Lucha contra la mafia y reforma de la justicia, el fiscal general de Catanzaro intervino en el Trame Festival 
 
Por Jamil El Sadi y Aaron Pettinari-25 de junio del 2022

"Es un momento difícil y particular en el que la atención debe ser la máxima. Todos debemos tener cuidado, pero a pesar de la conciencia de que el riesgo aumentó, debemos racionalizar todo y mantener la calma. Lúcidos. Porque debemos seguir adelante". Así se expresó el fiscal jefe de Catanzaro, Nicola Gratteri, quien habló anoche en el tercer día del "Trame Festival 11" en Lamezia Terme, al comentar el aumento en el nivel de seguridad personal tras la revelación por parte del FBI del proyecto de ataque en su contra proveniente de Sudamérica. Fue un encuentro organizado para presentar su último libro "La Constitución a través de las mujeres y los hombres que la hicieron" (Editorial Mondadori) junto al periodista Riccardo Giacoia.

Se debatieron muchos temas: desde la seguridad del magistrado hasta la justicia en Italia, desde las reformas hasta los referéndums y el no nombramiento como fiscal nacional antimafia.

Todo frente a una plaza de San Doménico abarrotada de personas que en religioso silencio escucharon al fiscal y lo acompañaron con pocos, pero significativos, aplausos tras sus acusaciones contra las acciones nefastas del poder, la política y la colusión entre esta última y la 'Ndrangheta.

"Racionalizo cualquier cosa que me pueda pasar", respondió Gratteri a Giacoia sobre su sentir ante la muerte. "No estoy entrenado para detenerme. No sé hacer otra cosa. ¿Qué hago para cambiar de trabajo? ¿Voy a otra oficina? ¿Qué sería de mi vida? La de no haber hecho lo que sé hacer – prosiguió –. ¿Ve cuántas personas hay aquí? Este año hay más que la última vez. Esto significa que nuestra credibilidad creció. Significa que hemos sembrado bien y hemos aumentado nuestra credibilidad. Así que vale la pena arriesgar la vida para dar esperanza a miles de personas".

¿Gratteri como fiscal nacional antimafia? El primer objetivo sería encontrar la agenda roja de Borsellino

Otro tema abordado durante el debate fue el no nombramiento de Nicola Gratteri como fiscal nacional antimafia, por cuanto el CSM (Consejo Superior de la Magistratura) prefirió al fiscal Giovanni Melillo. "Es un buen organizador que sin duda mejorará la fiscalía nacional antimafia -dijo Gratteri- Obviamente tengo un carácter y una visión diferente a la suya, un enfoque diferente de mi trabajo. Tengo otro carácter. Soy rebelde e inquieto. Tengo en mente la guerra y me gustaría cambiar las cosas, me gustaría un mundo más libre y más justo".

"Me preguntaron qué tenía en mente si me hubieran nombrado fiscal nacional antimafia -siguió diciendo el fiscal-. En primer lugar, habría utilizado toda mi energía e inteligencia para encontrar la agenda roja de Paolo Borsellino, porque hasta que no se encuentre esa agenda no habrá paz en Italia. No quiero que se convierta en uno de los grandes misterios del país. Pero para hacer esto, se necesita una fuerte voluntad política. No pienso en desfiles ni en coronas de laureles. La conmemoración en memoria de Falcone y Borsellino, el trigésimo aniversario, debería hacerse con una legislación antimafia seria, con un sistema judicial tal que ya no convenga delinquir. Estas son las respuestas que un gobierno debe dar a una comunidad que exige justicia. No solo cháchara".

Gratteri en la fiscalia nacional 2

"Cosa Nostra y compañía tenían prisa por matar a Borsellino. Las razones de ese apuro están en la agenda roja. Pero para hablar de lo sucedido quiero contar un hecho aleccionador. Imaginen a vía de D'Amelio después de la masacre: edificios destruidos, pedazos de carne alrededor, sangre por todas partes, olor acre. Bueno, en medio de este escenario hay una persona (el coronel de Carabineros Giovanni Arcangioli, ndr) que abre la puerta del auto en llamas del juez, toma su maletín y luego tiene la idea de sacar la agenda roja del interior del mismo -continuó diciendo-. El motivo lo explica la viuda de Borsellino, en el juicio, cuando declara: 'Mi marido iba y venía a Roma, y cada vez que volvía de Roma estaba más y más nervioso. Y en ese diario anotó todas las reuniones que hizo'. En mi caso, mucho menos importante, cuando voy a Roma no voy a Via del Corso, pero llamo a las puertas, a las puertas de los Ministerios, para pedir hombres y medios. Entonces me imagino que Borsellino fue a Roma a pedir hombres y medios, a pedir reformas normativas para organizar el poder de su estrategia. Pero sin esa agenda no sabemos cuándo fue a Roma, a quien conoció, mucho menos cuáles fueron las respuestas y por qué cada vez que volvía a Palermo estaba más y más nervioso. Era un hecho notorio que él anotaba todo en esa agenda roja. Esa agenda nunca se encontró, porque entonces podríamos haber descifrado la información contenida y así tener la clave para leer lo que había sucedido y lo que estaba sucediendo. Creo que los que tienen esa agenda en sus manos tienen el poder de chantajear a otras personas que también están en el poder, si no oficial o de primera línea, tal vez un poder de concepto o de dirección".

Entre críticas y disparates aparece el intento de reformar la justicia

La esperanza de la que hablaba Gratteri se basa en la información. Los ciudadanos deben estar informados, deben saber qué sucede a su alrededor y por qué. Y aquí el argumento se centra inmediatamente en la reforma de la justicia, que Gratteri ha criticado repetidamente. "Este tipo de reformas, de cambios, se pueden hacer cuando hay gobiernos de acuerdos amplios sin una fuerte oposición como la actual -dijo el fiscal-. Estoy muy enojado como ciudadano italiano porque desde hace algunos años, al menos en Calabria, la credibilidad de la gente hacia el poder judicial y la policía ha ido aumentando con resultados concretos y tangibles (aludiendo al riesgo de que esta reforma revierta la situación, ndr)". El fiscal dijo entonces que era aún más crítico con el referéndum sobre la justicia, que cayó recientemente por no haber alcanzado el quórum. "Todas las preguntas del referéndum fueron absolutamente inútiles incluso para los objetivos que se habían fijado quienes estaban de acuerdo con el referéndum -denunció-. Preguntas estúpidas como la de la supresión de las corrientes internas en la magistratura, o quitar la obligación de un magistrado de recoger entre 25 y 50 firmas para postularse. Una pregunta estúpida porque si me postulo al CSM para ser elegido, debo tener al menos entre 600 y 700 votos. Me pregunto: ¿qué son 25 votos? ¿Este es el verdadero problema?", se preguntó el magistrado. Y luego agregó: "La separación de las carreras entre jueces y fiscales es exactamente lo contrario de lo que necesita el sistema judicial. A la fecha, si primero se es juez en Catanzaro y luego se quiere ser fiscal, hay que cambiar de tribunal de apelación. ¿Cuál es el problema, que el juez manipule las pruebas? Ojalá que cinco jueces vinieren a mi fiscalía a actuar como fiscales porque enriquecerían a los fiscales en lo que es la prueba a los efectos de una investigación. No al revés. Me gustaría que vinieran a enriquecer a los fiscales sobre la prueba, lo que sirve de prueba a los fines de la investigación, no al revés. No la separación".

Gratteri en la fiscalia nacional 3

El temor de Gratteri es que con esta reforma "el próximo paso sea colocar a los fiscales bajo el ejecutivo, de tal manera que se sometan a los deseos del ejecutivo". Los hechos, subrayó el fiscal jefe de Catanzaro, dicen que esta "es una reforma aprobada por todos los partidos. El resto es palabrería. Gente golpeándose el pecho: 'Vamos a Palermo por el trigésimo aniversario'. Nos tiramos de los pelos, hablamos de Falcone y Borsellino. Y llevamos a Palermo la improcedibilidad, la licencia por puntos para los magistrados y la reforma del CSM. Esto es lo que nos traen. Y me pregunto: ¿estos eran los sueños de Falcone y Borsellino? Lamentablemente los muertos no pueden defenderse y no pueden hablar, entonces debemos hablar mientras estamos vivos, de lo contrario seremos cobardes, y seremos cómplices de estas reformas que nada tienen que ver con las necesidades del pueblo y las necesidades de justicia"

Gratteri: "En mi contra hay un mecanismo de deslegitimación sistemática de cierta prensa"

Durante la charla, el fiscal de Catanzaro enfatizó en reiteradas ocasiones acerca de la campaña de deslegitimación en su contra, la cual se intensificó en el último período. "Hay algunos diarios que sistemáticamente me difaman y me calumnian entre bastidores escribiendo cosas documentada y científicamente falsas para convencer al público de que solo arrestamos a personas que luego son liberadas o absueltas. Esta es una falsedad histórica". Y luego: "El artículo de Domani contra mí fue un claro mensaje de deslegitimación, que llegó en el momento en que yo, hablando con Gruber (conductora de "Otto e mezzo", en La7, ndr) ataqué directamente al gobierno de Draghi en lo que refiere a la lucha contra la mafia. El objetivo de ese artículo era debilitar mi figura afirmando que critico al gobierno y a la reforma Cartabia porque soy de Hermanos de Italia. ¿Entienden cuál es el mecanismo? Deslegitimarme. Pegarme en los diarios y debilitarme porque los molesto. El poder no quiere gente libre. Al poder no le interesa la orientación política, sino que haya alguien que responda por ti. El poder no tiene problemas ideológicos. Sólo le importa que haya alguien por encima de tu cabeza que te pueda mandar".

Gratteri en la fiscalia nacional 4

De ahí, entonces, la propensión del fiscal Gratteri a hablar con los jóvenes y a visitar escuelas en todo el país: "Me complace y me conmueve ver a tantos jóvenes que piensan en una Italia y un mundo diferentes, libre de escorias y sin los intrigantes y analfabetos que ocupan puestos ejecutivos sin saber hablar el idioma italiano y que le están cortando las alas a esta tierra".

--------------------

*Foto de portada y restantes: © ACFB

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO