El 29 de marzo, colectivos del país realizaron evento para concientizar de estos problemas

Fue en el marco del Día Mundial del Agua, del 22 de marzo y Our Voice también estuvo presente

Por Victoria Camboni-1° de abril de 2022

Sepé hue, agua “sagrada”; con ese adjetivo se refieren al agua las personas charrúas. No hay quizás otra forma más cuidadosa de pensar en este elemento de la naturaleza, que conforma nuestro cuerpo y nuestro planeta. Es que ‘sin agua no hay vida’, dicen. Y esta frase, tan común, pero tan certera, lleva irremediablemente a pensar que, donde falta agua, hay muerte. En todo el mundo, más de 4 mil millones de personas sufren escasez de agua (1), una situación realmente catastrófica. La FAO (Food and Agriculture Organisation) alerta sobre el impacto que genera su escasez en la seguridad alimentaria de millones de personas, mientras que la ONU se preocupa por los problemas que genera en la propiedad, los ingresos, la agricultura, y por qué no, en la salud (1).

Mientras tanto, en todo el planeta se conmemora el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua. En la Plaza Libertad de Montevideo, centro de la capital uruguaya, se realizó el pasado martes, una jornada artística y de concientización sobre los problemas del agua en nuestro país. Un evento organizado por más de treinta colectivos sociales de todo el territorio nacional, que se nuclearon en la Coordinación Nacional por el Agua, para llevar su grito, su música, su proclama, sus pancartas de denuncia y su disposición a ser voceros de este bien, que no tiene boca, pero que, a través de miles de ellas, habla.

Ese martes, el agua también se hizo sentir junto a los manifestantes, que, bajo un grueso techo de nubes, fueron acompañados por la lluvia durante toda la jornada. Una tarde donde más de diez espectáculos artísticos se presentaron en un escenario ubicado en el medio de la plaza. Participaron entre otros, DJ Intenso, Magia Negra, Conacha, Charrúas Crew, Rica Cosa y el Movimiento Cultural Our Voice, representado por los músicos Tatiana Insana y Juan De la Luna.

Las voceras de la Coordinación, Fátima Amaral y Sofía Aquino -integrantes de Our Voice-, leyeron la proclama general, donde condenaron la privatización del agua que han asumido legisladores y autoridades del gobierno y de OSE, y la contaminación que ejercen grandes empresas como UPM y Montes del Plata, con el respaldo de las autoridades y aún, violando las condiciones que establece el artículo 47 de la Constitución, donde se prohíben ambas actividades.

También estuvo presente y vinculada la denuncia que los movimientos ambientales vienen realizando desde que se instalaron las plantas de celulosa en Uruguay, tanto en el maltrato a la tierra como en los aspectos jurídicos que otorgan beneficios a estas empresas privadas, por encima del interés general.

Informe de WRI

La World Resources Institute (WRI) explicó en un informe publicado en 2019, que la escasez de agua es causada por la deforestación, desertificación, erosión y contaminación de los suelos, así como su mala utilización, principalmente en lo que son los procesos agroproductivos, y que implican un lucro. Lo mismo sostuvo el subsecretario general de la ONU y Director Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luis Felipe López, en el XIV Foro de la Economía del Agua en diciembre del año pasado, donde alertó sobre la crisis del agua, que se debe principalmente a su mala gestión, producto de las decisiones políticas y económicas que se toman sobre ella.

Después de leer estas declaraciones, es fácil comprender por qué tantas organizaciones sociales hicieron acto de presencia en un día tan importante, y con los mismos reclamos que se vienen presentando desde hace algunos años desde la sociedad civil organizada. Es difícil entender que tan poca gente se manifestara, si consideramos que Montevideo tiene más de un millón y medio de habitantes, pero que en una gran porción de ellos vive obnubilada por situaciones cotidianas, falta de dinero, problemas del trabajo, desocupación, violencia, y tantos motivos para no tomar acciones de interés general.

Proclama del Movimiento Our Voice

El movimiento Our Voice, siguiendo estos conceptos, leyó su proclama, con la voz de Sofía Aquino: “Somos Our Voice, un movimiento cultural de jóvenes que denuncia las injusticias sociales a través del arte (…). Hoy nos une denunciar la constante amenaza a nuestros bienes hídricos en Uruguay, en Latinoamérica y en el mundo”.

“Cuando hablamos de crisis del agua hablamos de que hubo una prioridad económica y política por encima de nuestros derechos de vida y elección como ciudadanes. Hablamos de un plan global de extractivismo colonialista, imperialista y patriarcal, como es el caso de la primera planta de UPM en Uruguay, la cual se instauró a espaldas del pueblo y del Parlamento, y se asoció al Estado para que se crearan leyes que iban en contra del bien general -como la ley antiterrorista-, violando nuestra soberanía, y demostrando así, intereses corporativos y políticos, que buscan su propia ganancia, y que no nos incluyen ni nos benefician”.

“Desde el gobierno nos dicen que hay escasez de agua, como dijo el Sr. Adrián Peña, Ministro de Ambiente, y nosotres le preguntamos: ¿Se fijó usted que solamente UPM y Montes del Plata utilizan por día miles de litros de agua para sus procesos?, ¿que luego arrojan a los cursos hídricos como el Río Negro, con desechos tóxicos que siguen envenenando la vida? ¿Cómo se atreve a decir que no tenemos agua? Para intentar instalar una planta potabilizadora también financiada por manos privadas, por la misma empresa que participa de la construcción de UPM 2. Lo que falta acá no es agua, lo que falta acá es gestionar bien el agua que ya tenemos”.

“El agua es objeto de conflictos políticos, que ponen en exposición la pugna de intereses de esas grandes empresas que utilizan al Estado para servir sus propios intereses, un Estado que se corrompe, para extraer sus beneficios (...), dejando para el final las necesidades del conjunto de la comunidad, que no son realmente contempladas”.

agua uruguaya contaminada y privatizada 3

“Por esto decimos, que la lucha por el agua es la lucha por la vida”.

“Creemos que la lucha por el agua debe hacerse defendiendo nuestros derechos, denunciando el modelo extractivista de producción, pero también desde nuestras individualidades y colectividades. Como personas consumistas de este sistema, debemos intentar cada vez más, equilibrar la denuncia con nuestros estándares de vida y nuestras acciones cotidianas. No queremos un capitalismo verde, queremos un real cambio del modelo de nuestras vidas”.

Sofía Aquino también fue entrevistada en vivo por un móvil de TV Ciudad, para el programa Mira Montevideo.

 

Evidencias para el reclamo: detectan agrotóxicos en arroyo Santana

Mientras tanto, las pruebas de cada reclamo de estos movimientos sociales parecen surgir de todas partes.

El pasado miércoles se conoció la noticia de que el Ministerio de Ganadería detectó presencia de agrotóxicos -insecticidas, fungicidas, herbicidas como Glifosato-, también de hierro y arsénico, en el arroyo Santana, producto de los vertidos de químicos que arroja la pastera UPM. El Grupo de Vecinos de Guichón por los Bienes Naturales, alertó a medios locales que donde UPM vierte sus efluentes, “no queda ningún pez, desaparecieron tortugas, aves y nutrias”, y anunciaron que presentarán el tema en la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH).

Por su parte, el presidente de la Federación de funcionarios de OSE Federico Kreimerman, planteó a La Diaria, que su plataforma de lucha este año será la defensa de OSE como empresa pública. ¿Cuál es la razón de esta afirmación? Primero, que hay 800 puestos de trabajo vacantes, que han venido quedando desde 2018 (no se ha tomado más gente desde ese entonces) y que esas tareas que no se están haciendo, el ente estatal las está privatizando. Y sobre todo, señaló que “la mercantilización” de “los recursos naturales, es una política de Estado que trasciende los gobiernos y colores partidarios”, y ejemplificó con la ley de riego y con el Proyecto Neptuno.

“La voluntad de hacer del agua un bien transable, por parte de quienes han estado en la conducción del Estado, es bastante clara. Esto hace que el recurso agua no esté asegurado a la población como un derecho, sobre todo desde el punto de vista de su calidad. La falta de controles reales en el agro vinculados a la contaminación de los recursos acuáticos ha sido una política de Estado también”, destacó el dirigente.

Y agregó: “El proyecto Neptuno es decirle al privado que construya la planta, pero que la opere y le venda el agua a OSE. A su vez, OSE le garantiza determinado nivel de ganancia por un lapso de años para que sea rentable. El propio ministro de Ambiente, Adrián Peña, ha hablado de que ese período sería de entre 25 y 30 años”.

Mientras la rutina de hormiga nos mantiene en los mismos senderos de siempre, la selva de cemento arrasa todo, incluso nuestros espacios de participación ciudadana, que, si no los tomamos, los límites de nuestros derechos seguirán siendo tironeados y borrados por el interés de quienes sí ocupan sus espacios holgadamente, como buenos empresarios, como buenísimos empresarios. Y no tendremos agua. Y nos moriremos sin ella. Quizás con el agradecimiento de nuestros gobernantes, que no padecieron el conflicto de nuestra intervención. Tal vez, después de eso, también ellos mueran de sed.

-------------------

Artículo relacionado:

Uruguay contra el proyecto Neptuno, privatización y contaminación del agua

(1) Datos del Informe Mundial de Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2021

-------------------

*Foto de portada y foto 2: Romina Torres / Antimafia Dos Mil - Our Voice

*Galería: Antimafia Dos Mil / Romina Torres

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO