Fue el día que la cultura racista denominó: “Día del Descubrimiento de América”
 
Por Claudio Rojas, desde Chile-18 de octubre de 2021

El pasado martes 12 de octubre de 2021, el presidente Sebastián Piñera, declaró el Estado de Emergencia para la Macrozona Sur, específicamente en las provincias de Malleco y Cautín en la Región de La Araucanía, y las de Biobío y Arauco en la Región del Biobío, por “grave alteración del orden público”

Esta decisión se tomó luego de los últimos hechos de violencia que se han registrado en la zona, y también de que la Contraloría declarara ilegal un decreto firmado por el presidente a fines de septiembre y que buscaba autorizar a las Fuerzas Armadas para cooperar en las labores de prevención de delitos en dichas provincias. 

El real interés del gobierno y el Estado ha sido y es, defender al empresariado, lo que habla de la incapacidad o el nulo interés para dar respuesta a las demandas históricas del pueblo mapuche

El paro camionero la semana recién pasada en el sur del país, además de la insistencia de los partidos (de derecha) de Vamos por Chile, llevó al Gobierno a acceder a declarar estado de excepción en la macrozona sur, luego de los incendios y ataques armados ocurridos en los últimos meses.

Esto significará la destinación de mayores recursos y fuerzas policiales a las regiones del Biobío y la Araucanía, que es donde se concentran estas acciones, y permite con este argumento excepcional, superar el pronunciamiento de la Contraloría General en el sentido de que las Fuerzas Armadas no pueden prestar apoyo de ningún tipo a Carabineros o la PDI.

La pregunta que nos hacemos muchos es ¿Con qué objeto un gobierno terminado y sin apoyo, sin agenda ni ideas, y que cada día con su actuar se va sepultando más y más, toma este tipo de medidas? ¿Será que lo hace para sacar un poco la atención de los Pandora Papers y la acusación constitucional que tiene (en su contra Piñera, en persona) y olvidarse así, de su calidad de imputado por la Fiscalía que lo investiga?

Para la convencional por el pueblo mapuche Natividad Llanquileo, esto demuestra el interés del Gobierno por defender los intereses empresariales al dar una respuesta rápida a la demanda de la movilización de los camioneros, mientras el pueblo mapuche lleva años esperando una solución a sus reclamos.

“Habla de la incapacidad que han tenido los diferentes gobiernos para dar respuesta a las demandas que son históricas y que son legítimas que tiene el pueblo mapuche y que lo ha venido señalando y exponiendo muchas veces. Desde el pueblo mapuche siempre se ha buscado dialogar para buscar soluciones a la problemática, especialmente de tierras y lamentablemente de los gobiernos no ha habido respuestas”, precisó Llanquileo.

La representante recordó que el año pasado la CONADI “no resolvió los problemas de tierras y devolvió los fondos. Entonces, tiene que ver con un tema que se viene repitiendo y ahí uno ve el real interés que han tenido los gobiernos en no dar soluciones y en lo único que están protegiendo, que buscan proteger son a las empresas y no a la población en general”.

A esto se suma el “no querer dar respuesta también a una situación que viene ocurriendo que es la judicialización de los casos y que tiene que ver hoy día que hay una gran cantidad de prisioneros políticos a quienes tampoco se les ha querido dar respuesta”.

Para Llanquileo, estas decisiones terminan perjudicando a la población, especialmente a los niños que se ven enfrentados a la violencia e incluso muchas veces a la represión directa en sus comunidades y sus escuelas.

“Una parte importante de la niñez mapuche ha crecido en un clima de militarización, en un clima de violencia constante por parte del Estado y que lamentablemente es algo que se sigue repitiendo hasta el día de hoy. Lo hemos denunciado un montón de veces, pero nunca ha habido respuesta. El Estado se instaló simplemente para proteger al empresariado, a las empresas forestales y sin medir el daño que hace en términos ambientales todas empresas que son extractivistas”, agregó la convencional.

Llanquileo apuntó a la responsabilidad de las policías en caso de verificarse un incremento del narcotráfico en la macrozona sur, algo que se ha argumentado como parte del problema que se vive en la región y que explicaría, por ejemplo, la presencia de armamento de alto poder de fuego en los últimos ataques.

“Si eso existe es porque desde el mismo gobierno se ha permitido. Porque la militarización no nació ayer, viene desde hace mucho rato. Hay un alto control policial en las comunidades, en las calles, lo que es Arauco, Malleco, Cautín, una presencia policial muy importante. Entonces, eso qué nos quiere decir: si eso existe es porque la policía no está haciendo su trabajo”, señaló.

Respecto a la convocatoria de los rectores de las universidades instaladas en la Araucanía y el desarrollo de diálogos del Centro Nansen, Llanquileo indicó que “al parecer no hay mucho avance”.

Sin embargo, recordó que esta falta de resultados no es exclusiva de esta entidad con base en Noruega, sino que más bien se trata del bloqueo por encontrar soluciones a los conflictos:

“Aquí también han venido otras organizaciones de derechos humanos tratando de buscar solución y tratando de buscar los acercamientos, especialmente desde el Estado y que no han tenido respuesta. Solamente recordar que algunas organizaciones de derechos humanos que participaron en la huelga de los presos políticos del año pasado y que lamentablemente tampoco se logra tener respuesta, a pesar de que son organismos de derechos humanos bastante importantes, pero desde el Gobierno simplemente se hace oídos sordos y no hay solución”, señaló.

Llanquileo agregó al respecto que “uno puede ver como no sólo este gobierno sino todos los gobiernos cómo van repitiendo la misma forma y no se logra avanzar. ¿Por qué no se logra avanzar? Simplemente porque no se quiere hacer teniendo ellos todas las herramientas para poder hacerlo”.

Declaración de la comunidad Mapuche Autónoma de Temucuicui

Voceros de la Comunidad Mapuche Autónoma de Temucuicui, ante declaración de “estado de emergencia” en el Wallmapu, dieron a conocer una declaración pública:

“Hoy será un día histórico del actuar racista y terrorista del Estado chileno y del gobierno del criminal Sebastián Piñera; es precisamente el día en que se le da continuidad y renuevo al genocidio y la destrucción del medio ambiente, que la cultura racista a denominado 'descubrimiento de América', se le declara la ofensiva al pueblo mapuche a través de la declaración de 'estado de emergencia' que busca por un lapso de 15 días la utilización de las FFAA para aumentar, endurecer la militarización, represión y contención del movimiento de resistencia mapuche”.

“Este hecho demuestra el rotundo fracaso del Estado, la falta de voluntad política y la vulneración a los derechos humanos garantizados por las normas del derecho internacional. También, es la demostración objetiva del fracaso de la Convención Constitucional y los escaños reservados, donde la lucha histórica del pueblo mapuche ha sido relativizada y reducida a una abstracción de 'pueblos', ahora en plena discusión y proclamación del Estado plurinacional se ha declarado oficialmente la militarización y la continuación del genocidio del cual el pueblo mapuche ha sido víctima de manera histórica”.

“Estamos en presencia de un Estado colonial; con toda su estructura racista cede a las presiones de los latifundistas y empresarios que mantienen su poder económico inserto en nuestro territorio antiguo; que han destruido nuestro wallmapu y logran la intervención de las FFAA. Hoy todas las garantías procesales y constitucionales se ponen a disposición de los delincuentes policiales, los mismos que inventaron las pruebas en la operación huracán, instituciones que junto a sus generales han robado los recursos públicos, y que gozan de todas las libertades. En cambio, a nosotros los mapuches se nos aplica el derecho penal de autor, es decir, somos culpables por el solo hecho de ser mapuche”.

“Frente a este escenario, es necesario recordar que nuestro territorio fue también objeto de acciones terroristas ejecutadas por el Ejército de Chile durante el año 1986, en plena dictadura cívico-militar, cuando se realizó una mega operación por los servicios secretos de la dictadura, con apoyo de un gran contingente de militares, que ingresaron violentamente en busca de supuestas armas y dirigentes del territorio de Temucuicui, Trikauko, ancapi ñancucheo y Chacaico; fueron momentos duros de destrucción de viviendas, torturas y terror, que ha permanecido en la memoria rebelde de Temucuicui, por lo que las FFAA de Chile no nos amedrentaron aquella vez, menos lo realizaran ahora”.

“Finalmente señalamos que continuaremos, denunciando, y resistiendo para devolver la vida a nuestro wallmapu, protegeremos el itxofimogen como nos encomendaron nuestros antepasados y hacemos el llamado a todos los territorios en lucha y Resistencia a mantenerse de pie y nunca de rodillas, nuestro pueblo ha luchado desde la llegada de los ladrones españoles y ahora no será la excepción, todo lo que puede resultar de esto, así como las victimas que pueden caer serán solo responsabilidad del Estado chileno. Por ello mantendremos nuestro control territorial y continuaremos con las recuperaciones del territorio antiguo, aunque nos cueste la vida”.

“Todos somos el pueblo mapuche. Denunciar la militarización. Fuera militares del territorio mapuche. Comunidad Mapuche Autónoma del Territorio de Temucucui”.

------------------

*Foto de portada: radiouniversidaddechile.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO