Incendios sin precedentes sofocan la región sur y norte del país; vecinos de áreas afectadas denuncian irregularidades
 
Por Sofía Aquino-16 de enero de 2022

A fines del año 2021, y comienzos del 2022, varios focos de incendios en simultáneo, dejaron inertes más de 30 mil hectáreas, en los departamentos de Río Negro, Paysandú, Canelones y cercanías. Las investigaciones para determinar las causas de los incendios siguen en curso, pero se sostienen hipótesis de que pueden haber sido intencionales.

El director nacional de bomberos, Ricardo Riaño, aseguró que cinco focos de incendios en el departamento de Río Negro, son de características intencionales, y afirmó que tienen las pruebas fidedignas y suficientes para sostener esa hipótesis.

En el departamento de Canelones, la Intendencia Municipal, iniciará una demanda por daños y perjuicios contra los propietarios de los predios incendiados, y analiza posibles negligencias, así lo informan medios locales.

Pero éste último incendio, despertó una alerta en los vecinos de la zona. Exhaustos de apagar día y noche los mismos incendios, sabían que esto ocurriría, ya que tres meses atrás, habían marcado que, en esos mismos terrenos, existía un potencial problema por quemas, declaró el alcalde Gustavo González a medios locales.

Tras nuevos focos de incendios, en la reserva natural y cultural de Bilú Atit, lugar donde abunda importante flora y fauna del Uruguay, una organización de vecinos pertenecientes del Remanso de Neptunia, lanzó un comunicado de prensa, denunciando la situación en la que se encuentran, cansados de reclamar por una solución a las autoridades, exigiendo ser escuchados para que se tomen medidas para encontrar a los verdaderos culpables de las zonas incendiadas, pero sobre todo, para proteger y preservar la reserva natural de Bilú Atit, y la salud de los habitantes de los alrededores.

Comunicado de prensa de vecinos del Remanso de Neptunia del 13 de enero de 2022

"En Remanso de Neptunia, Canelones, existe un monte al que les vecines llaman Pulmón Verde Bilú Atit, donde hay diversos ecosistemas relevantes y grandes valores ambientales, arqueológicos, geológicos, culturales, recreativos y deportivos. Desde hace dos años, les habitantes del lugar, vienen protegiendo este espacio natural ante la amenaza de la devastación del monte por un proyecto de urbanización voraz. Se denuncia la falta de información, de transparencia, de espacios de diálogo, y la ilegalidad de tal proyecto de fraccionamiento que entre otras cosas no cuenta con el informe de impacto ambiental, ni arqueológico, ni de gestión de la IMC. Les vecines piden parar las obras y se resarza el daño ambiental causado, mientras el curso de este loteamiento continúa, con una primera etapa habilitada por la IMC, donde ya están llegando los compradores a construir, en un barrio donde ya están colapsados los servicios de agua, de saneamiento, las escuelas y centros de salud desbordados, y una gran inseguridad vial que pone en riesgo la vida de transeúntes y ciclistas principalmente. En este contexto es que comienzan los incendios en el monte”.

“Desde hace más de dos semanas se han provocado intencionalmente reiterados incendios, justamente en el área donde se proyecta lotear. Los vecinos y vecinas vienen pasando días y noches en alerta, apagando día a día los fuegos junto a los bomberos, quienes actúan de acuerdo a las órdenes de superiores, dejando quemar el monte, mugre en su vocabulario. El cansancio de les vecines aumenta, en una situación de alta vulnerabilidad, donde en el boca a boca se sabe lo que pasa, pero donde pareciera no haber vías de denuncias efectivas. Por vías administrativas y judiciales se ha accionado, sin respuesta”.

“Exhortamos a la población y a los medios de comunicación a solidarizarse con la causa que es la causa común de toda la costa amenazada por la especulación inmobiliaria, así como a nivel internacional la misma práctica de quemar para vender es común y arrasa montes y selvas. Es momento de detener estas políticas devastadoras, como ya en otros países lo están haciendo: se prohíbe urbanizar en tierras incendiadas durante los siguientes 20 años. La vida y la salud son derechos naturales inalienables, corresponde ejercerlos”. (Organización Vecinal del Remanso de Neptunia)

Estamos transitando elevadas temperaturas y sequías que contribuyen y agravan las probabilidades de incendios, pero también es cierto, que un gran porcentaje de los incendios a nivel regional, son provocados generalmente por limpieza o despeje de empresas y compañías para luego vender, edificar o extenderse.

Según datos de la NASA, CONAB e Imazon, como es el caso de JBS, Marfrig, Legal Amazon, Bunge, Minerva, Federal Highway y muchas otras compañías, entre ellas mataderos e industrias sojeras, responsables de las quemas en el Amazonas, para el despeje de nuevas zonas de plantaciones de alimento para ganado, y soja.

El panorama de las quemas e incendios puede estar muy bien conectados con los negocios y el lucro, porque los bosques y selvas, más que un recurso natural, parecen ser un estorbo para las grandes empresas y compañías que pretenden extenderse masivamente en los territorios.

----------------------

*Foto de portada: revista forestal / Dirección Nacional de Bomberos

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO