Periodismo independiente es Nobel de la Paz
 
Se le otorgó a dos periodistas por su labor para salvaguardar la libertad de expresión
 
Por Andrés Volpe-9 de octubre de 2021

En tiempos donde los que denuncian se pudren detrás de los barrotes y donde los epitafios dicen más que los micrófonos, es indispensable recordar una premisa fundamental: “el periodismo debe ser libre, o es una farsa”, algo claro, conciso y sin medias tintas, como lo afirmaba el maestro Rodolfo Walsh. Casi nunca se reconoce esta senda de único sentido, y pocos transeúntes transitan por ella. De vez en cuando, nuestra atención se posa por un momento en los derechos humanos fundamentales y en sus garantes. En estos momentos donde lo necesario es excepción, nos urge más que nunca recordar algunos ejemplos de vida, que siempre son más que bienvenidos.

El comité noruego del premio Nobel decidió reconocer por primera vez el papel de la prensa independiente, lo hizo este viernes tras anunciar la mención para los periodistas Maria Ressa, de Filipinas, y Dimitri Muratov, de Rusia, por su lucha por la libertad de expresión. Ressa y Muratov fueron galardonados "por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera", declaró la presidenta del comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, en Oslo.

Según el comité noruego, el premio no es solo un mensaje para Rusia y Filipinas: "Por supuesto que condenamos la situación en estos dos países especialmente, pero quiero subrayar que condenamos también la situación en todos los países donde la actividad de los periodistas está limitada y donde la libertad de expresión está bajo presión", afirmó Reiss-Andersen.

"El periodismo libre, independiente y de hechos sirve para proteger contra los abusos del poder, las mentiras y la propaganda de guerra", agregó la presidenta del comité del Nobel noruego.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, instó a emprender un esfuerzo mundial por la libertad de prensa: "Mientras felicitamos a los galardonados, reafirmemos el esfuerzo por el derecho a la libertad de prensa, reconozcamos el papel fundamental de los periodistas y reforcemos a todo nivel el apoyo a los medios libres y diversos". Por otro lado en declaraciones a los medios, Guterres expresó: "Ninguna sociedad puede ser libre y justa sin periodistas que puedan investigar delitos, aportar información a los ciudadanos, responsabilizar a los líderes y decir la verdad al poder", señaló.

En lo que va de año, 24 reporteros profesionales han muerto y otros 350 siguen encarcelados, según cifras de la última publicación anual de Reporteros Sin Fronteras; la situación de la libertad de prensa es terminal, y está lejos de mejorar, se calcula que dicha gravedad se extiende en el 73% de los 180 países analizados. La organización expresó que este premio es "un llamado a la acción", según palabras de su secretario general, Christophe Deloire.

Muratov

Dimitri Muratov, es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico independiente ruso Novaya Gazeta, y "ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles", subrayó el jurado del Nobel. Novaya Gazeta ha sacado a la luz "la corrupción, la violencia policial, los arrestos ilegales, el fraude electoral y las 'granjas de trolls", señaló el comité, unos temas por los que ha pagado un alto precio.

Los reporteros de Nóvaya Gazeta y Muratov lo tienen bien presente. Seis de sus periodistas o analistas han sido asesinados desde la fundación del diario. De hecho, el Nobel llega un día después del 15° aniversario del asesinato a tiros en el portal de su casa de Moscú de Anna Politkóvskaya, una de sus periodistas más destacadas. Y un día después de que prescriba el delito, se condenó a los ejecutores del crimen, pero jamás se identificó a los artífices y organizadores del asesinato de la reportera de investigación, muy crítica con el Kremlin, y que preparaba un artículo sobre crímenes en Chechenia.

Muratov les dedicó el premio: "No puedo atribuirme el mérito. Es de Novaya Gazeta. Es de los que murieron defendiendo el derecho de la gente a la libertad de expresión", dijo. "Habría votado por la persona por la que apostaban las casas de apuestas, y esa persona tiene todo el futuro por delante. Me refiero a Alexei Navalni", aseguró Muratov, sobre uno de los principales opositores rusos.

Novaya Gazeta fue creado en 1993 con la ayuda de Mijaíl Gorbachov, que destinó una parte del dinero que obtuvo al ganar el Nobel de la Paz tres años antes. "Felicito a un hombre maravilloso, valiente y honesto, a un periodista, a mi amigo Dimitri Muratov", dijo el expresidente soviético tras enterarse del anuncio del premio.

Ressa

Maria Ressa, cofundadora de la página de información online Rappler, ha sido objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y ha sufrido un intenso ciberacoso. Rappler ha publicado artículos críticos contra el jefe de Estado, Rodrigo Duterte, incluyendo su sangrienta y polémica lucha contra el narcotráfico. Entre otras exclusivas, publicó confesiones de sicarios que aseguran haber sido contratados por la policía para asesinar a drogadictos.

"Nada es posible sin hechos", dijo Ressa, tras recibir la noticia del Nobel, e insistió en que "es el mejor momento" para ser periodista. "Los momentos más peligrosos son también los momentos en los que es más importante" el trabajo de periodista, explicó en una entrevista online retransmitida por Rappler. Ressa, que también tiene nacionalidad estadounidense, ya fue galardonada en abril con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa Unesco.

La periodista, que se enfrenta a siete casos criminales por presunta evasión de impuestos y vulneración de las leyes de propiedad de los medios, fue condenada en junio 2020 por ciberdifamación por un tribunal filipino. Tras ser condenada, alertó que la "democracia está muriendo poco a poco" debido al ascenso de líderes autoritarios y populistas como Duterte y alertó de la manipulación en las redes sociales, sobre todo en plataformas como Facebook.

Ressa fue elegida personalidad del año junto con otros periodistas por la revista Time en 2018 por su lucha contra la desinformación de, según ella, la "sofisticada maquinaria" de cuentas falsas vinculadas al entorno de Duterte para intimidar y silenciar a los críticos.

Entre los candidatos históricos, como viene sucediendo prácticamente en cada edición de los premios, se encontraron claras menciones de nombres más que polémicos, como el expresidente norteamericano Donald Trump y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Uno de estos polémicos casos fue, por ejemplo, el del secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger, que el mismo año que fue galardonado, 1973, promovió el golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende en Chile. En 2009, se discutió la idoneidad para recibir el premio del entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Obama reforzó ese mismo año la presencia militar de EEUU en Afganistán y aprobó en 2011 ataques aéreos en Libia. El último galardonado con un Nobel de la Paz que, tristemente, comenzó una guerra, fue el primer ministro etíope, Abiy Ahmed en 2019. Un año después de recibir el galardón desencadenó un conflicto bélico que aún permanece vigente.

¿Fue esta última entrega una paradoja de los jueces del comité, que rompieron con la tradición de premiar asesinos? ¿O un desvelado intento por cambiar la pálida imagen que vienen dejando?

Podemos quizás soñar y ser ingenuos por un momento, podemos creer que esos escasos minutos de fama frente al atril este próximo 10 de diciembre, en la ceremonia de entrega de los premios, pueda hacer la diferencia para Muratov y Ressa, que ellos puedan expresar y plasmar toda su lucha y expresión de deseo en una sola voz, en un solo gesto y que los futuros Assange, Ellsberg y Walsh, los estén escuchando, que la prensa mundial, en un momento de lucidez decida reproducir sus discursos, y que los ciudadanos comunes decreten que eso es importante.

Y que puedan gritar los que muchos no pudieron, porque fueron silenciados.

------------------

*Foto de portada: marca.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO