dr. Palamara acerca de la necesidad de constituir el grupo masacres, que extendió a muchos otros ("todo el mundo habla de eso"), le respondí en orden: que era necesario que se constituya el grupo de masacres, que no era un grupo para investigar las masacres (ya que la DNA no tiene funciones investigativas sino de mera coordinación e impulso) que el Fiscal de Palermo, Lo Voi, no había querido proporcionar a su colega Del Bene, magistrado de la DNA adscrito a la Fiscalía de Palermo, información sobre el proceso en general (privándolo así de la posibilidad de realizar el trabajo de coordinación para el cual existe la DNA), que el fiscal Cafiero representaba la fuerza (un recurso) para ayudar a que la DNA sea una oficina central que garantice una coordinación total.

Algunos comentarios, incluso contenidos en artículos online de su periódico, obviamente no captan el significado de estos mensajes, afirmando que "las palabras no se refieren a la lucha contra la mafia".

Las incoherencias del pleno del CSM 3

No entiendo el significado de estas afirmaciones, lo cual podría ser a causa de mis limitaciones, pero leyendo los mensajes una cosa es cierta: creía que la constitución del grupo masacres era una solución para mejorar y hacer aún más efectiva la función de coordinación e impulso de la DNA, fundamentando mi opinión en las disfunciones y críticas constatadas en el ejercicio de las actividades propias de la oficina de la que fui alejado.

En este punto habría mucho más para decir, pero este no es el momento adecuado. Sin embargo, bastaría con preguntarle a los colegas de la DNA cuántos problemas tiene la oficina, concebida por el Dr. Falcone como instrumento esencial para la circulación de información y para la eficacia de la acción de lucha contra la mafia, que se encuentra y se ha encontrado siempre, al margen de las declaraciones de estilo, en el ejercicio de actividades de coordinación e impulso que le son propias.

En este escenario, la conformación de los grupos representó una señal en el sentido de la necesidad de coordinación sobre hechos delictivos de extraordinaria importancia para el país y el Dr. Cafiero estuvo de acuerdo con lograr este objetivo.

De modo que de estos mensajes se desprende claramente que lejos de compartir o respaldar los argumentos críticos del Dr. Palamara, incluso contra el fiscal nacional Antimafia Cafiero, sobre las cuales, sin embargo, no pretendo expresar valoración alguna por ser manifestaciones legítimas del pensamiento, no solo las refuté, sino que también le proporcioné los elementos técnicos para entender las razones de la formación de los grupos.

Además, como surge claramente, no se hizo ninguna referencia al Dr. Di Matteo en el transcurso de los mensajes informados.

La conversación del 7 de mayo del 2019

Al día siguiente, 7 de mayo del 2019, el Dr. Palamara introdujo nuevamente y de manera completamente extemporánea el argumento relativo a la constitución del grupo masacres, precisando también el motivo por el cual había expresado sus perplejidades el día anterior.

El fiscal nacional Antimafia no debería haber formado el grupo y no debería haber incluido al Dr. Di Matteo haciendo referencia a la tratativa (esta frase "la de la tratativa" no fue transcripta por el GICO).

Como se desprende claramente de la conversación, no solo le reiteré al Dr. Palamara, quien aún criticaba al FNA, que el grupo se había hecho para verificar si había puntos a seguir (es decir, hilos de investigación) como ya lo había hecho el día anterior con los mensajes de WhatsApp, pero le respondí, molesto por volver al mismo tema del día anterior, con la elocuente expresión "entonces... pero yo... pero no seas idiota con este tema... (frase, esta también, no transcrita por el GICO).

Aquí está la parte de la transcripción de la conversación:

-Palamara: ...sí, pero igual Federico no debe hacer el grupo, el de la tratativa, con Nino Di Matteo dentro, Cesare...

-Sirignano: entonces... pero yo... pero no seas idiota con este tema...

-Palamara: eh lo sé.

Sirignano: ...ya está hecho... hecho simplemente para comprobar si hay puntos a seguir...

Y, de hecho, tras dejar en claro que ya no quería hablar del asunto, el Dr. Palamara se sobrepuso e introdujo otro tema.

Pero el dato más desalentador se refiere al juicio negativo sobre el colega Di Matteo que se habría formulado durante la entrevista con el Dr. Palamara.

En la transcripción realizada por el GICO, en realidad no hay ilación entre la parte relativa a la ubicación del Dr. Di Matteo en el grupo de la tratativa y la frase "es medio tonto" colocada después de la introducción de otra queja del Dr. Palamara, esta vez se referida a la colega Barbara Sargenti.

La transcripción de la conversación, una vez recibido el archivo de audio solicitado en vano durante la averiguación previa en la Primera Comisión, también permite aclarar el punto pues se desprende que la sentencia no se refiere al Dr. Di Matteo, como siempre sostuve en todas las sedes.

Sin embargo, me gustaría señalar que, tras la publicación del artículo de "La Verità" del 5 de julio del 2019, habiendo reconocido la conversación que, aunque con muchas partes omitidas e incomprensibles, me atribuía el comentario negativo hacia mi colega, me dirigí inmediatamente a él diciéndole que no recordaba aquella conversación y que, aunque hubiera dicho esa frase no era para ofenderlo sino solo para cerrar el tema con el Dr. Palamara, lo que realmente sucedió. En cualquier caso, tras haberle pedido disculpas con las aclaraciones antes mencionadas, las relaciones con el Dr. Di Matteo continuaron como antes, tanto que fuimos a almorzar juntos hasta su elección al CSM en octubre del 2019.

Siempre he respetado al Dr. Di Matteo y en más de una ocasión le expresé mi agradecimiento por el coraje y la capacidad de trabajo demostradas a lo largo de los años, recibiendo de mi colega las mismas consideraciones de agradecimiento hacia mí por el trabajo realizado en la DDA de Nápoles.

Por lo tanto, no había ni hubo jamás ningún intercambio con el Dr. Palamara, ni respaldo a sus consideraciones críticas en relación con el asunto relativo al cargo del Dr. Di Matteo en el grupo de masacres el que, por otro lado, consideré favorablemente, superando también las críticas dirigidas al Fiscal Cafiero por la formación de los grupos y las perplejidades surgidas en la oficina.

La situación relativa a la inclusión del Dr. Di Matteo, sin embargo, también por la incorrecta transcripción y consiguiente interpretación de las conversaciones, a pesar de los mensajes de Whatsapp con un significado inequívoco en favor del grupo masacres y del Dr. Di Matteo, ha vuelto a ser nuevamente tema de discusión conectado al Dr. Palamara y al Dr. Cafiero, una vez hechos públicos los mensajes con los que el Dr. Palamara comentaba la expulsión del Dr. Di Matteo del grupo a raíz de una medida adoptada por el FNA el 21 de mayo del 2019.

Y luego también sobre este punto debemos aclarar:

El 21 de mayo del 2019 no estaba en Roma. Me encontraba en Viena desde hacía dos días para entregar un informe sobre los colaboradores de justicia en la ONU, durante 4 jornadas (18-22) dedicadas a diversos temas. A primera hora de la tarde me llegó una llamada telefónica del colega de la DNA Del Prete quien, luego de saludarme, me informó que el FNA Cafiero había destituido al Dr. Di Matteo del grupo masacres. No había visto el programa en el que el Dr. Di Matteo dio la entrevista sobre las masacres y, por lo tanto, no tenía idea de por qué lo habían removido.

De regreso a Roma en la noche del martes 22 de mayo del 2019, fui a la oficina el miércoles y solo en ese momento obtuve más detalles sobre los motivos que habían llevado al Fiscal Cafiero a adoptar la medida.

De la información obtenida por colegas de DNA surgía que el Dr. Di Matteo había sido destituido por haber traicionado un compromiso de confidencialidad asumido con los fiscales de los distritos de Florencia, Caltanissetta y Palermo durante una reunión celebrada en la DNA en Roma, donde se habían discutido futuras líneas de investigación sobre las masacres.

También en este caso, los mensajes intercambiados con el Dr. Palamara no dejan lugar a dudas, emergiendo claramente que, si bien la medida fue adoptada el 21 de mayo del 2019, recién el 26 de mayo recibí vía whatsapp de parte de un colega, durante la madrugada, el artículo del periódico que publicó la noticia de la orden de expulsión del Dr. Di Matteo del grupo masacres, se lo remití sin ningún comentario al Dr. Palamara, con el único fin de informarlo del evento.

Una mera comunicación a la que el Dr. Palamara respondió con la frase "grande Federico".

Ya he podido precisar que de los mensajes se desprende que desde el 21 al 26 de mayo del 2019 no había tenido ningún contacto con el Dr. Palamara sobre el asunto vinculado a la entrevista o la expulsión del Dr. Di Matteo.

Por lo tanto, solo cuando la noticia fue del dominio público por ser objeto de un artículo periodístico, se la comuniqué al Dr. Palamara sin hacer ningún comentario.

Además, en aquel momento, los comentarios sobre el asunto se centraron en las consecuencias que la entrevista podría haber tenido en las relaciones con las fiscalías de distrito que investigaban las masacres sobre las que, por otra parte, se había facilitado información por parte de la fiscalía nacional Antimafia.

Entonces, querido director, tal vez solo pueda usted imaginar lo que se siente al ser atacado con frases nunca pronunciadas e intenciones nunca abrigadas, y constatar que 26 años de trabajo al servicio del Estado en oficinas de frontera, con múltiples y actuales reconocimientos a la profesionalidad, al equilibrio y, sobre todo, a la independencia e imparcialidad, han sido mortificados con razones infundadas y contradictorias sobre la base de reconstrucciones erróneas y engañosas de los hechos, determinados por transcripciones omitidas y erróneas de las conversaciones.

La lucha contra las mafias ha sido siempre el objetivo al que he dedicado mi vida profesional y los resultados obtenidos en el respeto a las garantías de todos y sin protagonismos lo han atestiguado de forma irrefutable. Con una disposición infundada y desmotivada fui removido de las funciones que he desempeñado durante años con un alto sentido del deber y con grandes sacrificios.

Como ya lo he anticipado, no pido apoyo ni defensa, pero espero que al menos no se vuelvan a repetir errores de interpretación o insinuaciones tan profundamente injustas.

Aprovecho la ocasión para desearle un buen trabajo.

Cesare Sirignano

Las incoherencias del pleno del CSM 4

Respuesta del director de ANTIMAFIADuemila, Giorgio Bongiovanni

Entendemos la necesidad de aclaración expresada por el Dr. Sirignano (debido a eso publicamos con transparencia y sin censura alguna todo su relato) y ni siquiera ponemos en duda el compromiso que el Dr. Sirignano ha puesto en la lucha contra la mafia, incluso si en nuestra opinión algunos pasajes de las conversaciones tenidas con Palamara son al menos discutibles, cuando no graves.

Dicho esto, tomamos nota del encuentro que tuvo, para aclarar sus palabras, con el consejero Nino Di Matteo.

En honor a la crónica recordamos las motivaciones de la medida del CSM con la que fue trasladado por incompatibilidad funcional y ambiental. El CSM dice que en esas conversaciones con Palamara, Sirignano "no se limitó a compartir críticas, a veces incluso bastante ásperas, con respecto a este o aquel colega de su oficina, sino que además insertó tales críticas en un 'esquema de trabajo', es decir, en un diseño orientado a 'poner las piezas en los lugares correctos' para condicionar la estructura de la oficina".

También queremos recordar las palabras del propio Nino Di Matteo con las que motivó su voto: "Sería hipócrita si no dijera que desde el principio he seguido estos hechos. Mis actividades profesionales y las del Dr. Sirignano se han cruzado en la Antimafia desde hace casi 2 años, por eso había pensado en abstenerme y no participar en la votación. Tal vez hubiera sido más conveniente abstenerme y lavarme las manos, pero soy consejero del CSM y por eso no puedo abstenerme en un tema tan importante y de interés general". "El Dr. Sirignano hablando de la DNA, es decir de la oficina que tiene tareas importantísimas de coordinación e impulso con respecto a todas las actividades antimafia de Italia, en vez de rechazar al remitente, avaló -prosiguió Di Matteo- las pretensiones de Palamara de llevar al corazón de la Antimafia los intereses de las corrientes, más que el mérito y la capacidad". Sirignano, según Di Matteo, "también en la audiencia de ayer ante el Pleno, afirmó que incluso para cuestiones tan importantes como los nombramientos y la estructura de la DNA 'si no se tiene el apoyo de una corriente no se tiene a dónde ir' y reiteró 'teníamos como jefe a Palamara'. Estamos hablando de la adopción de este criterio, un criterio compartido para regular las actividades de lucha contra la mafia. Y esto es muy grave para mí". "De los documentos -agregó entonces- se desprende que Sirignano no solo soportó las elecciones de Palamara, sino que lo tranquilizó al afirmar en varias ocasiones que habría hablado de las peticiones de Palamara con la fiscalía nacional o con el político Ferri. Es decir que las corrientes, para el Dr. Sirignano, deben participar de la determinación de la labor del fiscal antimafia. 'Hablamos de eso con Federico y Cosimo', fueron sus respuestas a Palamara. Eso se desprende de las escuchas".

El doctor Sirignano tiene derecho a réplica y a no compartir la decisión del CSM, pero también es nuestro deber recordar, incluso en detalle, las audiencias y resoluciones del CSM sobre su caso y la decisión final. Aquí se adjuntan todos los artículos relacionados.

Cordialmente.

Giorgio Bongiovanni

------------------

Fotos © Imagoeconomica

*Foto 3: El magistrado Cesare Sirignano

*Foto 4: El exconsejero del CSM, Luca Palamara