Plan Cóndor: un pacto criminal foráneo y más presente que nunca
 
Exclusiva entrevista a la periodista y escritora argentina Stella Calloni
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina-21 de junio de 2021

La CIA, terroristas cubanos, la OTAN, agentes secretos, la Operación Gladio, el Plan Cóndor, Nazis, la Triple A, asesinatos selectivos, campañas sucias de prensa, operadores judiciales, la Operación Fénix. Nada de esto esta extractado del anecdotario de alguna novela de Tom Clancy, sino que forma parte de una realidad tangible, como una tela de araña, fuerte y flexible al mismo tiempo, que viene obrando en el lado “B” de nuestra cotideaneidad, martillando fuertemente en la humilde vida de cada habitante de la América Latina. Y sus efectos son bien conocidos. Y sus serviles elementos más que subestimados. En la noble tarea por entender y difundir lo que nos rodea y lo que nos gobierna, es que entablamos un diálogo con la periodista, escritora, y especialista argentina en estos temas, Stella Calloni, en vísperas de su nueva obra que busca dilucidar los invisibles, pero a veces groseros hilos, que conectan la bestial maquinaria de gobierno absoluto que rige nuestros destinos. La industria de la guerra y el control social, tienen un origen en común que nuclea ideologías, eventos y objetivos, con el fin de aplacar las revoluciones sociales, que tuvieron un ápice en la América Latina socialista. Al respecto, reflexionamos con nuestra invitada.

-¿De qué se trata la operación Gladio y cuál es el vínculo que mantiene con la operación Cóndor? Un poco habla de este tema en su libro “La Operación Cóndor, ¿pacto criminal?”

“La operación Gladio sucedió a la operación Fénix, dicha operación se llevó a cabo en la guerra de Vietnam. La operación Fénix fue reconocida en su momento por el propio secretario de estado de EEUU, ahí nació el tema del traslado de los prisioneros, porque los tomaban en una aldea y los llevaban lejos para torturarlos, donde las familias no los encontraran más. Así nacieron los centros clandestinos de detención, aprendieron la forma de torturar y la rapidez con que debían hacerlo, esto mismo fue lo que se ejecutó después. Esa operación Fénix pasó, luego la implementa la OTAN llamándola Gladio, y actuó en toda Europa, recibió el nombre en Italia y es la que se relaciona con el (Plan) Cóndor. En su momento había grandes atentados en Italia, los atentados en Piazza Fontana, en una estación de tren, y dejaban muchas víctimas, y cada atentado servía para hacer una limpieza en los sectores de izquierda, es decir para borrar de la historia al partido comunista italiano, que era el más grande de toda Europa y del mundo y estaba constituido verdaderamente por la clase obrera. Por eso la OTAN fue la creadora de esta guerra mercenaria contrainsurgente, y tomó todos los grupos de ultraderecha en Italia, “Avanguardia Nazionale”, “Ordine Nuovo”; dos tipos claves nombramos, pero eran varios, Stefano Delle Chiaie y Vincenzo Vinciguerra, los mejores asesinos de la operación Gladio en Europa fueron enviados a América por el dirigente que le decían el Príncipe de Borguese, que manejaba Gladio. Además, Gladio nucleaba a fuerzas de choque y muchos Nazis refugiados en Italia”.

Los rastros de Gladio

“Uno de los últimos asesinatos de Gladio fue un ministro sueco llamado Olof Palme, que lo mataron a la salida de un cine, y su esposa lo denunció. Era una operación igual al Cóndor, porque Cóndor ya estaba funcionando en ese momento. Cuando deciden armar el Cóndor aquí -su central, digan lo que digan, está comprobado que fue con Pinochet en Chile, que fue el que cumplió a rajatabla con el proyecto de Cóndor-, que en principio tenía como cometido borrar a todos los asilados importantes, que estaban en diversos países del mundo y que denunciaban las dictaduras. Por eso el Cóndor se conoce, por las personalidades de las que se ocupó. Ahí es cuando Pinochet hace una prueba con Vinciguerra, Delle Chiaie y los terroristas cubanos de Miami que le envían, y desde ahí, en el 74 hacen una prueba matando al general Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert, que estaban asilados en Argentina; no les dieron salida y los mataron”.

El papel de la prensa

“En el año 75 conforman lo que se llama la Operación Colombo, entonces aparece en Argentina la revista VEA, una nota donde encuentran en Argentina cinco cadáveres de supuestos chilenos, muertos por problemas entre la izquierda. A esos cadáveres les borraron las huellas digitales; en ese momento todavía no se hacían análisis de ADN. Los degüellan y aparecen todos quemados, para no reconocerlos, y les ponen algunos de los nombres de los chilenos que habían desaparecido en Chile. Esta operación Colombo, es un antecedente clave del Cóndor, y tenía por misión decir que la ONU le pidió a Pinochet, por 119 desaparecidos en Chile y lo que inventó Pinochet con sus asesores. Estos criminales que ya estaban aquí en el 75, es ponerle documentos a esos muertos que aparecían. Entonces López Rega, como todos los grupos parapoliciales que hubo en Argentina, sacaron en su imprenta una revista que se llamaba LEA, que salió una sola vez, y en la portada decía 'Los izquierdistas chilenos se matan entre ellos'. Supuestamente lo decía Isabel Perón. En el sur de Brasil salió otra revista que decía que habían muerto 69 chilenos, en la frontera de Argentina con Chile, y se estaban preparando para crear una guerrilla; era mentira, nunca hubo esos enfrentamientos con el ejército argentino. La noticia surgió porque Pinochet necesitaba que esa noticia viniera desde afuera, entonces 'El Mercurio', 'Última hora', todos publicaban 'los chilenos de la izquierda se están matando fuera del país', y con esas noticias ellos armaron que estos chilenos habían muerto en el exterior y estaban desaparecidos en Chile. Fue una operación de 'fantasía', pero fue una realidad. Mucho después, los cuerpos de los chilenos se encontraron en Chile, cerca de un cuartel militar, y supuestamente habían muerto en Buenos Aires. El hermano de uno de ellos se hizo cargo de denunciar, y esta investigación hasta hoy está en marcha. Pero lo que nunca se va a saber es de quién eran esos cinco cadáveres, que en la época de la Triple A podían ser de cualquiera. Entonces la Operación Colombo es importante para ver el papel de la prensa y cómo la prensa jugaba ese papel. Sin la prensa, la operación Cóndor no hubiera funcionado; la operación Colombo tampoco, porque ellos mentían totalmente”.

Stella Calloni 2 resize 53

-En referencia a lo que hablaba sobre el papel de los medios argentinos, hay una causa en Bahía Blanca que vincula al empresario de medios de comunicación Vicente Mazzot (tío de Nicolás Massot, actual referente político del PRO) con el culpable del asesinato de Prats que es Arancibia. ¿Qué nos puede decir de eso?

“En ese momento, estaban vinculados una serie de personajes, y otros periódicos a los que había que investigar, por ejemplo Clarín, que decía 'se murieron en un enfrentamiento', y todos sabían que no era un enfrentamiento, pero Massot sí. Esa causa sigue con el hermano de uno de esos muertos asesinados en Argentina en el 75; eso está medio parado, pero se va a continuar, porque no solo está acusado por esta situación sino también en algunas participaciones de entrega de personas que trabajaban en el diario de Bahía Blanca, que dirigía Massot padre, y está totalmente marcado en varios juicios. Los periódicos ocultaron absolutamente lo que estaba sucediendo, lo que había sucedido en Chile, en este juicio que se llevó adelante contra los periodistas”.

Los asesinatos selectivos de Cóndor

“La Operación Cóndor tenía tres fases: la primera es el reconocimiento de dónde estaban las futuras víctimas, los blancos de ellos. (Óscar) Letelier era una figura importante en EEUU, Bernardo Leighton una figura importante en Italia de la Democracia Cristiana, porque tenía vínculos con el Vaticano”.

“Letelier fue el caso más enigmático de Cóndor, lo mataron en Washington; había sido canciller de Allende, era muy conocido en todas las universidades. Él tenía predicamento y denunciaba las dictaduras, entonces Pinochet decide sacarlo de encima, así como a Prats. En el año 75 también intentaron de matar a Bernardo Leighton y su esposa en plena Roma, cerca del Vaticano donde vivían ellos; un terrorista cubano estaba a cargo de dispararles. Esto fue comprobado después, con los nombres de los asesinos y todo”.

“Ya en septiembre de 1976, en Argentina en el mes de junio, a pocos días de arrancada la dictadura, ya habían secuestrado a Zelmar Michelini y los uruguayos, que aparecieron asesinados acá, y fueron las primeras víctimas de Cóndor de la dictadura argentina. También fue secuestrado el general Juan José Torres, que había sido presidente de Bolivia; estaba asilado acá y lo mataron, apareció su cadáver en la zona oeste del gran Buenos Aires. En septiembre de 1976 Letelier, a él, le ponen una bomba igual que a Carlos Prats que anduvo viajando con la bomba por toda la ciudad, porque son para detonar a distancia; entonces la iban a detonar en su casa al día siguiente, pero ahí había ido su secretaria norteamericana y su esposo, habían ido a trabajar y se quedaron a dormir, porque eran como familia ya para los Letelier. Entonces subió Letelier con su secretaria y su marido, y cuando va cerca de las embajadas en Washington vuelan el auto, matando a una norteamericana. Se empezó a hablar sobre este hecho. Entonces al caso lo toma en manos un gran fiscal de Estados Unidos, el fiscal Propper. El primer juicio contra Cóndor es en Estados Unidos, contra los asesinos de Letelier, que son un norteamericano de la CIA que estaba con la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) en Chile, un militar chileno y cuatro terroristas cubanos que fueron los ejecutores directos de poner la bomba y volarla. Sobre ese juicio se escribe un libro que se llama “Laberinto”; es importante ese libro porque se ve cómo la CIA le impide al fiscal con un montón de obstáculos, que no investigue. Él sigue con la investigación y escribe ese libro sobre lo que es esta Operación Cóndor. Era tan grande la impunidad que creían tener, que pensaban que iban a matar a alguien en Washington y no iba a pasar nada, y ahí empiezan los rastros de Cóndor”.

-Volviendo a estos dos personajes Delle Chiaie y Vinciguerra, que fueron indagados por la jueza María Servini de Cubría en Roma, por el juicio de Prats. ¿Cree que en algún momento, en los archivos de la Inteligencia argentina sobre la dictadura, que todavía no se liberaron y que fueron pedidos por Madres de Plaza de Mayo y el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), surja alguno de estos elementos que comprometan aún más la injerencia extranjera, de la Operación Gladio en América Latina?

“Yo creo que pueden aparecer todavía, no solo aquí. En EEUU han aparecido muchos documentos. Se ha descubierto cómo una empresa de seguridad suiza tuvo que ver con el tema de Cóndor; también de los cables que se mandaban. En esto hay que ser muy serios, no todos los militares sabían de Cóndor, porque como iban a atentar contra presidentes, como se sospecha que mataron a João Goulart de Brasil, como mataron a excancilleres. Sobre todo, en Chile Pinochet cumplió estrictamente, cuando pasaron de viaje los chilenos por Buenos Aires, varios fueron desaparecidos, entre ellos Miguel Enriques y otros compañeros, porque la fase uno era ubicar los blancos, la fase dos era decidir qué se iba a hacer con ellos y quiénes iban a participar. Por ejemplo, en el asesinato de Prats participaron la CIA, la DINA de Chile, parte de la SIDE (Secretaría de Inteligencia), los comandos libertadores de América con sede en Córdoba, vinculada con la Triple A, y la Triple A misma, esto ya está comprobado”.

-¿La teoría de los dos demonios fue ejecutada y reforzada a través de operadores locales solamente, o también hubo elementos exteriores actuando?

“La CIA estuvo permanentemente en todo lo que fue la Operación Cóndor, porque fue la creadora. La jueza Cervini de Cubría fue a Italia, y lo que se vio en el interrogatorio es que la jueza preguntaba por estos italianos, que son testigos protegidos. Estos asesinos están libres en Italia, algunos de los responsables más importantes que hicieron atentados de falsa bandera en Italia y en Argentina también. Los movimientos en el exterior fueron infiltrados, por eso las personas eran entregadas y las esperaban en Brasil, por ejemplo, apresaron a montoneros que los tomaron allá y los entregaron a Argentina”.

“La teoría de los dos demonios no se puede admitir, primero porque más allá de lo que hicieran los montoneros, había una razón histórica, no para darles la razón sino porque surge la violencia en muchos países, porque estábamos desde 1955 con dictaduras constantes, los gobiernos elegidos que fueron en ese periodo -el de Frondizi, el de Illia-, no duraron nada. Venía la dictadura de nuevo. ¿Por qué es imposible hablar de los dos demonios? Desde el 60 ya desconocían el triunfo del peronismo. Hasta el 73 había varios años con el peronismo inhabilitado y el peronismo era un movimiento de masas importante, lo mismo que la Unidad Popular era un movimiento de masas muy fuerte, por eso vinieron sobre nosotros con todo, salían de Vietnam derrotados y vinieron acá. Nos sembraron de dictaduras el Cono Sur”.

“Son los Estados los que deben mantener la legalidad. Todo lo que sucede con una dictadura es ilegal; esos centros clandestinos de detención donde la Justicia se pone bajo el mandato de una junta militar, donde los medios trabajan para esa junta militar, donde todo queda en manos de la ilegalidad absoluta”.

El Cóndor hoy

“Ahora estamos viviendo una guerra contrainsurgente, por eso es importante conocer todo esto, es importante saber cómo fue la operación Cóndor, es importante saber cuáles son las metodologías. Por eso los medios son un arma de guerra ahora, porque todos están en manos de ellos, del grupo Clarín, del grupo Prisa en México, la cadena Globo en Brasil; la prensa que era de la oligarquía, y ahora ha desaparecido casi del escenario porque ahora son estos nuevos personajes siniestros, nuevos ricos, empresarios, gerentes. Hay un montón de jueces que han sido llevados a EEUU para entrenarlos como Sergio Moro, o Claudio Bonadío, a fines de los años 90 en EEUU, país del que somos dependientes hasta hoy, salvo Cuba. Todos los otros somos dependientes, y esto hay que asumirlo. Porque, ¿cómo se puede armar una democracia en un país que no maneja totalmente su soberanía?”.

-Usted habló en un momento del papel del Pro. Cuéntenos un poco más de eso.

“El Pro es parte de las alianzas armadas para este periodo histórico, cuando EEUU vio lo que sucedió con la llegada de Chávez Frías al gobierno en Venezuela, al gobierno por vía electoral. Tenemos que unir la gran rebelión neoliberal de los años noventa, que parieron a los presidentes que empezaron a aparecer en el escenario, en los principios del siglo 21. En Venezuela, de las 25 elecciones que hubo, todas fueron observadas, y todas fueron aceptadas, no necesitabas hacer trampa para ganar. Entonces ellos empezaron a rearmarse y a decir que había que infiltrar a la justicia. Todas las estructuras judiciales de América Latina están infiltradas; ahora agregaron los concejos nacionales electorales, los medios de comunicación los pusieron bajo su control, asociándose, dándoles una gran cantidad de dinero, aportándoles para pagar el dinero a los periodistas que iban a aceptar la mentira -ellos saben que están mintiendo-. Estos ya han dejado de ser periodistas, porque vos cuando participás de un escenario, donde participás de la propaganda de guerra o para llegar ilegalmente al poder, ya eres parte de esa guerra, ya dejaste de ser periodista. Esto es mucho más grande. EEUU creó escuelas para empresarios jóvenes, una escuela policial y judicial que hay en el Salvador, a donde se llevan a empleados judiciales, a abogados jóvenes, a todos los que puedan ser jueces algún día para entrenarlos. Se metieron a trabajar también con la fundación UNO AMERICA que se formó en Colombia en diciembre de 2008 y tenía como misión acabar con lo que ellos llaman los países del foro de San Pablo, a los que se les acusa de una presencia supranacional -lo cual no es cierto, simplemente es una unidad abierta-. En cambio, ellos llamaron a todos los militares de las dictaduras pasadas bajo el control de lo peor que hay en Colombia, que es el país que tiene el ejército para la seguridad nacional más grande, más armado de América Latina, como también buena parte del ejército de Brasil”.

Las ONGs y fundaciones como herramientas de infiltración

“Esto es una guerra, por eso ellos han formado las alianzas de derecha en todo el Continente. Empezaron en Nicaragua con una ONG. Estamos llenos de ONGs y fundaciones. Por estas entra el dinero para los golpes de Estado, para la desestabilización. Se tomaron todos los periódicos que responden al plan de EEUU. No hay otra cosa, quieren dominarnos porque somos lo último que les queda ya que ha aparecido China y la federación rusa, y unos cuantos países que ya no les obedecen, salvo Europa, que es una gran colonia de EEUU -no porque los pueblos hayan asumido eso, sino porque los gobiernos responden-. Europa que en su momento era la Europa socialdemócrata, obedece a pies sueltos. Como países que tienen la embajada de Venezuela en sus territorios que siguen comunicándose con el presidente que está gobernando, y reconocen a (Juan) Guaidó que está dando vueltas por el mundo como un trompo, y juntando plata por todas partes; no se sabe para qué, y que salió de la nada”.

“Mientras haya una injerencia extranjera no se pueden aceptar más las elecciones, hay formas de demostrarlo. Por ejemplo, la Fundación Libertad de Rosario es desestabilizadora de los gobiernos, aquí y nadie la toca. La dirigencia también tendría que darse cuenta de lo que está pasando, esto no es normal, esa injerencia de EEUU permanente junto con Israel, porque lo que estamos viendo que la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) le pide al presidente que le dé explicaciones; por favor respeten la institucionalidad de los países”.

Las nuevas derechas del continente

“Tenemos que saber que las derechas desde Nicaragua en adelante, todas fueron creadas por EEUU; se llamaba la Unión Cívica en Panamá, por ejemplo, y ocupaban gente de todos los partidos, porque te mezclan gente de la ultraderecha y a veces también sectores de ultraizquierda; ellos los necesitan para confundir aún más a las poblaciones. Por ejemplo, la dirigencia del Partido Radical de ahora no es la dirigencia que tenía que haber tenido después de Alfonsín para nada, los personajes que surgieron al calor del alfonsinismo prácticamente fueron dejados abajo y detrás de esto hay mucho dinero. Ellos tratan de buscar partidos nacionales que existen desde tiempos lejanos, agruparlos con otras cosas que surgen ahora, como el PRO, propuesta republicana que lleva el nombre de lo que había dicho Videla 'vengo con una propuesta republicana', en sus últimos discursos, los unen y después los mantienen con mucho dinero. Los dólares ya no entran por la embajada como entraban antes, y sobre todo después de que se descubrió cómo la CIA armó el golpe contra Chile, porque eso se discutió hasta en el congreso de EEUU. Después que eso se discutió en los años 75, ahí empezaron a entrar desde el 83 las fundaciones que se han desparramado como una araña pollito, que tiene hijitos por todas partes. Salvo algunas pocas ONGs que son viejas, el resto están trabajando para EEUU, y los medios de comunicación también; el proyecto es destruir a los gobiernos”.

Los movimientos evangélicos

“Después introdujeron las iglesias evangélicas, que no son ni evangélicas ni iglesias, son personajes que están trabajando para ganar alguna parte de la población y hacerla impenetrable para cualquier proyecto de liberación. La población queda aturdida, confusa, cree que se va a salvar por este lado o por el otro. Una cosa es la libertad de culto y que funcionen las viejas iglesias evangélicas de acá y no tienen nada que ver con esto, y otra cosa es permitir que te instalen esa gran iglesia donde yo vivo en Almagro. Tiene hasta paramilitares que le llaman los guerreros de Dios. Brasil está ganada por estas iglesias, México, Guatemala”.

-Hablando de las ONGs, tenemos que hacer referencia a la USAID…

“Era la Agencia Internacional para el Desarrollo, que antes mandaba a esos personajes siniestros, como Dan Mitrione; decían que estaban para el desarrollo, pero los enviaban para dar clases de tortura en los países, eso era la AID, pero le pusieron la USAID para infiltrarse en América Latina. Por eso Bolivia pudo hacer muchas cosas, porque sacó del país, a Evo Morales cuando le hicieron el primer intento de golpe de Estado. Después sacaron la NET que es otra de las importantísimas; la fundación para las democracias para América Latina. Por ejemplo, Elisa Carrió, es una mujer que trabaja para la NET”.

Stella Calloni 3

“Lo triste de estos tiempos es que los políticos no quieren aceptar que nosotros somos dependientes de EEUU, entonces todo lo que se habla acá es inútil. Rodolfo Walsh era un gran estudioso de la dependencia, de donde dependíamos nosotros, lo dijo; incluso adelanto el Cóndor, dijo que están sucediendo operaciones internacionales, en su carta a la Junta ya mencionaba eso, y nadie lo dice”.

--------------------

*Foto de portada: www.cubasi.com

*Foto 2: www.laizquierdadiario.com

*Foto 3: www.lared21.com / Dan Mitrione

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO