Argentina: 11 de agosto de 1994, reconocimiento de los Derechos Indígenas; quedó solo en papeles
 
Por Daiana Carracedo, desde Argentina-13 de agosto de 2021

En la resolución 49/214 del 23 de diciembre de 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo se celebrara el 9 de agosto de cada año. La fecha marca el día de la primera reunión, en 1982, del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos.

A pesar de su diversidad y de que hay más de 476 millones de pueblos indígenas que viven en 90 países de todo el mundo, comparten aspectos comunes importantes: la cosmovisión. Esta es la forma de relacionarse con sus territorios tradicionales y su entorno, así como la voluntad de preservar sus formas de organización, sus valores culturales, sociales y económicos que con frecuencia son diferentes a las normas que predominan en las sociedades en las que viven.

Un contrato social es un acuerdo no escrito que las sociedades hacen para cooperar por beneficios sociales y económicos. Pero muchos pueblos originarios fueron excluidos, ya que el contrato social se hizo entre clases dominantes. Hoy existen instrumentos internacionales para responder a estas desigualdades, pero también es necesario reivindicar su inclusión, participación y aprobación en la constitución de todos los países de un sistema con beneficios sociales y económicos que incluya a los pueblos originarios. Ellos piden el reconocimiento de su propio modo de vivir. Reconocer la autonomía, no integrarlos al sistema político dominante.

Con la pandemia de COVID-19, las desigualdades existentes en los pueblos originarios quedaron aún más expuestas. Tal es así, que se vieron afectados de manera desproporcionada por las problemáticas como la pobreza, enfermedad, y discriminación. Está claro que, en muchas de nuestras sociedades, el contrato social necesita una revisión, como mínimo.

En Argentina el 11 de agosto se conmemoró un nuevo aniversario del reconocimiento de los Derechos Indígenas en la Constitución Nacional. El 11 de agosto de 1994, más de 300 representantes de los diversos pueblos indígenas de todo el país llegaron a la ciudad de Santa Fe, para presenciar un hecho histórico: la Convención Nacional Constituyente, a cargo de la Reforma de la Constitución Nacional, iba a tratar la incorporación de los derechos indígenas a la Carta Magna.

Sin embargo, 27 años después todo sigue quedado en papeles. Los pueblos originarios son desalojados de las tierras que ancestralmente les pertenecen y que el convenio 169 de la Organización Internacional del trabajo reconoce como propiedad de los pueblos.

La discriminación cada vez está más marcada. En una sociedad que se sigue alejando de los valores tradicionales y que hoy parece estar consumida por el sistema, los originarios son excluidos de muchas formas. No tienen igualdad en cuanto al trabajo, no pueden acceder a los mismos beneficios que el hombre blanco y muchos son tratados como si fueran parte de la historia y no sujetos de derecho.

Por eso es necesario desterrar el concepto de que son nuestros pueblos originarios. Es otra manera de querer traerlos a un sistema político y cultural que es solo nuestro. No sirve de nada recordarlos algunos días al año, el calendario también es un invento de las sociedades modernas. Ni mucho menos conmemorarlos o utilizar sus tradiciones ancestrales haciéndolas propias, mientras el resto del año viven sometidos violentamente por el Estado y marginados por la sociedad.

-------------------

*Foto de portada: argentina.gob.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO