50 años y Julián Assange detrás de los muros
 
Por Andrés Volpe-6 de julio de 2021

“El Día de la Independencia celebra el derecho y el deber de disentir libre y justamente”, escribió Nilz Melzer, el relator especial de la ONU sobre la tortura, el día 4 de julio, en una editorial para el periódico Newsweek. Nombrando aquellas voces que rompieron el orden establecido y que fueron castigados por el poder, prosigue y se pregunta: ¿qué es lo que convierte a los disidentes en una amenaza semejante?

Reflexiona y dispara: “Los gobiernos les temen, porque no pueden ser poseídos ni controlados, porque sirven a una causa superior, informan, empoderan y movilizan a la gente, no tienen intereses en las instituciones y prácticas corruptas que a menudo alimentan a ambos lados del pasillo político”.

Nos guste o no, apunta Nilz, “Julián Assange es un disidente. Ha iniciado un cambio de paradigma en la conciencia pública y ha secado los refugios seguros de la impunidad gubernamental. Y como todo aquel que pone en peligro las ventajas de los poderosos, se le ha obligado a pagar el precio”.

A continuación, se pregunta: ¿cómo se rompe a un disidente político, un promotor de la verdad y la transparencia?

“Primero atacas su reputación y credibilidad y destruyes su dignidad humana. Mantienes un goteo constante de rumores venenosos, primero medias verdades y luego mentiras cada vez más audaces. Al hacerlo desagradable a los ojos del mundo, te aseguras de que nadie sienta empatía, por lo que una vez que su voz esté amordazada y su aislamiento sea completo, puede ser quemado en la hoguera con impunidad”.

Esta última impronta que el poder pone en práctica a diario está siendo cada vez más expuesta, muchas de sus acciones no son para nada perfectas, ni mucho menos sutiles, y eso hace reaccionario a sectores de la sociedad que jugaron hasta el momento de apáticos o traidores.

A medida que pasa el tiempo las voces para la liberación del periodista que conmovió a muchos se siguen multiplicando. Los legisladores británicos cuestionaron a sus autoridades por mantener una posición intransigente ante una posible reunión con el periodista australiano.

Parlamentarios del Partido Laborista exigieron el pasado martes que se les autorice a reunirse con el periodista mediante una carta entregada al gobernador de la prisión de Belmarsh en Londres, Inglaterra.

Los legisladores británicos Richard Burgon y Diane Abbott se concentraron a las afueras del recinto carcelario para hacer la entrega a nombre de varios integrantes del Parlamento.

“El caso de Julian Assange tiene enormes implicaciones para la libertad de prensa en el Reino Unido y para el tratado de extradición entre Estados Unidos y Reino Unido", afirmó Burgon.

La carta fue firmada por al menos 20 parlamentarios británicos, entre ellos, Jeremy Corbyn, Bell Ribeiro-Addy, John McDonnell, Zarah Sultana, Caroline Lucas y Claudia Webbe.

Por su parte, la música hizo sus deberes, y como es de costumbre, Roger Waters dedicó una canción y sentidas palabras a Julián el 3 de Julio día de su cumpleaños número 50: "Feliz cumpleaños. El sol está sobre la cúpula del patio interior de la prisión de Bellmarsh. Ojalá pudiera insinuar una sonrisa, pero estoy tan harto de estos bastardos y de lo que te están haciendo”.

De esta manera el gran músico se despachó a través de sus redes sociales.

“Pero no olvidemos que cuando seas libre, y luego cuando todos seamos libres, serás un caballero que brilla con una puta armadura, hijo. Porque tú -dijo el artista- eres el hombre y te queremos por tu valentía, tu tenaz resistencia y por habernos dicho la verdad”, expresó emocionado.

Poco a poco vemos como el muro mediático y judicial se va despellejando, dejando al desnudo la máquina que rompe disidencias.

Trascendió, que un testigo clave en el proceso del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Julian Assange, Sigurdur Ingi Thordarson, ha confesado en una entrevista concedida al periódico islandés Stundin, que mintió en sus declaraciones utilizadas por las autoridades norteamericanas para armar el caso contra el fundador de WikiLeaks.

"Esto es el fin del caso contra Julian Assange", escribió a propósito Edward Snowden en referencia a estas revelaciones.

Thordarson trabajo como voluntario de WikiLeaks y se convirtió en el primer informante conocido del FBI dentro de la organización, a cambio de unos 5.000 dólares e inmunidad frente a causas judiciales. Ahora, admitió que su afirmación previa de que Assange le pidió que “hackeara” los ordenadores de los parlamentarios para acceder a las grabaciones de sus conversaciones telefónicas privadas, es falsa y que nunca lo solicitó.

Este hecho sonó con eco en decenas de seguidores del fundador de WikiLeaks, además de su actual pareja e hijos, que acudieron a la Plaza del Parlamento, en el centro de Londres, para organizar allí un pícnic en festejo de su cumpleaños y reiterar el pedido de libertad. Más de 40 organizaciones de derechos humanos y de periodismo han ratificado el apoyo al canoso activista de la comunidad cryptopunk. El reclamo sigue su rumbo, alguien deberá continuar la disidencia, no nos olvidemos que Assange podría ser condenado a 175 años de prisión en Estados Unidos por difundir desde 2010 más de 700.000 documentos secretos sobre las actividades militares y diplomáticas estadounidenses en Irak y Afganistán, entre otros.

Retomando las palabras de Nilz Melzer, finalmente concluyó. No nos engañemos: “extraditar a Assange nunca se trató de piratería, violación, espionaje o narcisismo. Se trata de ahogar su desafío radical al secreto gubernamental, que tiene el poder de cambiar los asuntos mundiales para siempre, inspirado en las verdades y principios proclamados en la Declaración de 1776”.

Hasta que las voces queden afónicas, hasta que la pasión por la verdad sea lo más importante, hasta que los corroídos zapatos Julián Assange vean una nueva luz, respiren un aire fresco y se cobijen en el calor de un pueblo que lo abrace, y que finalmente entienda que aún esta con vida.

-------------------

*Foto de portada: theinformationmakeitfree.com

*Foto 2: larepublica.pe

Roger Waters para Julián Assange: https://www.facebook.com/rogerwaters/posts/343989313764710

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO