Más de 50 personas fallecieron por las protestas contra el gobierno

"...Sabemos que ustedes les quitaron la vida, y no quedarán impunes", así finalizaba el video publicado por la referente artística Susana Vaca. Lo dice con toda claridad y contundencia. El mensaje iba dirigido al congreso y a la primera mandataria Dina Boluarte, tras los incidentes que a estas alturas ya se han cobraron la vida de más de cincuenta personas.

Lima no había visto hasta el momento, incidentes tan fuertes y violentos como los que se han vivido en las últimas jornadas en el resto del país. Una marea de enfrentamientos entre varias organizaciones y personas de a pie con la policía antidisturbios colmó las avenidas de la capital. Las redes sociales exhibiendo ataúdes de manifestantes que murieron, a manos de las fuerzas de seguridad, que se desplegaron de a miles.

Fueron varias las denuncias que situaron a la policía en centro de la tormenta, como fue siempre de costumbre en América Latina, mediante el uso de todo tipo de abusos, por ejemplo la utilización de munición letal de manera indiscriminada contra los manifestantes. Ante dicha situación, el fervor en busca de justicia y la gran indignación reinante, rompieron el orden establecido y muchos decidieron trasladarse a la capital.  Del otro lado del tablero, las autoridades aseguraron haber actuado de manera profesional y proporcionada.

Por lo tanto, el primer ministro Alberto Otálora anunció que el gobierno extendió el estado de emergencia hacia todo el país, razón por la cual se verán varios derechos civiles “alterados”.

En los aeropuertos de Arequipa, Juliaca y Cusco, centenares de manifestantes intentaron ingresar por la fuerza y fueron fuertemente reprimidos.

Según informó el ministerio de transportes y comunicaciones, en la red de carreteras se ha interrumpido el tránsito en 127 puntos de 18 de las 25 regiones del país debido a las manifestaciones donde se pide la renuncia de Dina Baluarte, el cese de las actividades del congreso y el adelantamiento de las elecciones.

La crisis, que paró en el día de hoy, la actividad de todo el país, comenzó con la detención y destitución del ex presidente Pedro Castillo el pasado 7 de diciembre.

Castillo, había sido detenido y luego destituido por el Congreso tras anunciar en un discurso televisado la disolución del mismo y el establecimiento de un gobierno de transición en Perú.

Boluarte contesto a los “descontentos”, manifestando de que no piensa renunciar: "Mi compromiso es con el Perú, no con ese grupo minúsculo que está haciendo sangrar a la patria", dijo el día viernes.

Además, la cuestionada representante, desestimó la posibilidad de discutir la disolución del Congreso o la reforma constitucional. El motivo según Boluarte, tiene que ver con la carencia de competencia de la figura presidencial en estos asuntos.

A escasos días de tomar el poder, la actual presidente, dijo que su plan era finalizar el mandato de Castillo, manteniéndose en el cargo hasta 2026. Pero, con el comienzo de los disturbios, propuso adelantar las elecciones que en principio serían en abril de 2024. A estas alturas concluimos, que, para la ciudadanía, el tiempo del cambio de representantes, legislativos y ejecutivos, debe ser hoy o no será nunca.

Foto: captura de video

.

Artículos relacionados

Quiebre institucional en el Perú: Congreso destituye a Pedro Castillo que ha sido detenido por la policía

Perú: treinta días de estado de emergencia por las protestas con el saldo de 15 muertos

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...