“Han muerto niños jóvenes, todos acusados de ser terroristas”

“Es triste no tener líderes políticos pero los que están ahora son una porquería y tienen que salir ya”. Así se expresaba la activista Hellen Alexandra Ñañez García, que desde Lima en Perú confía a nuestra redacción el testimonio en primera persona, de los horrores que se están viviendo por estos días en el país trasandino. La suya no es una expresión fuera de contexto, sino que responde a una consecución alevosa de hechos que conjugan una casta política conservadora, con estructuras de poder laterales, asentadas desde antaño en el legislativo, y que tiene entre sus engranajes más eficientes a las multinacionales y a los tan imprescindibles y cada vez más necesarios medios de comunicación hegemónicos. García, también dispara, contra estos pilares de la derecha, que muestran sus dientes bien afilados y que mantienen en vilo a toda la sociedad peruana.

La presidencia peruana, hace días, se sumerge en un reduccionismo situacional, muy lejos de fácticas verdades, para poder explicar, por qué hay más de 50 personas muertas desde que comenzaron las protestas, o porque la represión ya se sitúa dentro de las universidades, como en épocas de la dictadura. Y en ese cuentito entran, por ejemplo, que el ex presidente Evo Morales financió las protestas contra el actual gobierno, o que, por ejemplo, que la mayoría de los manifestantes -si son pobres e indígenas mejor-, poseen rango de terroristas, y que las fuerzas del orden están haciendo un trabajo impecable y a conciencia.

“Desde que Pedro Castillo fue elegido presidente en este país, el tema de la clase política, del poder, los empresariados, de las trasnacionales, se vieron afectadas, porque él era un hombre del pueblo, y aunque no tenía peso político, representaba a las comunidades andinas e indígenas del país, voces que han sido reprimidas, voces que han sido olvidadas”, así graficó García la situación a grandes rasgos.

Peru han muerto medicos auxiliando a personas 2

El por qué de la destitución

La activista que vive a dos horas de Lima contó cómo fue que Castillo se puso la soga al cuello: “Cuando sale electo Castillo la derecha comienza a señalarlo como un fraude, hicieron toda una parafernalia, ha sido un año y medio nada más el que gobernó Pedro castillo. Nosotros tenemos dos tipos de poderes en el estado peruano. Ninguno avanza sin el otro, el presidente no podía tomar decisiones, el congreso comenzó a bloquearlo, comenzó a denunciarlo, los medios de comunicación comenzaron todos los días a tratarlo de tonto, a tratarlo de alguien deficiente, se metieron con la familia con los hijos. Y todo eso se da porque Pedro Castillo decide quitarle el pago que se le hacía del estado a los medios nacionales para promocionar ciertas actividades estatales, o sea les corta el caño económico”.

“Justamente este año 2023, se vuelven a hacer los contratos a las trasnacionales, las mineras, para las concesiones, y este año terminan, entonces, el congreso tenía muy en claro que el presidente había dicho que esos contratos iban a ser en favor del país, porque solamente están a favor de las cosas que les convienen a las trasnacionales. Entonces esa fue la verdadera razón del porque lo querían sacar. Además, también se quería cambiar la constitución porque es lo más justo, porque es una que ya está obsoleta, de la época de los 90, de Fujimori, porque solo hay beneficios para aquellos que tienen dinero, entonces todo eso quería alzarse a una asamblea constituyente, que ellos como izquierda estaban proponiendo”, afirmó García, profundamente indignada y consternada ante la situación de pobreza estructural donde ella se encuentra.

La traición

“Llega el día D en el que el hombre -por Castillo- sale temblando, y comienza a leer un discurso diciendo que va a cerrar el Congreso, y que llama a las fuerzas militares para mantener el orden, al final todo el mundo lo traiciono, el tipo termino de dar el discurso y el congreso corono a Dina Boluarte como presidente, y mientras él estaba yendo con su familia a la embajada de México a pedir asilo el propio chofer de la movilidad en la que él iba, lo traiciono y lo llevo directamente a una comisaría, lo apresaron delante de sus hijos, al final sus hijos y su esposa han sido asilados en México y solo por eso han votado y han roto relaciones con México, y ahora quieren romper relaciones con argentina con Bolivia, con Venezuela, con todo el mundo, con Chile también, con Ecuador, con Colombia porque supuestamente ellos no reconocen a Dina Boluarte como presidenta de Estado”, sostuvo García.

El comienzo de las movilizaciones

Fue ante la destitución de Castillo que comienzan las movilizaciones como bien afirma Hellen García: “Comienza a salir el pueblo, del Perú profundo, gente muy aguerrida, muy terca porque ellos, la pasión que sienten es totalmente diferente, pues no son alguien de la capital que no le interesa nada. Y de verdad que ha sido un pueblo reprimido y olvidado durante décadas por todas las autoridades nacionales, tanto es así que la gente en su cólera, en su resentimiento, han hecho que convulsionen en cadena, entonces comenzaron a organizarse y a cerrar aeropuertos, porque ellos lo que querían es llamar la atención, y claro que hay infiltrados, hay gente que está metida con el tema del narcoterrorismo, pero ¿quiénes son los narcoterroristas? Aquellos que subieron en la época de Fujimori, que si comparamos los años 90 con el 2023 van a ver que las prácticas se parecen muchísimo, a la gente de campo siempre se le acusa de ser terrorista, solo por ser diferente”.

García, en tono compungido, denuncia la cruda y violenta verdad de los enfrentamientos: “En las primeras protestas que hubieron en Cajamarca en puno, murieron chicos de 17 y 15 años, son los jóvenes los que están saliendo y muchos congresistas no quieren elecciones nuevas, ellos quieren quedarse para estar presentes en el negociado que van a hacer con las mineras, no se quieren ir, y la capital como siempre y la prensa nacional informando los que le da la gana, para ellos nosotros vivimos como Alicia en el país de la maravillas. Han muerto médicos auxiliando a personas que han estado en las marchas, les han disparado, han muerto niños jóvenes, todos acusados de ser terroristas”.

Renuncia de Dina Boluarte

Ante una tregua de fin de año por las fiestas del 2022, la activista peruana contó cómo fue que Boluarte intentó parar las movilizaciones: “La presidenta comenzó a prometer títulos de propiedad, acceso al agua, becas de estudio, bonos, dinero, más dinero, como si con eso podría comprar la dignidad de la gente y eso es algo muy terrible".

“Dina Boluarte sabe perfectamente que, si una persona muere en Lima, en la capital, todo se le va y es muy triste, han muerto personas, lejos de lima, acribilladas y masacradas porque la policía está disparando. Si te ve identificado como un campesino, te agarra a patadas y te agarra a balas porque para ellos es sinónimo de ser terrorista. No están respetando el libre tránsito, no dejan a la gente llegar a Lima, las detienen en carreteras y eso pasaba acá en mi ciudad, que se pusieron a pedir identificación y comenzaron a acosarlos. El racismo está a flor de piel, todo el mundo insulta a la gente indígena y andina, lo cual me parece horrible”, dijo García, describiendo el escenario casi en la puerta de su casa.

“Nosotros estamos pidiendo elecciones adelantadas que son necesarias, ya no hay tiempo para hacer reformas, es triste no tener líderes políticos pero los que están ahora son una porquería y si tienen que salir ya”, exhortó la activista.

“Su renuncia se pide porque una vez que ella admita su renuncia las elecciones se van a hacer en un año, mientras que ella no se salga del cargo, va a seguir gobernando por cinco años y la gente es lo que no quiere, quiere elecciones adelantadas. Se comprometieron a hacer elecciones adelantadas, pero ahora ya no quieren, por eso que las marchas se han vuelto a dar”, analizó en su testimonio García.

Los dinosaurios nunca mueren

Existe un peligro latente ante la posible renuncia de Boluarte. Su reemplazo sería el presidente del Congreso, que, en este momento, este cargo es ejercido por un general retirado ultraderechista llamado José Williams, que tiene denuncias por ejercer graves violaciones a los derechos humanos. Con esta movida podría oscurecerse el horizonte para Perú. Por tal motivo, los reclamos populares también apuntan contra una posible presidencia del general Williams.

Tras días de escándalos, mesclados con una puesta en escena sobre el ineficiente desempeño y proceso judicial de Castillo, nadie parece estar prestando atención al millar de heridos, o a la oscura y casi perfecta estadística violenta de Boluarte, que a los tiros hizo próspera la industria de los epitafios con la para nada despreciable cifra de un muerto por día, jugada lógica de un gobierno de transición con aires de ultraderechistas que preludian un comportamiento cada vez más común.

Foto: captura de video

.

Artículos relacionados
Arde Perú
Perú: treinta días de Estado de emergencia por las protestas con el saldo de 15 muertos
Quiebre institucional en el Perú: Congreso destituye a Pedro Castillo que ha sido detenido por la policía

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...