Miércoles 17 Julio 2024

La senadora Esperanza Martínez -miembro de las comisiones de Educación, Salud y Equidad y referente principal en el Congreso del movimiento político de izquierda Frente Guazú- convocó a una mesa de trabajo con miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores Rurales y Afines del Paraguay (SINTRARUAPY), con representantes gremiales de trabajadores, trabajadores rurales, y autoridades nacionales, estando presentes funcionarios del Ministerio del Trabajo Empleo y Seguridad Social (METSS) , del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, del Instituto de Previsión Social (IPS) , de la Comandancia de la Policía Nacional, y de la Central Unitaria de Trabajadores Autentica (CUT), con el cometido de analizar la situación de los trabajadores rurales .

El evento se inició en la sala Acosta Ñu, del 5to Piso del Congreso Nacional. La reunión fue moderada por la senadora Esperanza Martínez, quien dio la bienvenida a los referentes de las diversas instituciones del estado y organizaciones gremiales.

Denuncias

Las organizaciones sindicales denunciaron graves violaciones a los derechos laborales de los trabajadores rurales, en especial del Chaco paraguayo.

La senadora Dra. Esperanza Martínez manifestó que es necesario enfrentar la problemática rural entre todas las instituciones de manera seria y sistemática. Y que hay que elaborar un plan de trabajo para enfrentar este drama de explotación laboral.

Recalcó, que en una población de 200 mil personas en el chaco, se puede asistir en su salud a todas las personas con una mejor organización, y una mayor concientización, para lo cual hay que tener un plan de solución, con un mayor presupuesto.

Martinez también cuestionó que el trabajo que se hizo en 18 meses durante el gobierno de Fernando Lugo, el Ministerio de Salud no lo hizo en 11 años, en materia de salud familiar, citando algunos ejemplos: Alto Paraguay y Boquerón, que tienen solo 90.000 personas, las que podríamos tenerlas a todas en tres grupos de Watsap.

corrpy2

El senador Ignacio Iramain, médico de profesión, dijo que se vive en un estado fallido “donde todas las instituciones están infiltradas por el crimen organizado. Nunca existió democracia en nuestro país. Tenemos que saber dónde estamos parados, hacer un buen diagnóstico, como estamos como Estado, para buscar las soluciones. El propio parlamento está lleno de delincuentes”

Simeona Britez, Secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadores Rurales y afines del Paraguay (SINTRARUAPY) durante su intervención leyó un escrito donde están citados los puntos principales que su gremio considera violatorios de la ley laboral, de parte de los patrones, en especial de las estancias e industrias asentadas en la región occidental del Paraguay.

En el documento se citan los siguientes puntos: maltrato a mujeres embarazadas y enfermas en su lugar de trabajo, falta de asistencia médica, control periódico, y reposo por maternidad; ausencia de seguro social, sin IPS, sin salario mínimo, aguinaldo, vacación, reposo, y permiso por salud; trabajos forzosos, en condiciones inhumanas, o estando enfermos o accidentados; explotación laboral infantil, niños y adolescentes obligados a trabajar sin derecho a estudiar y sin sueldo; discriminación del sueldo mínimo legal, lo que lleva al condicionamiento de trabajar por un salario inferior a lo establecido por ley.

Con promesas falsas, los contratos son verbales -sobre las tareas a realizar- y son incumplidos a los pocos días, y además, se le agregan múltiples tareas, que nada tienen que ver con lo pactado, y para peor, con el mismo salario acordado.

corrpy3

Y hay contratistas irresponsables, que contratan a otros “subcontratistas”, quienes llevan a su gente, para trabajar y estos son abandonados a su suerte en los montes chaqueños, sin víveres y sin los pagos por la producción.

Respecto a los contratos por escrito, no se firma un contrato que especifica las tareas a realizar, con los días y los horarios. Y si hay contrato, no se entrega la copia al trabajador, que por ignorancia de la ley no reclama su derecho a tal documento.

En cuánto a la omisión de auxilio, se denunció, que en caso de accidente o cualquier otro motivo de urgencia, los trabajadores deben pagar para ser trasladados.

Asimismo, Benítez informó que hay una escasa presencia del Estado en el Chaco; y hay un cobro indebido de dinero, a los trabajadores que han recurrido a los funcionarios del Ministerio del Trabajo.

Ante las denuncias de la utilización de la policía por parte de la patronal de las estancias, el comandante de la Policía Nacional dijo que hay que denunciar ante la fiscalía los malos procedimientos realizados por la policía.

Conclusiones

Las diversas instituciones y organizaciones presentes en el encuentro llegaron a las siguientes conclusiones: 1) Urge una reforma del código del trabajo paraguayo 2) Necesitamos que cada una de las instituciones que hoy no están presentes (salud, defensoría pública, Ministerio Público, policía, contratistas de obras públicas) puedan trabajar juntas. Hay varios proyectos para el Chaco pero que actualmente solo benefician a las elites, pero no a los pueblos originarios, a los chaqueños de a pie 3) Tener una red dentro del Estado, en materia laboral para el Chaco, entre todas las instituciones presentes hoy, y las mencionadas, coadyuvar para el cumplimiento de las leyes laborales. En tal sentido se va a realizar un trabajo sostenido interinstitucional hasta resolver todas las cuestiones denunciadas, que afectan sobre todo a trabajadores del Chaco y la zona Norte, Concepción, Amambay y San Pedro. 4) Necesitamos construir en el Paraguay. Nos debemos poner de acuerdo, como una especie de contrato social, de que todos somos iguales ante la ley. Solo falta voluntad política para eso.

*Foto de Portada y restantes: Antimafia Dos Mil