Por Claudio Rojas, desde Santiago de Chile-24 de julio de 2021

¿Por qué, si estamos al sur del mundo, nos tendríamos que preocupar de lo que pasa en un país de la Unión Europea, como Italia? Tan distante de nosotros y de nuestros problemas. Pues porque este fiscal, Nino di Matteo, representa la limpieza en el ejercicio de la justicia, la coherencia y la persistencia, buscando y anteponiendo la verdad y la justicia a todo. Nos preocupamos de lo que pasaba con un emblema como Julián Assange, o como protestamos por el genocidio palestino, y como develamos la injusticia tremenda que vive el pueblo Saharaui, en el Sahara Occidental. Nos preocupamos de todos ellos porque son los valores, que se defienden y los que nos motivan, situándonos siempre en contra de un sistema criminal que está absolutamente globalizado y generalizado.

Partiendo de esta perspectiva nos concertamos frente a la embajada de Italia en Santiago de Chile, que se encuentra ubicada en la calle Miguel Claro, en la comuna de Providencia, una de las comunas de nivel socioeconómico alto de nuestra ciudad; nos acompañó Pedro Saldaño, una persona que hace parte de la lucha social que llevamos acá, y que se acercó a Antimafia Dos Mil desde hace ya algunos meses. Nuestro objetivo fue hacer presente nuestro apoyo al fiscal Nino Di Matteo, un operador de la justicia italiana honesto, que está siendo perseguido de manera brutal, porque su trabajo investigativo es muy peligroso para el poder criminal que tiene una connivencia con la mafia organizada. La idea es que él, como Fiscal y como persona, no se sienta aislado y que su lucha trascienda las fronteras de su país, de ahí que hicimos, también junto a María Cecilia Bartholin esa presencia, a las puertas mismas de la sede diplomática italiana.

En Chile todos somos Nino Di Matteo 2

Entre los magistrados más involucrados en la búsqueda extenuante de la verdad, de la mafia, de los crímenes de la década de los noventa, de la denominada “tratativa Estado-mafia” que fue descubierta, ya en esos años por los jueces mártires Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, está el fiscal Nino Di Matteo; ahora miembro concejal del Consejo Superior de la Magistratura, pero que durante su carrera profesional siempre se ocupó de estos asuntos, buscando retomar el hilo de la investigación que ya habían comenzado los extintos jueces, para descubrir quiénes eran las “mentes refinadísimas” del Estado que estaban involucradas con la mafia y los crímenes.

Di Matteo, junto con Vittorio Teresi, Francesco Del Bene y Roberto Tartaglia, fue uno de los cuatro miembros del grupo que representó la acusación, logrando una sentencia favorable donde se imputó y condenó a mafiosos y a exmiembros del Estado. Son más de cinco mil páginas de la sentencia del proceso Estado-mafia que describe, de manera simple y clara, los hechos inquietantes y los acontecimientos dramáticos sucedidos en el terrible bienio del '92 al '94 en el que tuvieron lugar las masacres.

Siendo inclemente en la búsqueda de la verdad, ha sido nuevamente condenado a muerte por los actuales líderes de la mafia de Cosa Nostra, información obtenida de confesiones de arrepentidos de la mafia, con detalles hasta de los explosivos que usarían; antes estuvo amenazado y condenado a muerte por un exlíder de la mafia que murió en prisión, Salvatore Riina, amenaza pesquisada a través de intercepción telefónica.

Es evidente que Nino Di Matteo molesta a los mafiosos, que parecían en ese entonces ser el brazo ejecutor del poder del Estado.

Su fortaleza, su coherencia, su persistencia y su firme voluntad de luchar por la verdad, como Fiscal, lo ha hecho acreedor del apoyo incondicional de muchos a nivel mundial, y allí también nos incluimos nosotros, como redactores de Antimafia Dos Mil.

--------------------

*Foto de portada: Patricio López / De izquierda a derecha: Claudio Rojas, Maria Cecilia Batholin y Pedro Saldaña

*Foto 2: YouTube / Fiscal Nino Di Matteo

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO