Francesca Bommarito:

"Cuento la muerte de mi hermano y dos compañeros para reabrir la investigación y hacer justicia"

Por Jamil El Sadi- 30 de julio de 2022

13 de junio de 1983, vía Scobar, Palermo. Un comando de Cosa Nostra mata a tres carabineros: el capitán Mario D'Aleo, el suboficial Giuseppe Bommarito y el carabinero Pietro Morici. Un crimen atroz que pasaría a la historia como "la masacre de vía Scobar". Una masacre que, más adelante, confirmó el proyecto mafioso para atacar al Estado.

Los ejecutores materiales fueron Michelangelo La Barbera, Francesco Paolo Anzelmo, Domenico Gangi, Giuseppe Giacomo Gambino y Salvatore Biondino. Los que dieron la orden, por su parte, fueron Salvatore Riina, Michele Greco, Pippo Calò, Antonio "Nenè" Geraci, Giuseppe Farinella, Raffaele Gangi y Francesco Madonia. Algunos de los miembros de la cúpula de Cosa Nostra.

39 años después del triple asesinato, Francesca Bommarito, hermana del suboficial asesinado en via Scobar, ha reconstruido toda la historia en un libro recién publicado, titulado "Albaricoques sangrientos" (Editorial Iod), con prólogo del consejero togado del CSM (Consejo Superior de la Magistratura), Nino Di Matteo. En la entrevista (que se publica a continuación) que nos dio al presentar su obra en Balestrate, el pasado 26 de julio, en el "Museo del mar y las tradiciones populares", Francesca lo define como un "diario del dolor". Un acto íntimo, pero muy participado, en el que los ciudadanos de Balestrate se reunieron en torno a la familia Bommarito para conmemorar la masacre y recordar a un conciudadano que sacrificó su vida por los ideales en los que se basa nuestra democracia.

Albaricoques sangrientos 2

En el encuentro, organizado por las asociaciones "Giuseppe Bommarito contra las mafias Onlus" y "Red Antimafia de Brescia", junto a la autora del libro estuvieron también la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Balestrate, Aurora Musso, el ex alcalde de Nápoles, Luigi De Magistris y Mario Bruno Belsito, presidente de la "Red Antimafia de Brescia". Estuvieron también presentes en la sala la honorable Piera Aiello, diputada y testigo de justicia; Giovanni Impastato, hermano de Peppino; y Elia Minari, jurista y coordinadora de la asociación "Corto Circuito".

La historia de Giuseppe Bommarito es la de "un carabinero sencillo, con los valores de una familia sureña, orgulloso, humilde y valiente, que cuando hacía sus informes de servicio no temía denunciar la colusión entre políticos, intermediarios y elementos de la burguesía mafiosa -comentó De Magistris- por eso las mafias les temían a carabineros como Emanuele Basile, por ejemplo. Y no olvidemos que en los años 80 hubo una carnicería institucional".

A continuación, la entrevista con Francesca Bommarito.

Albaricoques sangrientos 3

-Francesca ¿por qué "Albaricoques sangrientos"?

“Elegí este nombre en honor a Mario D'Aleo, porque su esposa, Antonella Lorenzi, me contó una anécdota muy especial. La noche de la masacre ella estaba cocinando mientras esperaba que su marido regresara a casa cuando en cierto momento escucha un fuerte ruido, como si fueran fuegos artificiales. Inmediatamente sale corriendo de la casa y ve los cuerpos masacrados de los militares. Su esposo estaba de espaldas, con el periódico "L'Ora" entre las piernas, en el suelo había un lago de sangre y muchos albaricoques que el capitán D'Aleo le había traído a ella. Antonella me dijo que el olor acre de la sangre se confundía con el olor dulce de los albaricoques. De ahí el nombre de Albaricoques sangrientos".

-El libro está dividido en tres partes. El primero es un diario real: "El diario de una masacre".

“Sí, y fue muy doloroso reconstruirlo. Incluso ahora me cuesta hablar de ello. Es como si esos momentos hubieran quedado imborrables en mi mente. La masacre de via Scobar marcó un antes y un después. Desde entonces nuestra vida ha cambiado y nada es ya como antes. A veces, mientras escribía, lloraba porque volvía a revivir aquellos momentos. Al escribir este diario también sentí mucha nostalgia. Nostalgia de los buenos tiempos, de las veladas pasadas con toda la familia reunida, felices, sin preocupaciones”.

“A veces es difícil explicarle a la gente lo que puede ser una familia, especialmente una como la nuestra. Éramos una familia muy unida, nos ayudábamos. Afortunadamente, este sentido de familia no se ha perdido por completo, pero lamentablemente muchas cosas ya no están. Permanece en nosotros una constante sensación de melancolía. En ciertos momentos de alegría vuelvo a ver a mi hermano y revivo esa tragedia, esos momentos oscuros”.

Albaricoques sangrientos 4

-Con estas páginas es posible reconstruir un complejo rompecabezas formado por "híbridos connubios" entre la mafia, el empresariado y la política en aquel Monreale.

“Con el libro traté de reconstruir el hilo investigativo de esta masacre. Al hacerlo me sentí mal con las muchas personas que parecían dispuestas a escucharme, cuando en realidad esta historia no le importaba a nadie. Quizás porque es incómoda. Al principio pensé que era normal, por provenir de una familia de raíces humildes, no tener apellidos altisonantes y por haber sido mi hermano "solo" un suboficial de Carabineros. Pero luego, movida por tanta amargura, rechacé este pensamiento, porque las personas son personas, sin importar el título o el rango. Y tengo que agradecerle a mi padre por haberme transmitido su carácter: nunca he tenido miedo de decirle a la gente lo que pienso, ya sean generales del Arma, simples carabineros o ciudadanos. En el Arma siempre he dicho que mi hermano murió porque dentro había gente que eran manzanas podridas. Gente que lo traicionó”.

-Cuando comenzó a reconstruir el hilo investigativo ¿hubo algún elemento que le llamó especialmente la atención?

“En realidad, dos elementos me intrigaron de inmediato y están relacionados entre sí. El primero se refiere al papel y a la actitud del Arma en la inmediatez de la masacre”.

Albaricoques sangrientos 5

-¿Cuáles son?

“Cuando fui a Palermo, al día siguiente del triple asesinato, algunos compañeros de mi hermano de la compañía de Monreale empezaron a correr el rumor de que "Peppino (Giuseppe, ndr) estaba allí por casualidad. El capitán se lo había encontrado en la calle y se ofreció a llevarlo".

-¿Y el otro elemento extraño?

“El otro elemento que me llamó la atención fue el trato que los mafiosos le dieron a mi hermano. Giuseppe fue el único de los tres que fue asesinado con una escopeta. La historia enseña que los infames son asesinados con la escopeta en Sicilia. Entonces ¿por qué mi hermano? ¿Por qué se lo consideraba a Giuseppe un villano? ¿Y por qué esta vez la mafia no se limitó a matar sólo al capitán, como sucedió con Emanuele Basile? ¿Qué razón había para matar al conductor y también a mi hermano? Y, en relación a la actitud de sus compañeros ¿por qué alguien que "estaba allí por casualidad" fue asesinado a tiros?”

“La respuesta está en el hecho de que Giuseppe era muy inteligente y muy buen investigador. Era la memoria histórica de las investigaciones y del trabajo del capitán Basile. Por eso, D'Aleo – que reemplazó a Basile – confió en el suboficial Bommarito para conocer la zona y las investigaciones realizadas con su antecesor. Mario D'Aleo fue un capitán muy bueno y muy inteligente. Pasó muchas noches en vela estudiando, leyendo e informándose. Era una persona decidida y pagó esta cualidad con su vida”.

Albaricoques sangrientos 6

-¿Cree que se trató de un desvío de las investigaciones?

“No me sorprendería, pero dejaré que respondas a esa pregunta contándote una anécdota. La esposa de Mario D’Aleo me dijo que él anotaba todas sus cosas de trabajo en un diario que dejaba en el cuartel. Pero un carabinero le dijo que la noche de la masacre unos oficiales del Arma salieron de Palermo para ir al cuartel de Monreale y, provistos de una llave, vaciaron todo el armario del capitán D'Aleo. ¿Qué había allí? ¿Qué había anotado el capitán D'Aleo? Y, sobre todo, ¿por qué los oficiales tenían tanta prisa para apoderarse de esa documentación?”

-Ahora puedes responder a la pregunta: ¿podría tratarse de un desvío de las investigaciones?

“Volvamos al libro. 'Albaricoques sangrientos' fue prologado por el consejero togado del CSM, Nino Di Matteo, un magistrado que condujo algunas de las investigaciones más candentes de nuestro país sobre la mafia y sus relaciones con el poder. Sus palabras añaden valor al libro”.

“Sí, así es. ¿Y puedo decir algo? Daría mi vida por Nino Di Matteo, porque es un hombre al que respeto y estimo mucho. Una persona humilde. Cuando lo contacté para proponerle la idea de escribir el prólogo del libro, aceptó y me agradeció diciendo: "Usted me está dando la oportunidad de honrar la memoria de su hermano". Mi hermano estaría feliz de saber que el prólogo de este libro está escrito por un hombre íntegro como Nino Di Matteo”.

“El libro termina con una confesión, en cierto modo amarga pero también liberadora. Dice que el agotador proceso judicial no le ha devuelto a su hermano, pero que no ha perdido la esperanza que tuvo, desde un principio, en la Justicia”

“Vuelvo a subrayar esas palabras. Y te cuento más Jamil, la historia no acaba aquí. Mi compromiso no termina con este libro. Todavía tengo algunas piedras en el zapato que quiero eliminar”.

-¿Va a escribir un segundo libro?

“¡Absolutamente sí! Quiero reabrir la investigación sobre la masacre de via Scobar. La verdad debe ser buscada hasta el final. El 'Caso Bommarito' sigue abierto...”.

-------------------

*Foto de portada: Francesca Bommarito, hermana de Giuseppe Bommarito © Deb Photo

*Foto 4: Primera presentación del libro "Albaricoques sangrientos" en Balestrate

*Foto 5: Monumento en memoria de Giuseppe Bommarito, en Balestrate (PA) © Deb Photo

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO