Progresismo argentino firma decreto proexplotación petrolera en costa atlántica; hay malestar
 
Por Alejandro Diaz-6 de enero de 2022

El gobierno de Alberto Fernández firmó un decreto que habilita la explotación petrolera off shore, en la costa atlántida argentina. La medida generó un fuerte malestar en la ciudadanía que, junto a numerosas organizaciones ambientales, se manifestaron contra el proyecto en varias ciudades del país.

El último día hábil del año, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Argentina, Juan Cabandié, contrario a la ética de su histórica militancia por los derechos humanos, firmó la resolución 436/2021, que declara “concluida la suspensión de plazos del procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto denominado 'CAMPAÑA DE ADQUISICIÓN SÍSMICA OFFSHORE ARGENTINA; CUENCA ARGENTINA NORTE', y aprueba “la realización del proyecto ‘ADQUISICIÓN SÍSMICA 2D-3D-4D OFF-SHORE EN BLOQUE CAN 108 -CAN 114’ presentado por EQUINOR ARGENTINA AS SUCURSAL ARGENTINA”.

“No se puede cortar de la noche a la mañana el uso de hidrocarburos, gas o petróleo, porque entraríamos en un colapso social y económico inimaginable. Tenemos que profundizar la transición energética, ir hacia energías renovables o limpias”, declaró Cabandié. También publicó en sus redes sociales: “El único camino para el desarrollo es la sostenibilidad. La sostenibilidad significa pensar, desde el presente, en las próximas generaciones. También es necesario, que quienes ejercemos responsabilidades públicas en la toma de decisiones, tengamos una mirada sostenible sobre los métodos de producción”.

Cabandié realiza estas declaraciones, mientras el gobierno acuerda con el FMI el pago de una deuda millonaria, que fue utilizada para fugar el producto de un capitalismo exacerbado, que bien podría invertirse en fuentes energéticas renovables, que permitieran acelerar aquella transición fácil de sostener en los discursos de campaña, pero siempre débil ante las promesas empresarias.

Esta medida generó una división muy fuerte entre los actores sociales, que por un lado consideran extremadamente riesgoso el proyecto en materia de impacto ambiental, mientras que desde el mundo empresarial, lo consideran una oportunidad histórica, obviamente. En el centro del meollo, quedaron la firma noruega, Equinor, la británica Shell y la empresa nacional YPF, quienes asumirán los costos y los beneficios económicos. El presidente había adelantado informalmente, casi a la pasada, durante una conferencia de prensa en setiembre del 2021, mientras le hacía un guiño al gobernador Kicillof, la posibilidad de convertir a la provincia de Buenos Aires en una provincia petrolera off shore.

Alberto Fernandez empetrolado

Luego del anuncio, las protestas no se hicieron esperar. Uno de los puntos elegidos fue en Chapadmalal, done se ubica la residencia presidencial de verano, donde estaba hospedado el presidente junto a su esposa. También en Mar del Plata, las protestas fueron multitudinarias, bajo consignas como ‘Mar libre de petroleras’ o ‘Gobierno Ecocida’. Además, numerosas ciudades del interior del país se sumaron a los reclamos, dejando en claro que la conservación del ambiente debe ser, obligadamente, un aspecto fundamental de la agenda de gobierno.

“Este impulso a los combustibles fósiles tiene un plazo para comenzar la producción de unos diez años, entre la exploración actual y la posibilidad de explotación futura. De modo que ya estamos en 2030, en un contexto global cada vez más intenso de transición energética y a contramano de los propios compromisos que asumió el país en esta materia. Hay un riesgo muy alto de que se trate de activos varados (infraestructura que no llega a ser amortizada por obsolescencia)”, consideró María Marta Di Paola, directora de investigación en FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales).

Los ambientalistas temen no solo por la posibilidad de un derrame de petróleo, el cual sería catastrófico, sino por el ruido que este tipo de actividad inherentemente realiza, lo cual alteraría los flujos migratorios de varias especies marinas que por allí transitan, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

Cabe destacar que este tipo de perforaciones en el mar se vienen realizando en territorio argentino desde la década del 70; hay aproximadamente 280 pozos de exploración. La novedad de este proyecto es la profundidad de perforación que se pretende, unos 1500 metros. La iniciativa está respaldada por una Declaración de Impacto Ambiental, que se realizó posteriormente de la audiencia pública, que fue realizada en julio del 2020, obligatoria por ley, pero al mismo tiempo, no vinculante. Aquella vez, más de 520 personas se presentaron durante tres días, y en su mayoría promovieron un rechazo rotundo al proyecto. En aquel presente el ministro Cabandié, había declarado que no se iban a otorgar más permisos hasta tener un plan oficial que explicara cuáles serían los objetivos de descarbonización de la Argentina.

Lo cierto es que nuevamente el progresismo elige energías altamente contaminantes para sostener el modelo agroexportador que discursivamente todos los gobiernos pretenden rechazar durante sus campañas.

---------------------------------

*Foto de portada: urgente24.com / Diario cuatro vientos

*Foto 2: elcolectivo.com.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO