Miércoles 17 Julio 2024

Continúan las repercusiones por el voto del senado, en medio de fuerte represión

“Argentina no se vende” fue una de las tantas consignas que fueron gritadas por los manifestantes, que hace algunos días, intentaron acercarse frente al congreso, en medio de un clima extremadamente represivo y hostil, a tal punto que ni siquiera algunos diputados allí presentes se salvaron del garrote, las balas y los gases.

El operativo además incluyó detenciones arbitrarias (aún inconclusas), represión de periodistas, de gente que pasaba por el lugar y no se encontraba en posición de reclamo, y hasta jubilados. Con este nivel de violencia se marcó la importancia de lo que está en juego en este momento. Hoy argentina es una nación marcada por una extrema crisis económica, a pesar de los anuncios y jactancia del gobierno por los macrodatos económicos.

Luego de un mes y medio de negociaciones entre la oposición y el oficialismo, la llamada Ley bases llegó al senado acompañada de un paquete fiscal. Por eso, el gobierno de Javier Milei tuvo que realizar ciertos “acuerdos” y amenazas para avanzar con su aprobación.

En la noche del miércoles 12, tras 13 horas de debate, el senado argentino aprobó la ley con 36 votos a favor y 36 en contra. El desempate lo hizo la vicepresidenta Victoria Villaruel. En total, este proyecto tuvo que modificarse 45 veces: 16 para el paquete fiscal y 29 para la propia ley.

Mas allá de la aplaudida y aparente victoria política, lo cierto es, que está cada vez más presente una suerte de certeza que está marcada por el día a día en las calles. La ley bases llegó para dañar a la matriz productiva y social argentina, que está ahogada por la bandera del beneficio hacia grandes capitales, como el llamado RIGI o régimen de incentivo para grandes inversores.

A esa calesita se subieron Paolo Rocca, Eduardo Elsztain, Eduardo Eurnekian, Alejandro Bulgheroni, Marcos Galperin, y algunas tecnológicas de Silicon Valley.

Luego de seis meses de gobierno, el discurso de la Casa Rosada repite y repite sin cesar, versiones sobre la existencia de terroristas y supuestos golpes de Estado. Con esa dialéctica los autoproclamados liberales corrieron el eje de discusión sobre lo fundamental de lo que estaban votando.

En algunos de los discursos pre-votación de la ley, los senadores hicieron referencia a los disturbios que se estaban originando en las afueras del congreso, un conflicto que iniciaron al unísono la policía junto a los terroristas-infiltrados de siempre, muchos de ellos fueron escrachados en video entrando dentro del cordón policial, luego de romper todo lo que pudieron en zonas aledañas al grupo de personas que se congregó.

En una reciente entrevista para página 12 el senador Eduardo Wado de Pedro expuso las consecuencias que traerán aparejadas cuando finalmente la Ley entre en vigencia:

“Más que Ley Bases, es una Ley Ruinas, porque tiene consecuencias inmediatas pero sobre todo para las futuras generaciones. Es la entrega de los recursos naturales sólo al costo de su extracción, sin dejar trabajo, tecnología ni dinero en la Argentina. Es más, diría que con la promoción de importaciones de bienes en una situación de clara desventaja contra la industria nacional, y la posibilidad de computar bienes usados como inversión, vamos a ver otra vez cómo se funden las empresas argentinas que tanto esfuerzo costó generar y sostener. Si la ley se sanciona, va a tener consecuencias muy graves en la Argentina. En el debate en comisiones nadie del oficialismo pudo defender los proyectos: ni funcionarios ni senadores. Ese papelón y la movilización social lograron algunos cambios, como no eliminar la moratoria previsional o el monotributo social, no reintroducir el impuesto a las ganancias para los trabajadores, no reducir el impuesto a los bienes personales para los más ricos, o “evitar” algunas privatizaciones.”, manifestó de Pedro polemizando además sobre las traicioneras votaciones de algunos colegas: "Se escuchan discursos hermosos y después se ven votaciones horribles. Hay dirigentes que hablan para sus redes pero cuando tienen que poner el dedo, ponen el dedo en el botón contrario", dijo.

Los puntos polémicos de la ley

En el llamado RIGI se modifica el artículo 163, de manera que el mismo solo se aplique en aquellas jurisdicciones que decidan adherir a este sistema.

Además, se limitó la facultad del Poder Ejecutivo para intervenir organismos públicos y se incorporaron 15 entes e institutos que no podrán disolverse.

En cuanto a lo laboral, fue eliminada del dictamen la cláusula que limitaba el poder de los sindicatos a través de una de sus principales fuentes de financiamiento. En lo referido la causal de despido

Se incluyó la “participación en bloqueos o tomas de establecimientos” como una objetiva razón de finalización del contrato de trabajo.

El paquete fiscal y sus principales puntos

En la polémica ley minera se busca modificar el artículo 22 sobre inversiones de la ley 24.196, para aumentar del 3% al 5% el tope de regalías percibidas por las provincias sobre el valor ‘boca mina’ del mineral extraído.

En cuanto al blanqueo de capitales, se eliminó la posibilidad de que las criptomonedas sean parte de los bienes que puedan ser regularizados.

Con la incorporación de un nuevo artículo, se aumenta un 20% la alícuota del impuesto a los Bienes Personales para quienes estén inscriptos en el blanqueo.

Se incluyó, además una prohibición de inscribirse en futuros blanqueos al menos hasta el 31 de diciembre de 2038.

Por otro lado, se excluyó de este régimen a los hermanos, cónyuges, padres e hijos de funcionarios públicos. Y también agregaron la posibilidad de excluir de dicho régimen a los funcionarios públicos de los últimos diez años.

Con respecto al impuesto a las Ganancias, se incrementa un 22% del mínimo no imponible para las provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz. Sosteniendo la histórica exención impositiva para Tierra del Fuego.

En materia de créditos hipotecarios, se incluyó la posibilidad de que se puedan deducir el 100% de los intereses.

Las modificaciones que negoció el oficialismo en esta oportunidad

Si bien el primer artículo, en el que se declara la emergencia pública por un año, en donde el poder Ejecutivo tendrá poderes especiales, no sufrió modificaciones. En Diputados, esta facultad se recortó de 11 emergencias a tan solo cuatro.

El gobierno se negaba a habilitar modificaciones en el apartado sobre privatizaciones pero muchos de los gobernadores solicitaron exceptuar a Aerolíneas Argentinas, Correo y Radio y Televisión Argentina (RTA) de la oferta global. La novedad es que el gobierno aceptó excluir a Aerolíneas frente a la posibilidad de avanzar con la ley.

Si bien estos fueron los últimos cambios que concedió la Casa Rosada, no quiere decir que los textos se mantengan así hasta su sanción definitiva. Todavía deberán pasar el último visto bueno de Diputados.

La imperiosa necesidad de consolidar un cambio de poder

Y entonces, como por arte de magia, en el ambiente de los medios de comunicación surge un interrogante: ¿La Ley Bases generará una transformación a mediano y largo plazo? ¿ Será que en el corto plazo habrá un cambio de la tendencia económica que impulsará un nuevo desarrollo social? Y la respuesta llega de la mano, de las viejas y nefastas experiencias de los gobiernos de Menem, Macri y De la Rua.

Está mas que claro que la demanda mundial de recursos en un contexto de múltiples conflictos económicos, políticos y sociales se mantiene en aumento y coloca a la potencial reserva argentina en el centro de la mira. Todos observamos en una entrevista a la jefa del comando sur, Laura Richaldson, hablar sobre las bondades del litio en el noroeste argentino.

En este devenir de apropiación furtiva de los sectores dominantes, se está consolidando el proceso de acumulación desenfrenada de las materias primas, en detrimento de la producción local y la clase obrera.

El gobierno de Javier Milei, en estos seis meses de gobierno, se ofreció morbosamente como garante de esas intenciones cada vez mas materializadas, ya sea por debilidad política, sumisión o ignorancia.

Este Proyecto político solo ha demostrado atropellar y modificar la situación social, debilitando a las organizaciones gremiales y populares, generando condiciones infrahumanas solo comparables con la brutal persecución militar de antaño.

*Foto de Portada: Periodismo de Izquierda.com