En el discurso ante el Senado del Premier no está la lucha contra la mafia

Por Giorgio Bongiovanni y Jamil El Sadi-17 de febrero de 2021

"El primer pensamiento que quisiera compartir, al pedir su confianza, se refiere a nuestra responsabilidad nacional. El principal deber al que todos estamos llamados, yo mismo como presidente del Consejo, es luchar contra la pandemia por todos los medios y salvaguardar las vidas de nuestros conciudadanos". Estas son las palabras con las que el nuevo presidente del Consejo, Mario Draghi, abrió hoy su discurso ante el Senado. Un largo discurso, enriquecido con muchas cifras y porcentajes, cuyos temas fueron desde la economía al futuro, del medio ambiente a la igualdad de género, del Europeísmo al Atlantismo.

Si bien muchos de los temas tratados son cuestionables, no se puede estar en desacuerdo con las palabras del primer ministro cuando se refirió a la pandemia y al impacto que tuvo en el tejido económico y social del país.

Desde la llegada del Covid-19, de hecho, ha habido "92.522 muertes, 2.725.106 ciudadanos afectados por el virus, 2.074 hospitalizados en cuidados intensivos, 259 muertes entre los trabajadores de la salud y 118.856 infectados", recordó Draghi. También estamos en sintonía con las palabras que pronunció sobre la importancia de proteger a los sectores más débiles de la sociedad, incluidos los jóvenes: "Cada despilfarro de hoy es un mal que le hacemos a las próximas generaciones, una sustracción de sus derechos".

También compartimos las palabras que el presidente Draghi dijo, citando al Papa Francisco al hablar del clima y del medio ambiente: "Las tragedias naturales son la respuesta de la Tierra a nuestro maltrato. Y creo que si le preguntara al Señor qué piensa, no creo que me responda que lo que hicimos está bien: fuimos nosotros los que arruinamos la obra del Señor".

También compartimos esto, pero no compartimos todo.

Porque, pobre de nosotros, con gran pesar debemos señalar que el Primer Ministro no dijo la palabra "mafia" ni una sola vez. Ni siquiera por error. Y nos preguntamos: ¿Por qué? En Italia, por casualidad, ¿somos inmunes a la lucha contra la mafia?

Como dijo Saverio Lodato (escritor y columnista nuestro): "En Italia, la mafia está ahí y Draghi lo sabe muy bien. Como debería saber que, sin lucha contra la mafia, Italia no va a ninguna parte".

Esta brecha no solo deja un mal sabor de boca, sino que creemos que es una ofensa moral (si no peor) contra los familiares de las víctimas inocentes de la mafia. Un aislamiento infligido a todos aquellos que cada día arriesgan su vida para erradicar el cáncer mafioso del tejido económico, social y político de nuestro Estado. Una ofensa a la inteligencia y a la memoria de quienes cayeron combatiendo al sistema criminal.

Finalmente, subrayamos una vez más (al enésimo presidente del Consejo) que, mientras la lucha contra la mafia a nivel económico, institucional y empresarial (además del militar) no sea la piedra angular de la política italiana, nuestro país estará destinado a sucumbir y a quedarse sin democracia.

¡Ahora le toca al presidente Draghi y a su "Gobierno del País" decidir qué hacer con la lucha contra la mafia!

-----------------------------

Foto de portada: © Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO