Manifestación ciudadana fue reprimida por la policía en el centro de la ciudad de Asunción

Por Jorge Figueredo, desde Asunción-5 de marzo de 2021

Una gran manifestación ciudadana, de repudio a la corrupción del Gobierno (exigiéndose además la salida del presidente Mario Abdo Benítez, por su desidia, ineficiencia y sobre todo por el colapso sanitario que ha producido mucho dolor, y sufrimiento en cientos de familias) se realizó en las últimas horas en el centro de Asunción. Muchos de los manifestantes fueron integrantes de desesperadas familias, que, ante la falta de medicamentos e insumos de calidad y cantidad suficientes en los hospitales, debieron recurrir a la organización de polladas y rifas, y a la venta, de los pocos bienes que poseen.

La movilización se desarrolló de manera pacífica en la Plaza de Armas de la capital paraguaya y las calles adyacentes, con la activa participación, en su gran mayoría de jóvenes, estudiantes, y trabajadores, que salieron a las calles a manifestar su descontento ante tanta inoperancia e inacción del Gobierno para enfrentar al Coronavirus. Cabe consignar, que a pesar de haberse obtenido un crédito de más de 1600 millones de dólares, este parece haberse dilapidado sin invertirse correctamente en la salud de la población, generando un inevitable colapso sanitario una grave crisis política, que ha puesto al Gobierno de Abdo Benítez, al borde del juicio político, el que perfectamente podría causar su destitución.

A la manifestación pacífica, sobrevino la represión policial con gases lacrimógenos, y disparos con balines de gomas, lo que ocasiono una dispersión y corrida de quienes se encontraban en las calles.

“Una tremenda represión se dio de un momento a otro por parte de los agentes antimotines que dispararon decenas de balines de goma y lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, quienes se encontraban de forma pacífica en inmediaciones del Congreso Nacional”, declaró un testigo presencial.

La represión policial hizo que cientos de ciudadanos, entre ellos mujeres y niños, corrieran despavoridos del lugar para protegerse del ataque de las fuerzas policiales. El ataque de los uniformados despertó la agresión de algunos manifestantes que empezaron a tirar piedras contra los represores.

Sin embargo, la policía justifico su acción indicando que un grupo de 20 personas (barrabravas, inadaptados) empezaron a lanzar objetos a los agentes policiales, y violentaron con patadas y empujones la valla que obstaculizaba el paso hacia el Congreso Nacional, explotándose además estruendosos petardos en el lugar.

La policía actuó de manera desmedida y abusando de sus funciones, reprimió a todos los manifestantes sin hacer distinciones. El comisario Silvino Leguizamón reporto una persona herida de gravedad, quien fue trasladada a un centro asistencial. Se pudo saber que esta persona se encontraba en la primera línea de la manifestación, y que siete manifestantes presentaban heridas de diversa entidad, producto de los balines de goma. Se consignó además, desde tiendas oficialistas, que doce policías fueron atendidos en el hospital Rigoberto Caballero, pero sin gravedad.

Finalmente, la importante la cantidad de personas que se manifestaron pacíficamente contra los hechos de corrupción y la desidia del Estado, en materia de salud, educación y economía fue dispersada totalmente.

Con la intervención del comisario Silvino Leguizamón, la policía y los manifestantes llegaron a una tregua para seguir con las protestas en las inmediaciones del Congreso, ya de manera pacífica, como al principio.

Al cierre de nuestra edición, un grupo de manifestantes continuaban apostados en el centro de la capital, para seguir en vigilia exigiendo la renuncia del presidente Mario Abdo Benítez.

En estas horas, la permanencia en el Gobierno de Mario Abdo Benítez, depende del apoyo del expresidente Horacio Cartes. Si éste decidiera romper el pacto denominado “cicatriz” (al que había llegado con Abdo para sostenerlo en el poder), es casi seguro que podría concretarse su salida del recinto presidencial, a través de un juicio político.

-----------------------

*Foto de portada: Fernando Calistro

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO