Jueves 13 Junio 2024

Presentación del libro de una emblemática e histórica madre de plaza de Mayo Línea Fundadora

Este viernes 17 de marzo se realizó la presentación del libro sobre la vida de Nora Cortiñas “La Madre de todas las batallas”, en la biblioteca José Ingenieros de la ciudad de Zárate (Argentina). El encuentro, además de la presencia de la madre de plaza de Mayo Línea Fundadora, contó con la participación del escritor de su biografía Gerardo Szalkowicz y fue convocado a través del movimiento antinuclear de Zarate y Campana.

Para la historia reciente argentina, hace tan solo cuatro décadas, que la sociedad continúa recomponiéndose del brutal genocidio cometido por la última dictadura cívico, militar y eclesiástica. Nuestra realidad cotidiana, llena de urgencias y necesidades, tiene su origen en la implementación de un plan de exterminio dirigido sobre una generación que intento llevar adelante, una sociedad con los valores opuestos a los que estamos viviendo.

La maquinaria de exterminio del terrorismo de Estado, tuvo su punto álgido de refinamiento perverso, torturando y “desapareciendo” a más de 30.000 compañeros durante la segunda parte de la década de los 70. La resistencia de todo un pueblo, hizo que la argentina padeciera este periodo oscuro, un tiempo relativamente corto, respecto a otras dictaduras del continente como las de Paraguay, Uruguay y Chile. El núcleo de oposición, abierto y frontal, contra el gobierno militar de entonces, sin lugar a dudas, estuvo liderado por las “Madres” de plaza de mayo, que salieron a jugarse la vida en cada marcha, para exigir la aparición de sus hijos.

Y entre todas ellas, es Norita, quien hoy ha sido adoptada por toda una generación nueva, como la portadora de un horizonte revolucionario, que late de esperanzas en el corazón de cada uno de los argentinos.

Norita la madre de todas las batallas 2

En cada marcha, en cada protesta y cada vez que se la necesita, la presencia suya en las calles, nos contagia automáticamente a todos, llenándonos de vigor, de fuerzas, de alegría, de determinación y de confianza, para confrontar las peores aristas y atropellos del poder actual. Su carisma de lucha, en contraste con su cuerpo en apariencia frágil, no se detiene nunca. El movimiento en su rutina diaria es permanente. Con cada viaje que realiza a lo largo del territorio, busca estar cerca de cada una de las víctimas que el sistema intenta olvidar, solidarizándose y pidiendo justicia donde no la hay.

La historia de Norita relatada en su libro, nos revela como se ha transformado en el corazón revolucionario del pueblo. En su recorrido de vida, su ser fue convirtiéndose en una síntesis de nuestros sueños e ideales, donde todos nos podemos reflejar. Esa alquimia fue forjada a lo largo de cada periodo de su vida, acompañada o en soledad, bajo una presión constante en contraposición al poder, desde la época del terrorismo de Estado hasta la democracia actual. Con cada decisión y acto de coraje que debió asumir, por amor a su hijo Gustavo y sus ideales de lucha, está la clave para la transformación de cualquiera de nosotros, en un ser digno, pleno, responsable y comprometido con la realidad de estos tiempos.

Norita la madre de todas las batallas 3

En su biografía, nos asomamos a su pensamiento y sentir, a través de la humanidad de una madre de corazón puro y sencillo. Su vida queda relatada casi como si fuese la de cualquiera de nosotros, aunque es extraordinaria. Al leer su historia, por momentos olvidamos, que son las Madres quienes estuvieron y continúan enfrentando lo más alto de un poder criminal, que muta en cada gobierno y se reformula en cada época.

Pero es esa empatía que nos genera su historia, la que, al mismo tiempo sin darnos cuenta, nos pone en un lugar incomodo porque nos está interpelando en lo más profundo:

“Este libro es didáctico, quiero que recuerden (al leer libro) qué estaba haciendo cada uno en esos momentos: '¿Cuántos años tenía cuando Nora nos cuenta esto? ¿Yo dónde estaba?'”. “Todo lo que conseguimos los argentinos, lo conseguimos en las calles, no encerrados, no adentro de una iglesia rezando, todo es en la calle”. “Si hay hambre en el país, si la gente tiene que salir a mendigar para comer, no es democracia”. ”Les voy a dejar deberes, tarea para el hogar, reunirse entre ustedes y planificar (como hacíamos nosotras) como vamos hacer para cambiar el mundo”.

Madre ayer, hoy y siempre, síntesis purísima de la más alta espiritualidad, escuela de vida, luz de dignidad, destino del hombre libre. Ninguna tiranía podrá nunca imponerse, si seguimos tu ejemplo y tomamos tu legado.

Son 30.000, ni olvido, ni perdón, ni reconciliación.

Hasta la Victoria Siempre.

https://fb.watch/jr4rVHOdtd/

Fotos: Ramiro Cardoso

Portada del libro: Librería Sudestada

.

Artículo relacionado
Norita Cortiñas: "La iglesia siempre fue muy negativista"