Activistas en Roma
 
Por Eugenio Abruzzese (*)-30 de setiembre de 2021

El 28 de septiembre se celebró el Día Internacional del Acceso Universal a la Información, establecido en el 2015 por la UNESCO. Con motivo de este aniversario, un grupo de activistas se dirigió a la sede de la Unión Europea en Roma, para entregar una carta a Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea que, recientemente, pronunció un discurso sobre la necesidad de proteger al periodismo y, sobre todo, a tomar medidas contra quienes intentan silenciarlo. "En su discurso hubo una grave ausencia", señaló acertadamente uno de los activistas que se encargó de entregar la carta, "es decir, faltó una fuerte condena a Estados Unidos y Gran Bretaña que, desde hace 10 años, vienen persiguiendo al periodista Julian Assange, cuya única falta fue publicar la verdad". Entre los firmantes de la carta, se destacan nombres como Noam Chomsky y Daniel Ellsberg.

Assange: periodismo de interés público

En la explicación que da la UNESCO sobre el motivo de la celebración de este Día Internacional, dice: "los ciudadanos informados pueden tomar decisiones informadas. Solo cuando los ciudadanos sepan cómo se los gobierna, podrán hacer que sus gobiernos rindan cuentas por sus decisiones y acciones. La información es poder. Por lo tanto, el acceso universal a la información es la piedra angular de una sociedad del conocimiento sana e integradora". Es natural preguntarse quién más que Wikileaks ha encarnado mejor estos valores, dado que la transparencia se ha convertido en su esencia, informando al público de lo que están haciendo sus gobiernos en las sombras: abusos, crímenes de guerra, entregas extraordinarias, torturas, medios digitales, sistemas de control y mucho más. Información que fue publicada íntegramente en nombre del interés público, para enriquecer y sensibilizar conciencias acerca de dinámicas que escapan a la simple vista, con un único y verdadero destinatario: el ciudadano.

Carta a Von der Leyen

Por su parte, en un discurso ante la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en línea con las declaraciones de Naciones Unidas, el pasado 15 de septiembre dijo que "la información es un bien público", añadiendo que es necesario "proteger a quienes ofrecen transparencia: hombres y mujeres periodistas", y que también es necesario "frenar a quienes atentan contra la libertad de los medios de comunicación". Palabras altisonantes y apasionadas, que ojalá sigan los hechos, evitando así que este discurso se convierta en una exteriorización más de la hipocresía europea que, con demasiada frecuencia, se ha convertido en portadora del injusto criterio de "dos pesos y dos medidas": al delito se lo juzga según el país que lo cometió.

Por esta razón, algunos activistas de los grupos Peacelink, Italianos por Assange, Estadounidenses por la Paz y la Justicia y Diem25, han dirigido una carta a la presidenta de la Comisión Europea, recordándole que, durante los últimos 10 años, un periodista ha tenido una desesperada necesidad de protección: su nombre es Julian Assange. Ya es un milagro que, tras haber sobrevivido a numerosos intentos de asesinato y secuestro en su contra, el fundador de WikiLeaks siga vivo. Pero el futuro está lejos de ser brillante: actualmente detenido en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, Assange aún enfrenta la extradición a los Estados Unidos donde, bajo condiciones carcelarias aún más estrictas, podría ser sentenciado hasta a 175 años de prisión.

Transcribimos íntegramente la carta, la cual se puede firmar accediendo a este enlace:

“Roma, 28 de septiembre del 2021

Honorable Sra. Von der Leyen:

Como seguramente sabe, hoy, 28 de septiembre, es el día del Derecho de Acceso a la Información establecido por la UNESCO.

Nosotros, los Estadounidenses por la Paz y la Justicia, los Italianos por Assange, DiEM25 en Italia y otros activistas, con el apoyo de Noam Chomsky y otras figuras eminentes, le escribimos en este importante día para pedirle que intervenga a favor de un verdadero campeón de nuestro Derecho de Acceso a la Información, injustamente perseguido y verdadero defensor de nuestro Derecho a Saber, en particular nuestro derecho a conocer los crímenes de guerra y otras ilegalidades que cometen ciertos gobiernos y que luego sacan del escrutinio público poniendo abusivamente bajo secreto ilegal a los documentos que acreditan sus fechorías.

Hablamos de Julian Assange, el australiano creador del sitio web Wikileaks. Este es un sitio que ofrece un lugar seguro donde las gargantas profundas de todo el mundo pueden revelar cualquier irregularidad gubernamental que conozcan. Dan a conocer estos delitos publicando los documentos que poseen en el sitio web de Assange, incluso si han sido ilegalmente puestos bajo secreto.

De esta forma y durante 15 años, Julian Assange, a través de su sitio web, ha hecho efectivo nuestro Derecho de Acceso a la Información y nuestro Derecho a Saber. Precisamente los valores que celebramos hoy.

Honorable Sra. Von der Leyen, usted ha rendido homenaje a estos valores en su discurso del 15 de septiembre sobre el "Estado de la Unión". En particular, se refirió al notable servicio público que brinda el periodismo de investigación, agregando que "debemos frenar a quienes amenazan la libertad de los medios de comunicación [persiguiendo y criminalizando a los periodistas de investigación] porque, al defender la libertad de nuestros medios, defendemos al mismo tiempo a nuestra democracia".

En el caso específico de Julian Assange y el sitio Wikileaks, por lo tanto, le pedimos que ponga freno a quienes amenazan la libertad de los medios de comunicación:

● Privando arbitrariamente a Assange de su libertad, ya que, durante 7 años, estuvo recluido de hecho por la policía en una habitación de la embajada de Ecuador en Londres y durante dos años ha estado preso en la prisión de Belmarsh, en Londres, a pesar de que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria afirmó que se trata, ahora como entonces, de una detención arbitraria;

● Infligiendo a Assange una serie ininterrumpida de abusos, cuyos efectos, considerados acumulativamente, equivalen a tortura psicológica, como testificó Nils Melzer, el Relator Especial de la ONU sobre la tortura;

● Conspirando activamente, durante los últimos once años, para evitar que Assange continúe divulgando las fechorías del gobierno a través de su sitio Wikileaks, en una clara violación de su libertad de expresión, consagrada y defendida por el art. 10 de la Convención Europea de Derechos Humanos.Carta a Von der Leyen 3

Así pues ¿quién cometió estas violaciones? No hay misterio: los perpetradores son los gobiernos de los Estados Unidos de América y del Reino Unido que, conjuntamente, han urdido un plan decenal para perseguir a Julian Assange y, con ello, a todo el periodismo de investigación. Por tanto, en nuestra opinión, merecen las sanciones previstas en la Decisión del Consejo de la UE (PESC) 2020/1999 del 7 de diciembre del 2020. De hecho, este documento enumera, entre las violaciones de derechos humanos que la Unión Europea debe sancionar, a la detención arbitraria, la tortura y la limitación del derecho de expresión.

En nuestra opinión, no sería necesario que la Unión Europea implemente de manera efectiva estas sanciones contra Estados Unidos y Gran Bretaña. Sería suficiente con que usted, honorable presidenta, hable a favor de la liberación inmediata de Julian Assange, rechace la solicitud de extradición y pida el retiro inmediato de los cargos presentados por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, recordando a los Estados Unidos y a Gran Bretaña acerca de lo previsto por las normas sancionadoras de la UE en caso de incumplimiento.

Le pedimos tenga a bien, Honorable Sra. Von der Leyen, comenzar a instruir este llamado desde hoy, honrando el espíritu y el significado de un día tan fundamental para nuestras democracias liberales: el día del Acceso Universal a la Información y del Derecho de Saber, establecido por la UNESCO.

Firmado:

U.S. Citizens for Peace & Justice – Rome, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Italiani per Assange, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

DiEM25 in Italy, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. Rete NoWar–Roma, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Peacelink, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Otras firmas:

Daniel Ellsberg, Noam Chomsky, Deepa Govindarajan Driver, Paul Jay (theanalysis.news), Michael Albert (Znet), Dr. Derek Summerfield (ex psiquiatra jefe de Freedom from Torture), Andrew Feinstein (ANC MP en el gabinete de Nelson Mandela), Margaret Kunstler (Abogada de Derechos Civiles de Nueva York), David McBride (denunciante de ADF), Peter Cronau (periodista de ABC Australia) y una larga lista de personas y asociaciones en Italia cuyos nombres aparecen a continuación.

------------------

*Foto de portada: antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO