Por Jean Georges Almendras-12 de enero de 2022
 

Fue así de simple: desde Colombia salieron los 340 kilos de cocaína de alta pureza, que en el correr de los últimos días fueron incautados en una ruta nacional del departamento de Tacuarembó, en el Uruguay. Así se informó desde el Ministerio del Interior, aludiendo a un muy reciente procedimiento de características importantes, que derivó en la formalización de cuatro personas.

Desde la órbita oficial la procedencia de la cocaína resultaría ser un ingrediente novedoso para nuestro país, no obstante, desde la óptica de los investigadores a nivel mundial -con quienes coincidimos, desde esta redacción- este aspecto estaría dentro de lo previsible, tomando en cuenta que esos cargamentos harían parte de un esquema de trafico a nivel internacional ,que de hecho, y no es de descartar (a pesar de que en Uruguay así no es mencionado por las autoridades) tendría como principal protagonista a la organización criminal italiana la Ndrangheta, en forma conjunta con grupos mafiosos de otros países, pero siempre formando parte de un esquema monitoreado desde Italia, por la mafia de la regio Calabria, que hoy es líder en el mundo, en ese tipo de operaciones.

Dejando este punto hacia un costado, al menos por ahora, profundicemos sobre las particularidades de las informaciones oficiales, consignando que las fuentes ministeriales señalaron enfáticamente que los 340 kilos de cocaína “son de un muy alto nivel de pureza comparándolos con los embarques incautados en los últimos tiempos, se estima procedentes de Bolivia, como país proveedor.

Nosotros, en reiteradas oportunidades, como periodistas que estamos trabajando en esta temática, y en base a las informaciones procedentes de investigadores italianos, que tienen bajo la mira a América Latina, (en lo que atañe a los movimientos de la Ndrangheta, como  organización que exclusivamente opera con cuantiosos cargamentos, desde Colombia y Bolivia, con destino, principalmente a Europa) desde nuestra mesa de trabajo -además de reconocer y apoyar, el trabajo policial en el Uruguay, en materia de combate al narcotráfico internacional y local- hemos advertido y subrayado en no pocas oportunidades (mirando el bosque y no solo el árbol) que desde el momento mismo que un mafioso de la laya de Rocco Morabito venía operando en el Uruguay, desde hace ya mas de 15 años, las redes para el tráfico desde Colombia,  por ejemplo, y regiones circundantes, ya habrían sido delineadas con anterioridad, y no exclusivamente desde ahora.

Ampliando sobre las informaciones del Ministerio del Interior a propósito del operativo en Tacuarembó, donde se destaca que se trató de un gran golpe al narcotráfico, hay que puntualizar que fueron cuatro las personas imputadas, ajustado al siguiente detalle: el primero fue el conductor del camión en el que se transportaban los 340 kilos de cocaína (fue formalizado por asistencia al narcotráfico, con arresto domiciliario como medida cautelar); el segundo, es un menor de edad, que fue condenado a dos años de libertad a prueba por el delito de asistencia al narcotráfico, tras un acuerdo con el fiscal de Tacuarembó Dr. Ignacio Montedeocar; otra persona mayor de edad, cumplirá la mitad de ese tiempo en prisión domiciliaria; mientras que una cuarta persona, fue condenada a cinco años y seis meses de cárcel por un delito de tráfico de estupefacientes.

Las actuaciones a nivel policial continúan y de hecho no se descarta que en el correr de los próximos días surjan novedades, en torno a este caso.

----------------------

*Foto de portada: Ministerio del Interior / UNICOM

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO