Martes 16 Abril 2024
Estaría vinculado al caso A Ultranza PY y habría recibido a tripulación del avión, en Asunción
 
Se trata del empresario Federico Ezequiel Santoro quien está prófugo
 
Por Jean Georges Almendras, desde Palermo, Sicilia-8 de julio de 2022

Oficialmente se informó a los medios de comunicación paraguayos, a través del ministro del Interior Federico González, que la cúpula de la SENAD y de la SENAC (Secretaría Nacional Antidrogas y la Secretaría Nacional Anticorrupción) tienen en la mira al empresario uruguayo Federico Ezequiel Santoro Vasallo, bajo la sospecha de haber recibido en Asunción a la tripulación del avión venezolano-iraní presuntamente vinculado a una célula terrorista.

El ministro González declaró a los medios: “Hasta donde yo sé es un empresario de nacionalidad uruguaya que está trabajando en la zona de Alto Paraná. No tengo detalles exactos, pero lleva viviendo en Paraguay desde hace muchos años. Por ahora es un proceso de investigación que está en curso”.

También menciono que el citado empresario tendría eventualmente vínculos con otro compatriota suyo, de nombre Sebastián Enrique Marset Cabrera (prófugo y requerido internacionalmente) sindicado como jefe de una organización criminal dedicada al narcotráfico y al lavado de dinero, la que fue visibilizada en el operativo denominado A Ultranza PY, en el correr de los últimos meses.

Trascendió, desde fuentes ministeriales paraguayas, que Santoro se movilizaría en el rubro turismo y transporte terrestre, y que al parecer habría tenido a su cargo el traslado de recibir y movilizarse en Paraguay con la tripulación del avión venezolano-iraní, cuyo piloto, según lo que se ha informado estaría vinculado al terrorismo.

En paralelo, según se informó, el uruguayo Santoro Vasallo estaría imputado en el 2009 por el hecho punible de trata de personas, en virtud de que haría parte de una red de prostitución dedicada a enviar jóvenes paraguayas a España.

Cabe consignar que, por boca del ministro de la Senac, René Fernández, se sostuvo que miembros de la aeronave iraní-venezolana se habrían reunido con personas, una paraguaya y dos extranjeras, con vínculos con la trata internacional de personas y el tráfico de estupefacientes.

También afirmó, según lo publicado por diario Última Hora de Paraguay que: “Parte de esa tripulación, como el avión mismo, estaría vinculada a personas y empresas designadas o pertenecientes al terrorismo, principalmente en la lista OFAC, que es la Oficina de Control de Activos Extranjeros de los EEUU, lo cual generó una alerta y necesidad de esos indicios. Además de los aspectos administrativos, un elemento que hemos obtenido, y que ha sido comunicado al Ministerio Público, es la constatación de que esta tripulación, cuando estuvo en Ciudad del Este, tuvo contacto con personas que están siendo investigadas por la trata internacional de personas y el narcotráfico. Lo que podemos decir objetivamente es que todos los miembros de la tripulación iraní-venezolana tuvieron contacto con personas que tienen antecedentes por trata internacional de personas y por narcotráfico".

Por último, los diarios paraguayos consignaron que el vuelo venezolano-iraní llevó de Paraguay una carga de cigarrillos de Tabacalera del Este (TABESA) propiedad del Grupo Cartes.

Un dato nada menor, por cierto. 

---------------------

*Foto de portada: losandes.com.ar