Por Giorgio Bongiovanni-22 de setiembre de 2022

Si el buen día se ve desde la mañana, la carrera política del exfiscal nacional antimafia Federico Cafiero de Raho no arranca, para nada, de la mejor manera.

En los últimos días, hablando en Cosenza para la campaña electoral, el exmagistrado quiso replicar a Antonio Ingroia, exfiscal adjunto de Palermo y hoy candidato y cabeza de lista de "Italia soberana y popular" a la Cámara de Diputados, que en los últimos días había recordado la historia de la expulsión del fiscal nacional adjunto antimafia Nino Di Matteo, hoy consejero togado del CSM (Consejo Superior de la Magistratura), del grupo que investiga las masacres.

Y tal como hizo en su llamada telefónica al programa "Non è l'Arena" de Raho cuenta una verdad distorsionada con algunas mentiras.

"Creo que los hechos son conocidos por todos -dijo de Raho, según lo informado por algunos sitios-. El problema surgió de una entrevista con Di Matteo que contenía una serie de elementos sobre el contenido de una reunión de los fiscales de distrito que se ocupan de las masacres".

"Esa entrevista, en mi opinión, no respetó las reglas que nos habíamos fijado. De ahí mi decisión de denunciar el asunto al CSM, al que también le dije que verificara lo sucedido, añadiendo mi total disponibilidad para que volviera al grupo, siempre que se moviera dentro de los límites que nos habíamos fijado. El expediente fue luego tratado por el CSM frente al cual tanto Di Matteo como yo fuimos auditados durante mucho tiempo. También en esa ocasión le reiteré mi apertura al colega, ya que no tenía ni tengo ninguna intención contra él".

Campana electoral las mentiras 2

A la luz de estas declaraciones es nuestro deber aclarar la verdad de los hechos.

No es del todo cierto que hubo un informe al CSM con una solicitud para investigar lo sucedido.

El fiscal de Raho primero adoptó una medida "inmediatamente ejecutiva" que sacó a Di Matteo del grupo que investiga "entidades externas en los crímenes de la mafia" y solo después informó al CSM de la expulsión.

En cuanto al fondo de la cuestión, el tema no fue llevado ante el CSM por de Raho, sino por Di Matteo, quien presentó un recurso oficial completo con observaciones sobre la ilegitimidad de la disposición. Así, ambos magistrados fueron citados por el Consejo Superior de la Magistratura.

Luego, en septiembre del 2020, antes de que el caso fuera discutido en el CSM, de Raho volvió sobre sus pasos al reintegrar a Di Matteo a las masacres "con efecto plenamente restaurador".

Tal vez se dio cuenta de que había cometido un error. Tal vez entendió que había llegado muy lejos, cuando era lógicamente plausible que el CSM, a la luz de los hechos, hubiera estado de acuerdo con Di Matteo.

Después de todo, al escuchar la famosa entrevista del programa Atlantide, queda claro que no hubo violación del secreto de la investigación por parte de Di Matteo, quien no hizo más que revisar las pruebas ya conocidas públicamente (documentos archivados y agregados a los procesos, ndr) destacando aquellos puntos que aún hoy dejan abiertas inquietantes preguntas.

Campana electoral las mentiras 3

Por ejemplo, Di Matteo recordó el hallazgo en Capaci, justo al lado del cráter de la masacre, de una nota escrita en la que figuraba el número de un agente del servicio secreto. También habló, y era un hecho conocido, del hallazgo de un guante del que se aisló un rastro de ADN femenino. Y conocida es la manipulación de los diarios de Falcone, desde una computadora dentro de las oficinas del Ministerio de Justicia. Estos y otros elementos han contribuido a aumentar, desde siempre, la sospecha de que detrás del atentado de Capaci hubo manos ajenas a Cosa Nostra.

Y es absolutamente legítimo, para no desembocar en los habituales ríos de retórica que se escuchan en las conmemoraciones, hablar de estos hechos que ya eran absolutamente conocidos por la opinión pública. Entonces no hubo ninguna violación por parte del magistrado de Palermo.

En los últimos años de Raho nunca explicó cuáles fueron los verdaderos motivos que lo llevaron a adoptar la primera medida.

En la famosa llamada telefónica al programa de Giletti dio un elemento extra al explicar que había recibido las denuncias de un fiscal de una de las DDA (Dirección Distrital Antimafia) sujetas a la coordinación de la fiscalía nacional que investiga las masacres. Pero como resultado de esas quejas no hubo nada. No hubo confrontación entre los distintos componentes.

Que un magistrado pueda pedir la defenestración de un colega en esos términos no sólo sería inaudito, sino también un asombroso caso de deslegitimación, dado que estamos hablando de un magistrado que en su momento ya fue objeto de una condena a muerte real por parte de los jefes mafiosos.

Campana electoral las mentiras 4

Siempre hemos querido creer en la "buena fe" del entonces fiscal nacional Antimafia, que no tuvo el "pulso" justo al hablar y acusar de "traición a la confianza".

Pero hoy volvemos a asombrarnos al escuchar las declaraciones de de Raho, quien afirma que siempre expresó su "plena voluntad de reincorporarlo al grupo, siempre que, por supuesto, se moviera dentro de los límites que nos habíamos fijado". Si ese hubiera sido el caso, tal vez no habría habido ningún incidente ante el CSM.

Personalmente, siempre hemos creído que la decisión de destituir a Di Matteo estuvo en todo caso condicionada por una serie de valoraciones, que van más allá del mérito técnico de los hechos, con el resultado, como ya hemos dicho, de deslegitimar y aislar aún más a un magistrado que siempre se comprometió con la búsqueda de la verdad y que, como es bien sabido, todavía hoy corre riesgo de muerte debido a la condena expresada por los jefes Totò Riina (ya fallecido) y Matteo Messina Denaro (todavía prófugo). Un proyecto de muerte que, como dijeron los magistrados de Caltanissetta al solicitar el archivo de las investigaciones, "sigue operativo".

Volviendo a de Raho y sus mentiras, le damos un consejo no solicitado al exprimer ministro Giuseppe Conte, hoy al frente del Movimiento Cinco Estrellas y candidato a la Cámara de Diputados en las próximas políticas: tome medidas y dígale a su candidato que rectifique ciertas declaraciones.

Si Cafiero de Raho comienza a mentirle al pueblo antes de ser elegido, queda claro que no puede ser un buen candidato. Y esto lo deben saber los electores, que deberán elegir a sus representantes el domingo.

-------------------

*Foto de portada © Imagoeconomica

*Foto 2: El consejero togado del CSM, Nino Di Matteo © Deb Photo

*Foto 3: El pleno del CSM © Imagoeconomica

*Foto 4: © Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...