Jueves 23 Mayo 2024
Marta Capaccioni: “Vamos a pretender soluciones concretas, no solo denunciar y protestar”
 
Por Jean Georges Almendras, desde Palermo, Sicilia-10 de julio de 2022

Activismo y compromiso. Ímpetu juvenil y valentía. No puedo pensar en contrario cuando me tengo que referir al Movimiento Cultural Interseccional Our Voice, y a una joven que lo integra: la estudiante de Jurisprudencia y activista Marta Capaccioni. Me recibe en su lugar de diario trabajo, en una oficina de un edificio de Palermo, cercano a Plaza Verdi y el Teatro Massimo. Allí, Marta comparte horas de trabajo y vivencias propias de la lucha social con otros jóvenes de Our Voice y colegas de Antimafia Duemila, ocupando amplias instalaciones, donde además asiduamente se realizan ensayos teatrales, reuniones de trabajo, encuentros con jóvenes de otros colectivos, pintadas y confección de pancartas, propias de una movida juvenil de los tiempos que corren, en medio de una ciudad frenética, turística y de mafia. Y precisamente la mafia, que está agazapada desde tiempos pretéritos a la sociedad siciliana, es uno de los temas que me convoca al encuentro con Capaccioni. Y más específicamente, para conocer pelos y señales, de una actividad organizada por el Movimiento Our Voice, prevista para la jornada de este lunes 11, en un espacio público denominado “Cantieri Cultural della Zisa”, en una zona no muy distante del centro palermitano. Una suerte de debate denominado “Antimafia Popular? Cuestión social”. Un evento que significa mucho, no solo para el Movimiento -que fuera fundado y hoy dirigido por Sonia Bongiovanni- sino fundamentalmente para los jóvenes de Palermo, que ahora viven un inédito despertar, respecto a la antimafia ligada estrechamente con la denuncia pública -a través del arte y del activismo social militante- de profundas problemáticas sociales que se visibilizan con crudeza inconfundible: la trata de personas, los migrantes, la violencia de género y las violencias que se desatan y proliferan en las calles de los barrios de Palermo, donde el Estado está ausente y donde los programas de ayuda social no tienen cabida, o son literalmente apartados (o encajonados) en tiendas institucionales. Fluidamente, con conocimiento de causa, sin reservas y con perfil propio de una activista ducha en las lides de la toma de conciencia social, Marta Capaccioni nos fue respondiendo, convencida de que su lucha y la de sus compañeros del Movimiento y la de otros colectivos, es la lucha que hoy por hoy se hace necesaria abrazar para transformar, no solo el pensamiento de la sociedad palermitana, sino del mundo entero, porque están en juego las esperanzas de los pueblos. Sus palabras abordan particularidades del evento -del que además será su moderadora- y enfatizan sobre la posibilidad de que desde las entrañas mismas del Movimiento Our Voice no se ve como lejana (y mucho menos imposible) la idea de que en un futuro puedan materializarse como un movimiento político: “Vamos hacer política uniendo todos los colectivos, los activistas vamos a formar un movimiento político, porque vamos a hacer presión política y mediática, para que las cosas cambien”. 

Marta Capaccioni nos habla con convicción, pausadamente y sin titubear. Sus ojos penetrantes y vivaces, hacen juego con su simpatía y su actitud frontal para la comunicación, visibilizándose como una joven de ideas coherentes y transparentes, que inspiran confianza. La coherencia y la transparencia que hacen parte de un Movimiento que, en Palermo, hoy por hoy, ya viene generando “odios y amores” (como dijera el escritor uruguayo Eduardo Galeano). Los odios vendrían de los mafiosos, exclusivamente; pero los amores vendrían de los jóvenes. Y eso me consta, porque lo he visto con mis propios ojos, en las calles de Palermo.

-Marta, ¿En qué consiste el evento Antimafia Popular de este día lunes 11 que se avecina?

“El evento que estamos organizando para el lunes 11 se llama la 'Antimafia Popular, una cuestión política y social' porque después de las elecciones administrativas políticas sentimos la exigencia (necesidad) como jóvenes, de reunir a los colectivos sociales, las activistas y los activistas que también trabajan en los barrios de Palermo, para ver cuales son las exigencias sociales de las personas y para unir la lucha antimafia. Hoy la lucha antimafia, significa una lucha en contra de la política corrupta, significa una lucha para pedir a las instituciones objetivos sociales; para debatir entre los jóvenes”.

“Estará la hija del hermano de Peppino Impastato, Luisa, y estarán otras chicas, activistas jóvenes que luchan en contra de la mafia pero que también conectan otras luchas sociales. Por ejemplo, están las chicas que luchan por los derechos de los migrantes y entonces hablaremos también de la trata de las mujeres, que llegan acá a Palermo desde África y esta trata es controlada por la mafia nigeriana que se pone en relación con la mafia Cosa Nostra, en Sicilia. Y después, hablaremos de la lucha feminista y de cómo se conecta la violencia de género, la violencia que vive una mujer, con la lucha antimafia. Y vamos a poner atención sobre todo en los barrios, lo que se vive ahora en los barrios de Sicilia, en Palermo, sobre todo, porque los barrios fueron siempre abandonados por el Estado, por las Instituciones. Hay una pobreza que toca como un 40 o 50 por ciento de pobreza aquí en Sicilia; también hay falta de ocupación, de trabajo y hay espacio para la droga, consumo de drogas por niños y jóvenes que aumenta, que mueren por la droga, y también ahora en estos días están aumentando los homicidios de mafia, cometidos por mafiosos; está aumentando la violencia en la calle en Palermo. Vamos a denunciar también la política de hoy de Palermo, que es una política corrupta, que fue apoyada por hombres condenados por mafia. Vamos a debatir juntos”.

-¿Qué nos puedes decir de la administración del reciente alcalde electo de Palermo, Roberto Lagalla?

“De Lagalla, todavía no mucho porque fue elegido hace dos semanas, y también el consejo comunal, se tiene que formar, pero, es un hecho que él fue apoyado por hombres que fueron condenados por mafia y nunca se apartó de estos hombres y aceptó el apoyo de estos personajes, y esto es un hecho, es una señal muy grave para Palermo, para Sicilia, y para toda Italia, porque ahora vamos a tener elecciones de la región en noviembre y también las elecciones nacionales el año que viene, y estos mismos personajes se están ya moviendo para estas elecciones que van a venir”.

-¿Cómo Our Voice aglutina o vincula esa lucha antimafia con la violencia de género y tema migrantes?

“Se vincula en el hecho por todo lo que es vínculo con los migrantes, que llegan acá gracias a los traficantes que la mayoría de las veces forman parte de organizaciones mafiosas o que se conectan a organizaciones mafiosas y cuando llegan acá, sobre todo las mujeres, entran en el circuito de la trata que es controlada por la mafia nigeriana, o por ejemplo tienen otra parte de migrantes que son explotados laboralmente en los campos y son pagados mal, por ejemplo con el pago de un euro cada cinco horas, y también esta explotación laboral es controlada por la mafia de Cosa Nostra, que deja a la mafia nigeriana controlar este tráfico de migrantes. Entonces, es una situación social acá en Palermo que tenemos que denunciar”

-¿Cómo evalúas la actividad de Our Voice, a través del arte, desde la marcha del 23 de mayo?

“Pienso que lo que hicimos el 23 de mayo fue algo que golpeó mucho a esta ciudad, también a  los colectivos que viven en los barrios, porque siempre se habló de Falcone y de Borsellino, de la falta de verdad y siempre esta ciudad, en las conmemoraciones políticas, las pasarelas políticas hipócritas de las instituciones, siempre se escuchó hablar de antimafia de la lucha contra la mafia, pero nunca el Estado estuvo presente en los barrios en esta ciudad y la situación social es la misma de hace 50 años atrás. Entonces, también la ciudad de Palermo está viviendo que no soporta más hablar de esto y entonces, se impactó cuando vio la manifestación nuestra, que nosotros atacamos a las instituciones, que son los primeros responsables de todo lo que está pasando; también está la mafia acá porque donde no está el Estado está la mafia. Entonces, el hecho de que los jóvenes se drogan, el hecho de que van a robar o asesinar, o que entran a formar parte de una organización mafiosa, como es el caso de cualquier joven que nace en Ballaró, pero la responsabilidad de quien es, es del Estado que no está. El joven no tiene la culpa de entrar en estas organizaciones. Si no tiene la plata para sobrevivir y el mafioso se la da porque el Estado no está”.

-El Estado no está, pero ahora está Our Voice… ¿Qué significa eso?

“Significa entonces que nosotros ahora vamos a intentar dar voz a todo esto. Vamos a luchar por esto, y pretender que la política se ponga en práctica. Vamos a pretender soluciones concretas, no solo denunciar, no solo protesta, pero también, cada día, con constancia y determinación, vamos a pedir soluciones para esta ciudad, vamos a pretender un cambio”.

-¿Se abren las puertas para un movimiento político? 

“Vamos a hacer política uniendo todos los colectivos; los activistas vamos a formar un movimiento político, porque vamos a hacer presión política y mediática. Y siempre vimos en la historia, que cuando hay este tipo de presión política y mediática, las cosas cambian, porque los políticos tienen que cambiar la situación, tienen que hacer leyes, por lo que pide el pueblo”.

-¿Our Voice es un fenómeno político y social, inédito en Palermo?

“Sí. Sobre todo, la ciudad, como que ha quedado golpeada por la sorpresa, por el hecho de que nosotros venimos de otras partes de Italia y de otras partes del mundo para luchar por esta ciudad, porque todos se quieren ir de esta ciudad, sobre todos los jóvenes. Entonces sí, somos una novedad. La gente nos estima, una parte de la gente, porque venimos acá para luchar. Pero la mafia no nos estima”.

-¿Intimidación mafiosa han vivido?

“De parte del sistema mafioso no por ahora, pero capaz es más el silencio, que también es una señal, porque después del 23 de mayo… y los medios de comunicación, el 23 de mayo nunca hablaron de la manifestación que hicimos que llevó a miles de jóvenes en la calle y nadie habló de esto y ya este silencio por parte del Estado y por parte de la mafia, es una señal enorme, de que lo hecho por esos jóvenes es algo incómodo”.

---------------

*Foto de portada: Pietro Brigante / Our Voice