Exitosa fue la “Semana del Periodismo y de la Comunicación” en Paraguay*
 
Por Jorge Figueredo, desde Asunción, Paraguay-24 de mayo de 2021

En el marco del inicio de actividades por la “Semana del Periodismo y de la Comunicación” la carrera de Ciencias de la Comunicación, estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Asunción, de la Universidad Americana, Universidad Autónoma de Asunción y Universidad del Norte, realizaron la webinar “Santiago Leguizamón: 30 años de impunidad”, el pasado 26 de abril pasado, con apoyo de la Mesa para la Seguridad de Periodistas.

Fue un día histórico para el Paraguay, una fecha trágica en la que recordamos 30 años del asesinato del periodista Santiago Leguizamón en manos de la narco-mafia.

Pero también, fue una fecha muy importante, porque por primera vez se unieron cuatro universidades para organizar esta webinar donde expusieron cuatro reconocidos periodistas y el hijo de Santiago Leguizamón, dándonos una visión del pasado y del presente, en relación a los crímenes contra los periodistas, que en su mayoría han quedado impunes.

Realizaron una crítica periodística, jurídica y ciudadana de lo que significó para la sociedad paraguaya y el periodismo nacional, la muerte de Santiago, donde se mencionó que uno de los autores intelectuales de su asesinato fue el capo mafioso Fadh Jamil, quien por muchos años fue considerado el padrino del crimen organizado en la frontera de Paraguay-Brasil, sobre todo en las ciudades de Pedro Juan Caballero y Punta Pora.

Destacaron que quien dio la venia para su asesinato fue el propio presidente de la República en aquel entonces, el general Andrés Rodríguez, con la participación de sectores mafiosos ligados al contrabando de soja, como la del empresario en aquel tiempo Fernando Mendonca -quien aún vive- que era miembro de la cámara de producción de soja del Amambay, los narcotraficantes y diversos grupos criminales.

“Santiago denunciaba sobre todo el clima de violencia, la violencia ejercida por un grupo mafioso, la triangulación de la soja, que ingresaba desde el Brasil al Paraguay, y de Paraguay volvía a salir al Brasil a los efectos de evadir impuestos y una serie de cuestiones, sería como soja paraguaya. Además de eso, denunciaba toda la infraestructura, todo el negocio paralelo de vehículos, de asesinatos y toda una serie de cuestiones”.

En el evento recordaron no solo a Santiago Leguizamón sino a los 19 periodistas asesinados por la mafia desde 1989 hasta la actualidad: Santiago Leguizamón, Calixto Mendoza, Benito Ramón Jara, Salvador Medina, Yamila Cantero, Samuel Román, Ángela Acosta, Alberto Tito Palma, Martin Ocampos, Merardo Romero, Carlos M. Artaza, Marcelino Vázquez, Fausto Gabriel Alcaraz, Edgar Paulo Fernández, Pablo Medina y Antonia Maribel Almada, Gerardo Servían, Eduardo González, Leo Veras. La mayoría de estos crímenes han quedado impunes, salvo excepciones.

Manifestaron que el ejercicio de la profesión periodística es una de las más peligrosas, en Amèrica Latina y el Paraguay, donde hay zonas donde ejercer el periodismo de investigación, a uno puede costarle la vida, sin que el Estado pueda brindar una protección efectiva a los diversos comunicadores.

Mostraron también el territorio donde se produjeron los asesinatos de los 19 periodistas, al decir de uno de los ponentes “un mapa bastante claro de donde se mueven, por lo general en Paraguay, y en zonas silenciadas”.

Dante Ariel Leguizamón al referirse a la vida de su padre expresó: “Santiago, en los 10 años de la radio escribía, teníamos dos caminos por delante, el derrotero fácil y cómodo, de dejarse llevar por la rutina o el escabroso camino, de escoger en cada programación, decir la verdad, ante todo, apoyar los buenos proyectos, criticar los hechos perjudiciales y ponerle el hombro al país. Claramente conocemos el camino que tomo Santiago y la radio en ese sentido, y profundizó esas denuncias y ese trabajo frontal".

“Recuerdo con mucha claridad que en varios momentos se encontraban personas asesinadas en Pedro Juan Caballero, con un candado en la boca digamos, algo sumamente significativo, de la forma en que se maneja la mafia. Santiago decía fundamentalmente que, sobre Pedro Juan, sobre todo que el día que nos despertemos y tomemos como cotidiano el asesinato de una persona en Pedro Juan Caballero, ese día verdaderamente estamos perdidos. No podemos aceptar esto como una cuestión cotidiana de nuestra ciudad y en nuestro país. Esa conexión entre la mafia y el poder político, ese momento, fue lo que de alguna manera puso el sello de la impunidad”.

“Hoy hablábamos de 30 años de impunidad, 30 años de impotencia, también, porque hace unos días se presentaba Fadh Jamil en el Brasil, quien va a ser investigado por una serie de hechos, pero no por el asesinato de Santiago. Eso de alguna manera genera impotencia, por un lado, porque no se ha podido impulsar, por la incapacidad del Gobierno paraguayo y del Estado paraguayo en realidad, y no ha podido impulsarse la causa ni en la justicia paraguaya. También esa negligencia investigativa en la justicia brasilera se siente en los procesos de investigaciones de cierre del caso Santiago. Esa connivencia nosotros ya la detectamos, y en el momento sabíamos que el caso no iba a avanzar, y que la impunidad era el sello de este asesinato de Santiago. Hoy, como bien decían, seguimos lamentando que sigue siendo muy sencillo asesinar un periodista en Paraguay, porque la impunidad sigue siendo la regla en cuanto a la sanción efectiva, sobre todo de los autores intelectuales de los asesinatos”.

“El caso de Santiago Leguizamón hoy está ante la Corte Interamericana de Derechos humanos, eso implica que Paraguay debe responder en un juicio contencioso, debe defenderse de las acusaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y de los peticionarios de la familia y de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay, con el apoyo de organizaciones de periodistas. Lo que se busca con el caso de Santiago Leguizamón, es instalar y fortalecer los mecanismos de protección de periodistas. La causa de Santiago transciende la vida, transciende a Santiago, digamos, lo que se busca es que se instalen políticas públicas efectivas de protección de derechos humanos, con relación a periodistas de frontera y periodistas en general, a fin de asegurar el ejercicio de la libertad de expresión sin injerencias y sin presiones. Se busca luchar en contra de la impunidad y que se establezcan mecanismos en contra de la impunidad, no solo del caso de Santiago sino también de todos los otros casos de periodistas”.

“Se busca, además, la instalación de una Comisión de Verdad y Justicia para que en el caso de que no se puedan sancionar a las personas que ordenaron ese asesinato, por que han fallecido y porque están en otro país, como el Brasil, por ejemplo (y que no puedan ser extraditadas) se busca que se investigue y se pueda encontrar la verdad sobre los asesinatos de estas personas, que entendemos fue en el ejercicio de sus funciones, del periodismo. Pero necesariamente, se debe saber quiénes fueron los que ordenaron el asesinato, fundamentalmente, y por qué lo ordenaron. Además, se busca que se fortalezcan los procesos de investigación en relación a asesinatos de periodistas y también las amenazas que sufren los periodistas”.

“Hoy, existe un impedimento legal de investigación del Ministerio Publico con relación a las amenazas a periodistas. También se busca que ese impedimento legal sea subsanado, por parte de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Creemos que la causa de Santiago nos puede abrir las puertas y nos puede servir de herramienta para seguir la disputa y seguir la lucha en contra de la impunidad y a favor de la efectiva protección de periodistas en el Paraguay”.

Los organizadores del evento manifestaron que fue muy importante este encuentro para demostrar que las cuatro universidades tienen el mismo objetivo: formar periodistas éticos. Usar el lema de Santiago que siempre les marca: él dijo “prefiero la muerte física, a la muerte ética” y creo que ese fue su legado. Se compartió al final, una canción en homenaje a todos ellos, los periodistas mártires, que dieron la vida por la verdad y la libertad.

Parafraseando a uno de los ponentes podemos concluir que en el año 2020 se produjo el último asesinato de un periodista aquí en Paraguay, y aconteció nuevamente en frontera. ¿Motivos? Denunciar las acciones de las mafias, narcotráfico y corrupción.

En 30 años las razones de los asesinatos han sido comunes, los territorios son comunes y evidentemente los que están detrás de estos asesinatos, necesariamente deben ser comunes.

---------------------

(*) Dio inicio al encuentro el Master Gustavo Ibarra, siendo moderadora la Profesora Haydee Galeano. Estuvieron representantes de las cuatro universidades como la Lic. América Ferreira, la Lic. Claudia Jaime, Lic. Nery Peña y la Profesora Haydee Galeano. Participaron como expositores Miguel H. López, periodista y docente; Aníbal Gómez Caballero, periodista; Dante Ariel Leguizamón, abogado e hijo de Santiago Leguizamón; Alcibíades González Delvalle, periodista, dramaturgo, y escritor; José María Costa, periodista, abogado, politólogo y catedrático universitario. Fue moderadora la Profesora Haydee Galeano. Estuvieron, los representantes de las cuatro universidades como la Lic. América Ferreira, la Lic. Claudia Jaime, Lic. Nery Peña y la Profesora Haydee Galeano.

--------------------

*Foto de portada:Webzine Dx.com.py / Foto de Andrés Colman Gutiérrez

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO