Por segunda vez el sacerdote catamarqueño Juan de Dios Gutiérrez evita enfrentarse a la Justicia
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina–21 de abril de 2021

Catamarca vivió este martes 20 de abril la misma escena que hace una semana atrás. El primer juicio en esta provincia contra un representante de la iglesia católica fue suspendido por segunda vez desde la Cámara Penal de Tercera Nominación de Catamarca, por la acusación de “abuso sexual agravado por su condición de ministro de culto”. La decisión se conoció pasadas las 10 de la mañana.

En esta ocasión fue debido a la presentación de un nuevo abogado, quien pidió por normativa los tres días consecutivos para poder ponerse al tanto del expediente. El juicio, ahora dicen, se iniciaría el próximo viernes 23 de abril.

La abogada de la querella que dialogó con la prensa remarcó: “Se tomaron todas las medidas precautorias para garantizar que el viernes se haga el juicio. Si bien esto para la sobreviviente no es bueno, confían en la justicia y eso es lo único que las mantiene de pie”.

Y además agregó: “Está garantizada la sujeción del sacerdote al tribunal. El otro día cuando lo vimos irse en un auto remise fue patético, fue grave esa imagen. Por suerte los jueces nos sacaron ese domicilio y el Tribunal va a estar expectante para que el viernes este acá. Procesalmente está correcto, además el abogado defensor se constituye también en un garante de la sujeción del acusado”, cerró.

Gutiérrez, había dejado pasar los cinco días otorgados por la justicia y decidió presentar un nuevo abogado recién en el día de ayer, al inicio del juicio. Es por tal motivo, que, para evitar futuras postergaciones, la jueza Patricia Olmi y los jueces Marcelo Soria y Rolando Palacios le otorgaron el derecho que le corresponde. Según afirmaron, ésta sería la última vez que pueden suspender por ese motivo.

Cabe destacar que la semana pasada estaba previsto el inicio del juicio, pero el exdefensor de Gutiérrez, Gustavo Martínez Azar, se negó a ingresar a la Cámara Penal argumentando que él era paciente de riesgo por su avanzada edad, aunque le aseguraron que la sala había sido desinfectada, y que no corría peligro. Después le ofrecieron la alternativa de conectarse de manera virtual desde su estudio jurídico o desde el Colegio de Abogados, pero nunca se conectó. Por dicha razón y por entender que la actitud del letrado significaba un entorpecimiento al juicio, fue apartado por el tribunal, que le asignó un defensor oficial al sacerdote y fijó fecha para el día de ayer. Se conoció entonces que el nuevo abogado del cura será Orlando del Señor Barrientos.

En sospechosas y tendenciosas maniobras, Gutiérrez hizo declaraciones, que buscan despegar a la Iglesia de este asunto. Un día antes de la primera fecha del juicio el sacerdote aseguró que había pedido la “suspensión” de su condición de sacerdote a los pocos días de que fuera denunciado, en el año 2015. Y además afirmó que el Obispado de Catamarca le aceptó esa condición y que “nunca” lo ayudó y le “bajó el pulgar”. Cabe destacar que el obispado nunca confirmo tal decisión, es más, una foto de Gutiérrez vestido con sotana en un encuentro de sacerdotes que se hizo en Cura Brochero, Córdoba, a finales de 2019, pone en duda su palabra.

La abogada de Agustina explicó: “muchos medios le creyeron y publican que es un ex sacerdote, pero al parecer sólo sería una campaña para tratar de desvincular a la Iglesia Católica de la causa”.

Por otro lado, en declaraciones públicas, la mama de Agustina, Alejandra Carrizo, se expresó sobre la nueva suspensión: “Lo entendimos, ellos están sujetos a la ley, pero nosotros lo vemos como una dilación más y un aprovechamiento del cura de hacer valer sus derechos justo hoy”, dijo, y aclaró: “Estoy sumamente agradecida de cómo se está manejando, de cómo se está cuidando la causa para que no peligre. Si hoy iniciaba él iba a hacer valer su derecho constitucional. Lamentablemente, y como lo digo siempre, los tiempos procesales no se condicen con los tiempos emocionales de mi hija, que está muy mal y que no entiende todo esto. Nos sentimos acompañadas y les agradezco a todos los que están hoy acá que pensamos lo mismo y lo que pensamos es que es una dilación más de parte del cura y de todos los que lo acompañan”, concluyó.

Desde la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales Eclesiásticos de Argentina, que acompañan a la denunciante, en diálogo con el periódico La Voz, afirmaron que estas son medidas dilatorias para embarrar la cancha y amedrentar a la víctima. “Lamentamos que estas acciones vergonzosas y revictimizantes afecten únicamente a la víctima con quien expresamos nuestra completa solidaridad y apoyo”, afirmaron.

--------------------

*Foto de portada: www. elancasti.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO