En Plaza Verdi: los artistas confrontaron al poder, por cercenarles fondos y derechos laborales
 
Por Jean Georges Almendras, desde Palermo, Sicilia-9 de junio de 2022

“Somos Our Voice, hoy vamos a participar. Creemos en las cosas que estamos llevando adelante. Creemos que es fundamental hablar de cultura, de arte, de espectáculos, porque pensamos que Italia vive de todo esto. Italia, histórica y actualmente, ha vivido y vive del arte y de la cultura. Se decide dar millones a las armas, al armamento y hay fondos que no van a la cultura, al arte. Queremos que esto cambie, que Italia vuelva al arte y a los artistas, que son cosas fundamentales para nuestro país y los demás, de las que hoy no se habla, y que queremos traer a Palermo y a toda Italia. Porque sentimos que en nuestro país están muriendo el teatro, el cine y las demás disciplinas artísticas”.

Beatrice Bocalli, actriz, representando al Movimiento Our Voice, ha sido contundente al momento de hacer uso de la palabra en una manifestación pública organizada por el Movimiento “Potere al Popolo” (Poder al Pueblo) bajo la consigna “Contra la discriminación en el mundo del espectáculo” en el corazón de Plaza Verdi, lindero al teatro Massimo, en pleno centro de Palermo, centro neurálgico del turismo.

Actores, actrices, artistas de diferentes disciplinas, jóvenes la mayoría y no tan jóvenes, se dieron cita para hacer parte de una movilización, me permito decir de neto corte revolucionario, porque en Palermo, principalmente, el artista vive en carne propia la discriminación, no solo por ejercer su profesión sino por su orientación sexual. Una ciudad, que mundialmente, es la cuna del arte, de la cultura, de las grandes maravillas del teatro, la literatura, la música y la escultura, es al mismo tiempo una ciudad en la que el artista se siente desplazado, desvalorizado y, lo que, es más, desestimulado desde filas mismas de las instituciones, que, por si fuera poco, les restan fondos económicos y los apoyos financieros para crecer y desarrollarse como actores o actrices, o músicos. Tanto así, que reconocidas academias de teatro debieron cerrar sus puertas “porque no hay recursos” por expresa decisión de los municipios. Una vergüenza, en un país mundialmente conocido por el arte y por su cultura, en todas sus más múltiples expresiones.

NO A LA DISCRIMINACIÓN JÓVENES DE OUR VOICE Y MÁS ARTISTAS REVOLUCIONAN PALERMO2

Durante la movilización, que se hizo en una plaza concurrida de Palermo, hicieron uso de la palabra activistas del ámbito teatral, y profesionales docentes, estando entre ellos un reconocido actor de Palermo y director de una prestigiosa academia palermitana, Tony Colapinto, que tiene un litigio con una productora teatral denominada Piccadilly Production, de Luciana Turina y de su compañero Emerico Lino, por graves hechos en el ámbito contractual, tras una turné teatral. El caso de Tony Colapinto, que se ha hecho público desde un primer momento, también visibilizó un ataque homofóbico de parte de la empresaria Turina. Otro hecho vergonzoso, en un país mundialmente conocido por el arte teatral.

En los panfletos de convocatoria de los organizadores de la movilización, de la que participaron cuatro jóvenes artistas del Movimiento Our Voice (Gaia, Juli, Giacopo y Giorgio David) se explica por ejemplo: que después de la pandemia el mundo del espectáculo no ha podido recuperar su actividad regularmente; que el estado de emergencia ha generado numerosos inconvenientes a numerosos trabajadores del sector artístico; y que la situación no ha cambiado, especialmente dentro del teatro independiente.

NO A LA DISCRIMINACIÓN JÓVENES DE OUR VOICE Y MÁS ARTISTAS REVOLUCIONAN PALERMO3

Se ha dicho además que la situación de los artistas se ha complicado económicamente, sumándose además un clima discriminatorio que los perjudica como profesionales y como personas, siendo que las violencias de género no están ausentes.

Bajo el sol radiante de Palermo los artistas se fueron expresando sin cortapisas, explayándose con firmeza; repartiendo panfletos, y portando además una enorme pancarta que fue ubicada a la vista pública sobre Vía Maqueda “Parola agli artisti.Contro le discriminazioni. Nel Mondo del lavoro” (Palabra a los artistas. Contra la discriminación en el mundo del trabajo). Una pancarta exhibida a los turistas que por decenas transitan minuto a minuto en una plaza emblemática de Palermo, en Italia.

El arte llevó adelante una revolución pacífica, pero de una gran intensidad. Un reclamo legítimo salido desde las entrañas mismas de profesionales del mundo artístico, cuya sensibilidad (en la interpretación de un personaje, de una canción, de una melodía, y de la danza) siempre ha sido la base y el cimiento de un lenguaje, y de una comunicación universal, sin fronteras, y particularmente anti sistémica, y militante, y revolucionaria. Revolucionaria porque abre conciencias y despierta. Porque señala con el dedo al poder, a los autoritarismos y a los cobardes. A los cobardes que comprenden el sentido del arte, y no hacen otra cosa que ser funcionales a sus intereses personales, a sus finanzas y a sus egoísmos, y en muchas ocasiones al poder de turno.

NO A LA DISCRIMINACIÓN JÓVENES DE OUR VOICE Y MÁS ARTISTAS REVOLUCIONAN PALERMO4

Por eso las palabras de todos y cada uno de quienes tomaron el micrófono se sienten en esa plaza, como si se tratara de valerosas arengas en favor de la verdad; en favor de la libertad; y en favor de los derechos del hombre.

“Para nosotros el arte es una prioridad, es lo que da vida, esperanza, algo que crea y nos da belleza. Destruir el arte es minar las bases de la felicidad de los pueblos. Y se están minando las bases de un bien primario, porque el arte debe ser considerado una prioridad. Sobre todo, en nuestro país. Si lo miramos desde un aspecto político, también es fundamental como tema. Es fundamental hablar en cualquier situación, en cualquier modo, y es fundamental que los jóvenes se integren al espacio del arte, que tengan una educación en el arte y en la belleza. Todos y todas. Que el arte no sea clasista, que sea para todos. Para nosotros el arte sobrepasa a todas las revoluciones. Es la posibilidad para tantos y tantos, de expresarse en contra del sistema y de llevar un mensaje a donde de otro modo no sería posible llevarlo. El arte es una posibilidad de realización para todos y de atacar a todo lo que está enfermo y mal en este sistema. Esto es lo fundamental del arte, por eso seguiremos adelante con todos los medios y en todas las formas. Siempre” continuó diciendo Beatrice Bocalli, de Our Voice.

Su voz resuena en el espacio público, como un poderoso mantra popular, literalmente blasfemo para quienes se aferran a las estructuras de una sociedad patriarcal, que gozan con prácticas de manipulación y de sometimiento de la cultura. Como gozaron en los días del fascismo en Italia. Un fascismo que hoy -no tengo dudas- está agazapado a las democracias de nuestros días, en Italia, fuera de Italia y allende el Atlántico.

En Plaza Verdi, de Palermo, los trabajadores del arte local y regional dijeron presente, militantemente, llevando entre manos (y a toda voz) la más legítima de las exigencias a las instituciones del poder: el derecho al trabajo y la libertad para ejercer su profesión sin discriminaciones pútridas y propias de un sistema patriarcal, neoliberal y fascista.

Exigencias que los enaltecen como ciudadanos y como exponentes de la cultura, de un país, que gradualmente parece verse sumido, más en la ignorancia y en el deterioro, que, en el desarrollo como país que se precia de ejemplo mundial, en diferentes rubros, entre ellos, la cultura.

Que en Italia en artista deba mendigar su dignidad para que no se empañe la cultura, es vergonzoso, porque los hombres y las mujeres de las instituciones de poder, esta claro que no calibran lo dañino y alevoso que resulta para un país (para un pueblo) hacer a un costado a la cultura.

Por esa razón, la manifestación de Plaza Verdi fue una bofetada muy bien dada al poder, amante de la ignorancia y de la hipocresía. No tengo ninguna duda, que el golpe se hizo sentir en aquella calurosa jornada.

---------------

*Foto de portada y restantes: Antimafia Dos Mil

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO