Reclamo de las momias de los niños indígenas hallados en el volcán
 
¿Por qué seguimos hablando de los pueblos originarios como piezas de museo?
 
Por Daiana Carracedo, desde Argentina-8 de julio de 2022

En 1999 fueron encontrados tres cuerpos momificados de niños indígenas. Ahora, después de la declaración del lugar donde fueron encontrados como "sitio sagrado", las comunidades originarias piden la devolución de los restos que son exhibidos en la actualidad en el Museo Salteño de Arqueología de Alta Montaña (MAAM).

Faltando un año para el inicio del 2000 una expedición de National Geographic llegaba a Salta, Argentina. Su fin era explorar la zona del volcán de Llullaillaco, ubicado en Tolar Grande, en el departamento Los Andes. Durante la travesía, encontraron tres cuerpos de niños indígenas, conservados en perfecto estado por más de medio siglo. Inmediatamente se dispuso su extracción, y el posterior descenso a la ciudad.

Durante ese año, la autoridad de aplicación que debía autorizar la expedición era el Museo de Antropología de Salta (MAS). Sin embargo, los permisos fueron otorgados en aquel momento por una Dirección de Patrimonio Cultural. A raíz de esto, se destaparon varias irregularidades del proceso por el cual los cuerpos fueron trasladados.

El entonces director de Patrimonio Cultural, Mario Lazarovich, y el ministro de Educación, Antonio Lovaglio, explicaron las modalidades de extracción de los cuerpos y su traslado a Salta Capital. Ellos sostuvieron que fue un rescate de urgencia.

Sin embargo, la antropóloga Blanca Lescano afirma que los expedicionarios ya sabían que los niños estaban allí. Además, sostuvo que los integrantes del Club Amigos de la Montaña ya venían haciendo señalizaciones de los restos encontrados en las distintas excursiones. A ese Club, afirmó, pertenecía Christian Vitry, quien participo de la expedición y que hoy es arqueólogo. En diálogo con el diario Salta/12, Vitry afirmó que hay una equivocación al pensar que se sabía de la presencia de los Niños de Llullaillaco en el Volcán. “Se sabía que había ruinas. Pero el hallazgo de los niños fue arriba”, durante la expedición, aseguró.

EL CASO DE LOS NIÑOS INDIGENAS DEL VOLCÁN LLULLAILLACO RELIQUIAS O PRESENTE aad

Las complicaciones surgieron al bajarlos de la montaña, ya que debían estar a una temperatura de -15 grados. Por lo cual se construyeron cajones de madera acondicionadas con hielo seco. Luego de pasar por varias instancias donde se los conservo en camiones refrigerantes, finalmente en 2007, el Museo salteño de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) cumplió las condiciones para exhibir los cuerpos.

Cerrado el debate de cómo fueron encontrados y conservados nos preguntamos ¿Por qué seguimos hablando de los pueblos originarios como piezas de museo?

Es sumamente contradictorio conservar cuerpos como reliquias cuando solo basta con mirar hacia el costado. Están ahí, ellos, vivos. Forman comunidades, resisten al avance imperialista. Se mezclan con nosotros, nos hablan. Pero no, nosotros preferimos ir a ver un cuerpo congelado al museo.

A 23 años de la extracción de los Niños de Llulalaillaco, el gobierno provincial aplaudió que “este año el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) recibió por segunda vez consecutiva el Premio Traveller's Choice de TripAdvisor, tras haber sido votado por los viajeros como el mejor museo de la Argentina”.

El turismo apremia un museo. Un turismo, mayormente extranjero, que viene a nuestro suelo para observar a tres niños momificados pertenecientes a los pueblos originarios. Una expedición estadounidense fue quien los descubrió para luego exhibirlos.

El avance imperialista es una historia que no deja de repetirse.

-----------------

Foto de portada: eltribuno.com

Foto 2: pagina12.com.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO