17 de octubre en Argentina: una lealtad peronista no tan leal
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina-18 de octubre de 2021

La historia argentina de endeudamiento y corrupción es bien larga y vergonzosa. Y sobre todo la nómina de pagadores seriales de deudas ilegítimamente adquiridas, nunca supieron o quisieron salir de este cuadro. En junio de 1946, pocos días después de asumir su primer mandato como presidente, Juan Domingo Perón anunció que Argentina pagaría la totalidad de la deuda externa, que en ese momento era de 12.500 millones de pesos. Perón, lo concretó seis años más tarde, el país saldaba definitivamente la deuda pagando las dos últimas cuotas semestrales del préstamo concedido por Gran Bretaña en el marco del Tratado Roca-Ruciman del año 1933. Agustín Justo y Roca hijo ya estaban muertos, pero el por entonces ministro de Agricultura y Ganadería Luis Duhau y el ministro de hacienda Federico Pinedo que habían sido acusados de corrupción relacionada con este lamentable convenio aún estaban vivos. Podrían haber sido procesados y condenados, pero eso jamás pasó.¿Para el peronismo lo fundamental era el desendeudamiento para volcar los recursos al desarrollo nacional independiente? ¿Era esa la única manera de garantizar la justicia social? Todos sabemos que desde la dictadura genocida en adelante el endeudamiento externo es el principal instrumento de dominación, el gran obstáculo que impide construir una soberanía real. Sabia y desmemoriadamente Perón afirmaba que aquella nación que pierde el control de su economía, pierde soberanía. Y claramente los “organismos de endeudamiento” lo sabían y siguen hoy esta estrategia a rajatabla. Cuando Néstor Kirchner encaró la renegociación de la deuda y se sacó de encima al FMI lo hizo para “recuperar el control de la economía”. Como Perón en el ’46, cuando cumplió religiosamente con los pagos.

Algo parecido ocurre ahora, la renegociación de la deuda externa “actualizada” por el gobierno del expresidente Mauricio Macri poco tiene que ver con el progresismo mostrado por la economía Peronista de aquellos años, quizás por un contexto internacional distinto.

Algo está claro, entre los peronistas no puede haber confusiones, a pesar de que se observan ya puntos de quiebre ideológicos, de todas formas, eso nunca impidió que nos sumergiéramos en los tramposos laberintos del endeudamiento infinito.

La calle reclama, la calle pide investigar la ilegalidad de la deuda y denunciar todo lo que sea necesario para que los responsables sean condenados. La ambivalencia del discurso y políticas del gobierno de Alberto Fernández poco tiene que ver con las necesidades fundamentales de una sociedad al borde del colapso. La vedete de la economía argentina en este momento es el ajuste, el gasto en programas sociales se redujo 45% en los primeros nueve meses del año. A pesar de la profunda crisis social que condena a casi 19 millones de personas a vivir en la pobreza, un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso confirma que el déficit primario se acerca al 1,5% del PBI al tercer trimestre de este año. Muy por debajo del 4,5% del PBI que el ministro de Economía Martín Guzmán estimó en el presupuesto 2021 para conformar al FMI.

En plena crisis social, seguir ajustando el gasto público sólo se explica porque la prioridad principal del Gobierno es alcanzar un acuerdo con dicha entidad crediticia. Este parece ser un momento donde chocan un gobierno leal a su historia contra un pueblo peronista que sale parcialmente de sus “lealtades” para defender el bien común. 

En un festejo que se repitió en varias plazas del país, una multitud recordó el 17 de octubre y su significado. Pero además como protagonista emerge un fuerte llamado de no pagar la deuda al FMI. Este reclamo al gobierno tuvo como protagonista principal a la presidenta de la Asociación Madres de plaza de Mayo Hebe de Bonafini, en una jornada donde la militancia y las organizaciones sociales volvieron a copar los históricos emplazamientos frente a Casa Rosada. Este 17 de octubre de este año, al igual que el de 1945, cayó el Día de la Madre. 

Hebe, primera impulsora del acto en esta fecha, junto a diferentes organizaciones políticas, sindicales y de derechos humanos, encaró su discurso con un pedido concreto dirigido al Presidente: "Le quiero decir que este acto es el inicio de una lucha hasta que consigamos no pagar la deuda externa. Hoy empezamos"

 Y agregó: "Las Madres estamos muy felices de haber tirado esta idea y que todos los compañeros la hayan tomado como propia, sobre todo los compañeros de los sindicatos".

“Señor presidente, la mitad de los argentinos estamos bajo la línea de la pobreza, hay una gran mayoría de pibes que hoy están comiendo apenas, ¿y usted quiere pagar la deuda? ¿Con qué? ¿Usted quiere pagarle la deuda a Macri, que es el chorro más grande del país? Usted quiere hacernos pagar un robo. La deuda no es nuestra", enfatizó. 

Hebe además agregó con mucha Vehemencia: "Nos da mucha tristeza que usted siempre se junte con los ricos, con los grandes empresarios, con los gordos de la CGT, y no nos escuche a nosotros, somos parte del pueblo que lo votó, y que lo va a seguir votando si se comporta como debe. Le pido que nos escuche, que nos atienda, no somos dos o tres, somos millones, más de la mitad de la población argentina que está pobre y más que pobre", enfatizó. 

Tras su discurso, de unos quince minutos, siguieron otros más breves, pero igualmente contundentes. En un momento de la tarde corrió el rumor de que Alberto Fernández iría a la Plaza, pero finalmente eso no ocurrió. El mensaje del presidente circuló desde la mañana, y fue enviado a través de su cuenta de Twitter, con un video con imágenes del histórico día de 1945. 

"Hace 76 años, argentinas y argentinos salieron a las calles en reclamo de la libertad de un coronel que defendió a quienes trabajaban. Ese día marcó un camino de lealtad inquebrantable con el pueblo. Compañeras y compañeros, celebremos en unidad esta fiesta de la democracia", expresó. 

Pero el principal protagonista de este día fue la gente de a pie. Cerca de las 16 horas, las inmediaciones de la Plaza, y de la avenida 9 de julio y Avenida de Mayo fueron punto de partida de la convocatoria a la marcha, y ya lucían una gran cantidad de manifestantes reunidos. Sobre la 9 de julio concentraron las numerosas columnas de las organizaciones. Entre las más nutridas, las de la CTA, H.I.J.O.S, Barrios de Pie, La Cámpora, Corriente Peronista 13 de abril, Peronismo Militante, la CTD Aníbal Verón, el Frente Social Peronista. 

A lo largo de toda la marcha también se congregó mucha gente auto convocada, familias, personas de todas las edades, muchos y muchas portando banderas y carteles de confección casera: "No al pago de la deuda", "Recuperamos la calle"; por ahí también se escuchaba: "Nunca la perdimos" en diálogo abierto. Otro cartel de grandes dimensiones atravesaba la plaza con la leyenda “Encuentro peronista” y los dibujos de los rostros de José de San Martín, Juan Perón, Eva Perón, Manuel Belgrano, el Indio Solari, Carlos Mugica y Estela de Carlotto. 

Los bombos retumbaron en cada rincón de la plaza marcando el ritmo de la jornada. Las oleadas de gente llegando a la Plaza de Mayo estuvieron signadas por los abrazos entre ellos, descargando las emociones contenidas durante tiempos de pandemia, deseando y pugnando porque el peronismo se transforme en algo mucho más certero, algo mucho más cerca de lo que quiere el pueblo y mucho más lejos de aquello que quieren sus gobernantes. 

------------------

*Foto de portada: pagina12.com.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO