Sentida muerte de “Juane” Basso, referente de la agrupación H.I.J.O.S.

Un luchador ejemplar que supo reconstruir su identidad y la de muchos más

Por Andrés Volpe-5 de marzo de 2021

La militancia argentina, y sobre todo la de Rosario, hace pocas horas, amaneció con una triste noticia. Juan “Juane” Emilio Basso Feresín, pasó a la inmortalidad con escasos 44 años. Su deceso se produjo el 3 de marzo cerca de la medianoche, de un infarto, mientras jugaba un partido de fútbol.

En una convocatoria de las Abuelas de Plaza de Mayo el pasado mes de octubre expresó: “Apenas nací, en la Unidad Penal 6 de Paraná, me anotaron con el apellido de mi vieja, Saint Girons. A los 9 años incorporé el apellido de mi viejo adoptivo, Hugo Basso. Hace 10, logré obtener el de mi padre biológico, Emilio Feresin, desaparecido por los genocidas. Me dicen Juane”.

Palabras de un luchador que supo reconstruir su identidad interrumpida por el terrorismo de Estado, y que le sirvió para acompañar a las otras víctimas de la dictadura y para la memoria colectiva.

Juane nació el 11 de febrero de 1977, durante la detención clandestina de su madre, María Eugenia Saint Girons, en el hospital San Roque de Paraná. Un día antes de su nacimiento, la dictadura cívico militar había secuestrado en Santa Fe a su padre, que permanece aún desaparecido.

Su trayecto lo cruza hacia lo que sería una militancia infatigable de H.I.J.O.S (uno de los organismos de derechos humanos más activos en los juicios contra los represores), espacio en el que militó desde 1995. Además, hizo aportes fundamentales para la construcción del espacio “Juicio y Castigo” de Rosario, reivindicando también, la lucha de madres y padres de todo el país. El trabajo de Juane e H.I.J.O.S. supo también abrirse camino en Europa, ubicando a genocidas o cómplices de la dictadura que salieran de Argentina tras la vuelta de la democracia, y la búsqueda de los que fueron apropiados (actualmente se cree que hay cerca de 50 viviendo en Europa sin saber realmente cuál es su identidad). Su trabajo, también sirvió de soporte a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

Juane, además, fue periodista, fundador del periódico El Eslabón y de la cooperativa La Masa, a la que denominó cariñosamente un “Hijo colectivo”: un motor para el crecimiento de los medios comunitarios de la ciudad. Siempre estuvo en la organización de cada actividad relacionada con los Derechos Humanos en la región y a los juicios contra los represores, a quienes persiguió hasta el cansancio, además de dar resistencia activa al neoliberalismo.

En marzo de 2018 en entrevista al periódico conclusión, denunció el aumento de la dilatación de los juicios a represores, y el aumento de las prisiones domiciliarias, a su vez que denunció el modelo económico de Mauricio Macri, como continuidad del modelo implantado en la dictadura definiéndolo como “miseria planificada”. Fue muy característico de la Organización H.I.J.O.S. los escraches a dictadores en Rosario con prisión domiciliaria, haciendo públicas sus caras y domicilios.

Su compromiso estuvo también puesto sobre sus hermanos latinoamericanos, pronunciándose por ejemplo sobre el asesinato de Marielle Franco y la vuelta del modelo de dictadura en Brasil y todo el continente: “Estos proyectos económicos actuales, así como el de la dictadura. Esta avanzada neoliberal es continental y tienen a los grupos de poder de cada país y a las embajadas norteamericanas y a las grandes multinacionales siempre complotadas y, ¿quiénes son los que lo sufren? Las grandes mayorías del pueblo”.

No deberian irse 2

Apenas conocida la triste noticia de su muerte, comenzaron a sucederse las manifestaciones de pena y dolor de amigos y referentes de la política y la militancia locales. H.I.J.O.S. de Rosario posteó en sus redes sociales: “Con mucho dolor nos toca despedir a nuestro hermano Juan Emilio Basso Feresin @juanebasso, un luchador incansable por las causas del pueblo, constructor de espacios colectivos, militante de la memoria, la verdad y la justicia. ¡Hasta la Victoria Compañero!”.

Hoy deja sin dudas un enorme vacío para sus dos hijos, su compañera, la abogada y querellante de causas por delitos de lesa humanidad Nadia Schujman, y buena parte de la militancia, el periodismo y la vida política.

En el anecdotario que define su fuerza quedará el episodio (protagonizado por él mismo) del pasado miércoles por la mañana, antes de que declarara en la causa Klotzman, su amiga y compañera de militancia Nora Pastorini. Juane prometió: "Viene Macri a presentar un libro. Hoy no, pero desde mañana me pongo a hablar con todo el mundo para que armemos un repudio". Su pasión por la justicia supo derribar cualquier barrera que solo la muerte pudo contener.

En el portal web de H.I.J.O.S. se puede leer: “Para los familiares de desaparecidos, no se empiezan a cerrar las heridas hasta que se tienen los cuerpos, y saber cómo fueron sus días de cautiverio y su muerte. Es importante que la sociedad vea y sienta que hay justicia, que la verdad sale a la luz por muy vergonzosa que sea, para que haya un avance, una evolución, a pesar que haya hasta tres generaciones marcadas por la tragedia (el dolor se pasa de abuelos, padres e hijos)”.

Una verdad ineludible que Juane ayudó a reconstruir, a seguir y a sanar. Por eso quedará marcado en el prontuario de los genocidas, la muerte de Jaune, a pesar de que no sea por sus propias manos, su tiempo se hizo lucha, para pedir justicia. Para callar el odio que desprenden y a pesar también que el tiempo transcurrido en la lucha, es tiempo vivido de verdad.

¡Hasta el final de esta batalla, será finalmente conclusión, que fueron 30.000, y que los queremos de vuelta!

------------------------

*Foto de portada: www.rosarioplus.com

*Foto 2: www.elciudadanoweb.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO