El presidente ruso: "Rusia no utiliza el gas como arma geopolítica"

Por AMDuemila-14 de octubre de 2021

La emergencia energética, la crisis mundial, la situación en Afganistán, la cuestión China-Taiwán, la carrera armamentista.

Sobre todos estos teman habló Vladimir Putin durante el evento Russian Energy Week (Semana de la Energía Rusa). En particular, el presidente ruso calificó de "charlatanería por motivos políticos" a las acusaciones de que Rusia está utilizando la política energética y el suministro de gas como arma contra Europa: "Rusia no está utilizando ningún arma geopolítica. Incluso durante las fases más difíciles de la Guerra Fría, Rusia cumplió periódicamente sus obligaciones contractuales y de suministro a Europa". Luego dijo que Moscú está "lista para discutir los pasos que siguen" con los gobiernos europeos a los fines de abordar el agravamiento de la crisis energética. De hecho, el presidente ruso dijo que Rusia está dispuesta a "ampliar los suministros a Europa. Rusia cumple impecablemente con sus obligaciones contractuales con los socios, incluidos los socios europeos -repitió- y siempre tratamos de acercarnos a nuestros socios".

En cuanto al tema energético, según Putin sería peligroso incrementar el tránsito de gas ruso a través de Ucrania ya que el sistema de transporte de gas podría "explotar por completo" debido al desgaste sufrido por el uso y Europa se quedaría completamente sin este canal de suministro.

El líder del Kremlin recordó que, en 2021, los suministros de gas ruso a través de Ucrania superarán en un 10 por ciento los niveles estipulados en el contrato a largo plazo: "Que digan gracias en lugar de quejarse", añadió. "El deterioro del sistema de transporte del gas ucraniano es del 80-85%. Antes de introducir más gas, es necesario llevar este sistema a una condición estándar", dijo.

Al mismo tiempo, Putin habló sobre las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y expresó la esperanza de que los intereses mutuos ayuden en última instancia a normalizar los lazos. Putin dijo que desarrolló personalmente "relaciones estables" con el presidente Joe Biden. "Los intereses mutuos indudablemente conducirán a la normalización de nuestros lazos y el establishment político estadounidense dejará de especular sobre las relaciones entre Rusia y Estados Unidos en detrimento de sus propios intereses", dijo.

Más tarde destacó que la carrera armamentista entre Rusia y Estados Unidos se está acelerando desde que Washington se retiró del Tratado de Misiles Balísticos.

El presidente ruso luego señaló que Moscú está dispuesta a negociar la reducción de armas ofensivas con Estados Unidos, teniendo también en cuenta la disponibilidad de armas tecnológicamente avanzadas. Putin también recordó que el entrenamiento militar en Rusia se lleva a cabo en el territorio nacional, a diferencia de lo que hace Estados Unidos. Sin embargo, la Federación Rusa no está disponible para proporcionar información sobre el despliegue de personal militar en su territorio, agregó el presidente.

Al mismo tiempo, declaró que Rusia está dispuesta a "comunicarse en forma directa con la OTAN".

Estas declaraciones tienen peso en un momento delicado a nivel internacional, más aún desde que Estados Unidos salió de Afganistán.

"La situación en Afganistán no es fácil", dijo, durante una videoconferencia con los jefes de los servicios de seguridad de los ex estados soviéticos. "Se está atrayendo activamente a militantes de Irak y Siria con experiencia en operaciones militares. Es posible que los terroristas estén tratando de desestabilizar la situación en los Estados vecinos". El Kremlin estaría particularmente preocupado por la inestabilidad que se extiende en Asia Central, donde alberga bases militares. Rusia ha realizado ejercicios militares con la antigua Tayikistán soviética -donde opera una base militar- y en Uzbekistán. Ambos países comparten una frontera con Afganistán.

Siempre en referencia al frente geopolítico, también deben registrarse las declaraciones a la CNBC (canal estadounidense de noticias económicas) en las que comenta las recientes afirmaciones del presidente chino, Xi Jinping, que sugieren la posibilidad de una reunificación pacífica entre China y Taiwán.

China, según Putin, "no necesita usar la fuerza. Es una economía enorme y poderosa y, en términos de paridad de compra, es, la número uno en el mundo por delante de los Estados Unidos. Al aumentar este potencial económico, es capaz de realizar sus objetivos nacionales. No veo ninguna amenaza".

La posición consolidada de Rusia sobre Taiwán, a la que considera parte de China, fue reiterada el martes por el ministro de Relaciones Exteriores, Serghei Lavrov. "Para nosotros, como para la gran mayoría de los demás países, la isla pertenece a China. Y esta es la premisa desde la que partimos y por la cual seguiremos avanzando en nuestra política en este sentido", subrayó Lavrov. Xi, la semana pasada, prometió cumplir sus objetivos de restituir la isla rebelde al control de Pekín por medios pacíficos, luego de una semana de tensiones latentes en la región, asegurando que se logrará la reunificación. Beijing ve a Taiwán como una provincia separatista, mientras que Taipei se siente independiente bajo el nombre de República de China, después de separarse del continente en 1949 luego de una larga guerra civil.

-----------------------

*Foto de portada: Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO