Un conflicto sin ganadores que elimina el futuro de los niños yemeníes

Por Jamil El Sadi-20 de octubre de 2021

"Después de más de 6 años de guerra, la crisis en Yemen sigue siendo la emergencia humanitaria más grave del mundo, con el 80% de la población necesitada de asistencia humanitaria: más de 24,3 millones de personas afectadas, de los cuales 12,4 millones son niños menores de 18 años, 3,6 millones son personas desplazadas, entre ellos 2 millones de menores".

Esto es lo que informa UNICEF Italia en su sitio web. No meras cifras, sino vidas en constante peligro por los conflictos bélicos aún presentes en la región, las políticas expansionistas y coloniales de las oligarquías occidentales -y no solo occidentales- y, sobre todo, por la indiferencia generalizada. Cifras asombrosas son las registradas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia: 12,4 millones de niños necesitados y 5,5 millones que necesitan educación.

El panorama se vuelve aún más drástico si también se tiene en cuenta la devastación causada por la pandemia del COVID-19, que ha desgastado aún más el frágil sistema de salud yemení: "Reducir la exposición al virus, la mortalidad y asegurar la continuidad de los servicios esenciales en condiciones de guerra es difícil, con la propagación del virus muy probablemente subestimada", escribe UNICEF Italia.

Pero, paradójicamente, las cifras de la "guerra pandémica" tienen pocas consecuencias en comparación con la crueldad de las provocadas por el conflicto bélico. De hecho, desde que comenzaron los combates en marzo de 2015, "10.000 niños han sido asesinados o mutilados, es decir cuatro niños por día. Estos son, por supuesto, solo los casos que la ONU ha podido verificar. Muchos otros niños muertos o heridos no han sido registrados". Además, "al menos 3.600 niños han sido reclutados en fuerzas y grupos armados".

Resultados vergonzosos, pero eso no es todo. Es impactante, por ejemplo, el impacto que la guerra ha tenido en los niños. Según lo informado por la institución, 4 de cada 5 niños necesitan asistencia humanitaria (es decir, más de 11 millones de niños); miles de niños sufren desnutrición aguda severa; más de 2 millones de niños no van a la escuela; 4 millones están en riesgo de abandono; 2 de cada 3 profesores (más de 170.000) no han recibido un salario regular durante más de 4 años; 1,7 millones de niños son desplazados internos por la violencia; y 15 millones de personas (8,5 millones son niños) no tienen acceso al agua potable y servicios sanitarios.

Pedimos disculpas a aquellos a quienes les puede molestar leer "solo" números. No queremos dañar ni faltarle el respeto a ningún niño, mujer u hombre víctimas de esta guerra, pero creemos que las cifras, aunque inhumanas, pueden dar una buena idea de la naturaleza que tiene la emergencia humanitaria más grave del mundo.

"Yemen está al borde del colapso total"

"Regresé ayer de una misión tanto en el norte como en el sur de Yemen. Conocí a decenas de niños, muchos me sirvieron de inspiración; todos sufriendo. Conocí a pediatras, maestros, enfermeras que me compartieron historias personales que reflejan las de su país: están al borde del colapso total".

Este es el testimonio de James Elder, portavoz de UNICEF, quien, al regresar de una misión humanitaria en Yemen, informa en el sitio web del organismo y habla de la crisis humanitaria en curso en el país ubicado al sur de la Península Arábiga.

"La crisis humanitaria en Yemen -continúa diciendo--es una trágica convergencia de cuatro amenazas: un conflicto violento y prolongado, la devastación económica, los servicios destruidos en todos los sistemas de apoyo (es decir, salud, nutrición, agua y saneamiento, protección y educación) y una respuesta de las Naciones Unidas con fondos insuficientes".

"Con los niveles actuales de financiación -concluye James Elder- y sin que cese la lucha, UNICEF no puede llegar a todos estos niños. No hay otra forma de decirlo: sin más apoyo internacional, más niños (o los que no tienen ninguna responsabilidad en esta crisis) morirán".

Quién sabe qué habría dicho el fallecido Gino Strada al ver estos últimos resultados, quien en uno de sus últimos discursos -junto a Riccardo Iacona durante el programa "PresaDiretta"- y hablando de otro conflicto (el afgano) dijo: "Hay poca información libre en el mundo y el poder no tolera la verdad sobre la guerra: porque la única verdad sobre la guerra son las víctimas".

--------------------

*Foto de portada: antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO