Perfil, de un neonazi chileno estrechamente relacionado con el “Uribismo” de Colombia
 
Por Claudio Rojas, desde Chile-7 de mayo de 2021

A propósito de los hechos acontecidos en Colombia, donde se ha visto una impresionante rebelión popular al régimen del presidente Iván Duque, quien tiene como inspirador al exgobernante Alvaro Uribe, hemos visto una represión que ha impactado al mundo, con asesinatos por decenas casi a diario, con una brutalidad extrema. En este escenario, se ha visto en RRSS que el mismísimo Alvaro Uribe ha hablado de un término llamado “revolución molecular disipada “, el que ha sido acuñado por un activista fascista de nacionalidad chilena, Alexis López Tapia, quien ha sido protagonista en muchos hitos del devenir colombiano, con charlas de adoctrinamiento, y al parecer buena relación con el “Uribismo” en las dos últimas décadas.

Alexis López Tapia, es entomólogo e investigador científico e histórico con estudios de periodismo, electrónica, informática y lenguas clásicas. Como analista politológico, ha venido estudiando el proceso insurreccional chileno desde el año 2000, con numerosos trabajos publicados hasta la fecha. En sus otras redes sociales, como Twitter, aparece una corta frase de perfil: “Patria o caos”. En YouTube explica que sus videos están “orientados a cuestionar y desafiar el discurso hegemónico de la izquierda en los medios de comunicación, bajo la categoría de #Resistencia (RST)”.

Lo cierto es que en Chile se le conoce por mucho más que lo ya expuesto. En entrevista con el diario colombiano El Tiempo, el 17 de abril del año 2000, López se atribuyó ser el organizador del I Encuentro Ideológico Internacional de Nacionalidad y Socialismo, una suerte de convención neonazi encabezada por el grupo político de ultraderecha que ayudó a fundar: el Movimiento Patria Nueva Sociedad. Con especialidad en Contenidos de información, formación politológica, contra discurso, análisis e inteligencia política, cultura, historia, ciencia y tecnología, orientados a cuestionar y desafiar el discurso hegemónico de la izquierda en los Medios de Comunicación, bajo la categoría de #Resistencia (RST).

De sus palabras se destacó el uso de la expresión ‘revolución molecular disipada’, pues es un término que no ha sido abordado masivamente en el país. Este término fue acuñado al filósofo francés Félix Guattari (1930-1992), quien lo planteó como un sistema universal de lucha social y emancipación. Mientras que en Latinoamérica ha sido difundido, principalmente, por el chileno Alexis López. Su ponencia se basa en que la protesta social, sea pacífica o no, se debe abordar como una guerra que libra la delincuencia contra la institucionalidad para así realizar un golpe de estado y acabar con la democracia.

El hombre, que ha sido tildado por sus posturas políticas radicales, concedió una entrevista a ‘ W radio’ en la que se pronunció brevemente sobre los comentarios en su contra.

Allí comentó que fue el concejal más joven de Chile (a los 17 años): “He trabajado ampliamente en temas municipales, además fui fundador de un movimiento, el cual fue llevado al Tribunal Constitucional de Chile y fue aceptado como legítimo, pues no se encontró ningún viso de inconstitucionalidad, era absolutamente legal”.

En ese sentido, se le cuestionó directamente si era nazi, a lo que respondió: “ahí hay un intento de desacreditación contra mi persona por parte del señor (Gustavo) Petro”. Recordemos que el senador publicó en su Twitter que López era “un neonazi chileno, hijo ideológico de Pinochet”.

A López lo asocian al movimiento del neonazismo porque participó en un encuentro de jóvenes que compartían creencias similares a esa ideología. El diario El Tiempo lo entrevistó en el marco de aquella reunión, ocurrida en el año 2000.

Allí respondió “¿cómo voy a estar de acuerdo con los crímenes de los nazis? Es algo que no me cabe en la cabeza. Pero también soy capaz de encontrar valores en el nazismo y en el socialismo. Un viejo profesor jesuita me enseñó que en todo error hay algo de verdad, y en toda verdad hay algo de error. Nuestra misión consiste en encontrar la verdad en el error y el error en la verdad”.

Además explicó que en el movimiento “queremos dar un claro mensaje: puede que compartamos algunos criterios relativos al orden social, pero mientras sigan manejando las claves propias del racismo, no tenemos nada que ver con ellos. Y espero que ese sea el mensaje que salga de nuestro encuentro”.

Mientras sigan manejando las claves propias del racismo, no tenemos nada que ver con ellos.

En una entrevista con el canal de YouTube Cultura Chatarra dijo que nunca ha hablado con Uribe, pero que supone que el expresidente "ha venido leyendo parte del material que he investigado”. Al mismo canal le comentó que él no propuso la teoría, sino que la ha estudiado y busca compartir sus descubrimientos en el contexto latinoamericano.

“Yo lo que he hecho, y esto me lo adjudico entero, es estructurar una explicación de la manera más sencilla posible para que la gente que no tenga ningún conocimiento de esto pueda, al menos, entender la estructura”, sostuvo.

Según informó ‘La Silla Vacía’, López ha sido invitado en dos ocasiones a la Universidad Militar Nueva Granada, en Bogotá. Las invitaciones han sido por parte del rector, el general Luis Fernando Puentes.

En una de sus charlas (que fue eliminada de Facebook), López asegura que este término consiste en “llevar a cabo un nuevo modelo de acción revolucionaria horizontal, que normaliza de manera gradual y cotidiana disposiciones y conductas en orden de alterar el estado de normalidad social del sistema dominante, con el objetivo de ser derogado y sustituido”. En conclusión, según López, se trata de una teoría que, a groso modo, ubica a grupos opositores a determinado gobierno como "posibles células revolucionarias difíciles de controlar y que funcionan a partir del caos generado en las manifestaciones".

En sus charlas, el teórico y auto declarado miembro neonazi habla continuamente de la “deconstrucción”: un concepto filosófico francés, utilizado por partidos de ultraderecha para describir el supuesto adoctrinamiento de los jóvenes a través de sus salones de clase en los colegios y universidades, advirtiendo de la información que consumen por internet, que buscaría acercarlos al comunismo.

Negaba tajantemente ser un supremacista blanco o un racista: “Puede que compartamos algunos criterios relativos al orden social con los partidos neonazis europeos, pero mientras sigan manejando las claves propias del racismo, no tenemos nada que ver con ellos. En 1998 edité un libro para explicar a los nazis tradicionales por qué ellos están equivocados”.

En 1999, el Tribunal Supremo de Renovación Nacional (partido de derecha) resolvió expulsar de las filas del partido al militante Alexis López Tapia, quien aparece vinculado al movimiento nazi que organiza un congreso mundial en Chile.

Los medios chilenos no se deciden en su definición sobre este personaje: algunos lo consideran un intelectual y un nacionalista, ícono de los círculos de pensamiento que rodearon al fallecido dictador Augusto Pinochet. Otros lo plasman de forma tajante como un fundamentalista, alienado desde los 8 años por su padre, quien le regaló el libro “Mein Kampf” (Mi lucha), escrito por Adolf Hitler.

Algo muy similar ocurre con la prensa colombiana. El canal internacional NTN 24 (propiedad de RCN Televisión) lo presentó como un “investigador histórico” que fue invitado en varias ocasiones para participar con sus opiniones acerca de las protestas en Chile de 2019.

La emisora W Radio fue más crítica y en la entrevista que le hizo el martes 4 de mayo de 2020 le insistió a López en que respondiera sobre su pasado neonazi. López, sin embargo, evadió responder sobre su filiación directa con el nazismo y dijo que su interpretación sobre el nacional socialismo es distinta. “Comparto el nacionalismo, que es la idea fundamental de todos los movimientos nacionales que hubo en el mundo entre 1920 y 1946, incluido Chile. Comparto la noción de que la defensa de los valores patrios, de la familia, de la vida, son criterios fundamentales”, explicó ofuscado.

Sin importar la imagen que la opinión pública latinoamericana se haya creado acerca de Alexis López en los últimos 25 años, lo cierto es que desde la Universidad Militar Nueva Granada lo invitaron a dictar el conversatorio “La revolución molecular disipada y cómo enfrentarla”, el pasado 19 de febrero.

--------------------

*Foto de portada: www.semana.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO