Las investigaciones siguen apuntando a que los responsables son las fuerzas de seguridad del Estado

Por Victoria Camboni-26 de enero de 2021

Cambió la mira de las acusaciones sobre el culpable del asesinato de Rafael Nahuel. Ahora apunta a otro efectivo del grupo Albatros, al mando de la exministra Bullrich, que llevó a cabo la operación represiva el día que mataron a Rafael Nahuel.

Ya pasaron más de tres años desde el asesinato del líder mapuche Rafael Nahuel y aún continúan las pericias. El caso da vueltas, los responsables cambian, y las respuestas tardan en llegar.

Una nueva pericia reveló que la bala que mató al joven salió de un arma de otro integrante de Prefectura, aunque también pertenecería al mismo grupo que realizó el operativo en noviembre de 2017 en el territorio de la comunidad Lafken Winkul Mapu, con el fatal desenlace.

Hasta ahora lo único cierto es que el Estado es responsable, y que la vida de un joven de la resistencia ancestral mapuche fue arrebatada sin que hasta ahora haya un responsable.

El día del asesinato, seis integrantes del grupo Albatros ingresaron en la comunidad mapuche, pero hasta ahora no se ha podido probar quién de ellos es el que causó la muerte de “Rafita”. El fallecimiento, demostrado por la autopsia, fue causado por el disparo del arma de un oficial que se encontraba a unos 700 metros de distancia. Lo acribillaron por la espalda, mientras huía.

La última pericia fue ordenada por el juez Gustavo Zapata, que la encargó al Cuerpo de Investigaciones Fiscales del Ministerio Público de Salta, un organismo especializado en casos de renombre.

Las balas que lo mataron fueron disparadas desde una pistola Beretta modelo 92 con serie 05-P833327. Esta arma pertenecía a Sergio Cavia, cabo primero e integrante de Albatros, quien pasó a ser el sospechoso principal. El primer acusado fue otro cabo primero, Francisco Javier Pintos, a quien se acusó de homicidio agravado, a partir de la primera pericia que mostraba la compatibilidad de las huellas que dejaron en las balas los disparos del arma que le había sido asignada -un subfusil MP- y la bala que extrajeron del cuerpo de Rafael Nahuel. Pero en una segunda pericia -donde se analizaron solo dos de las casi veinte armas que se dispararon ese día, una de ellas la de Pintos- se determinó que su arma no fue la que dio muerte a Rafael, por lo que la Cámara de Casación dejó sin efecto el proceso penal llevado adelante contra el primer acusado. Esta situación llevó a que se solicitara una tercera pericia que dejó en la mira a Cavia, si bien aún ninguno de los involucrados tiene “mérito” para ser acusado y cualquier definición debe esperar investigaciones más concluyentes. Todas las armas que cargaban ese 25 de noviembre los oficiales de Albatros usaban balas de 9 milímetros.

Marcelo Rochetti, exjefe de gabinete de Cristian Ritondo en el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, es el abogado de Pintos, y anunció que iniciará acciones contra los peritos.

El abogado de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Sebastián Feudal, solicitó cotejar los últimos resultados con los que arrojó la primera pericia, por lo que en los próximos días se realizarán análisis comparativos de las pruebas, para intentar dilucidar responsabilidades y poder avanzar con el caso.

--------------

*Foto de portada: www.pagina12.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO