Por unanimidad dictaminaron 12 años de prisión para Juan de Dios Gutiérrez
 
Fiscal Mauvecín: “un animal depredador que sólo buscó satisfacer sus instintos”
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina-1 de mayo de 2021

Agustina y su mamá festejaron abrazadas en la calle ante una multitud. Para Alejandra Carrizo es el final de un largo camino de más de 6 años buscando justicia. Con la voz entrecortada y en declaraciones a la prensa local expresaba sus sentimientos: “La sensación que tengo en este momento, es que hoy vamos a descansar, hoy voy a poder dormir. La condena a nosotros nos gratifica enormemente. A mi hija la arrebató Juan de Dios Gutiérrez en un momento de vulnerabiliada, y hoy la pude ver sonreir a mi hija como la Agus de hace 6 años”.

Por unanimidad, y tras seis días de juicio, los jueces de la Cámara en lo Penal de Tercera Nominación condenaron a la pena de 12 años de prisión al sacerdote de la Diócesis de Catamarca, Juan de Dios Gutiérrez, por el delito de “abuso sexual agravado”. El fiscal, Miguel Mauvecín había pedido una pena de 15 años y catalogó al cura como un “animal depredador que sólo buscó satisfacer sus instintos”.

Por su parte, la querella había pedido 20 años de prisión para el cura, mientras que la defensa, integrada por los abogados Orlando del Señor Barrientos y Marcos Gandini, dijeron que debía ser absuelto, porque “enamorarse no era delito”.

Los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer el 14 de mayo. Gutiérrez permanecerá en libertad sujeto a restricciones hasta que la sentencia quede firme.

Mientras el cura siguió las instancias del juicio desde su casa, y en aislamiento por confirmarse contagio de covid-19, desde la calle, una multitud, esperaba la sentencia. Finalmente vitoreó la resolución junto a Agustina, su mamá y hermanas.

“Saber que hoy ha terminado esta lucha de seis años y que tenemos la condena significa muchísimo, porque la decisión de los jueces fue unánime, que es lo que a nosotros nos da la pauta de que nos han creído. El fiscal hizo un trabajo excelente junto a mis abogados Silvia Barrientos y Mariano Furque. Ellos fueron nuestro pilar todo el tiempo, no solo por su profesionalidad, sino por su calidad de humanos”, señaló Alejandra.

Por su parte, la abogada de la familia, Silvia Barrientos, se manifestó conforme con el veredicto de los jueces: “Esta sentencia condenatoria no se la va a sacar nadie. Hay elementos más que suficientes para que haya obtenido esta condena. El fiscal hizo un trabajo minucioso con jurisprudencia e inclusive se preguntó por qué si nadie le pide a una víctima de robo que demuestre que le robaron, sí deben hacerlo las víctimas de abuso sexual”, declaró.

En tanto, opinó que la condena, en una provincia tan católica y que incluso tiene una Constitución que no promueve la laicidad, “es empezar a separar la iglesia del derecho, la doctrina cristiana del derecho. Lo que antes era una sola cosa se empieza a separar con este fallo y nos ilusiona pensar que es posible ir contra estos poderes omnívoros y además es necesario”. La abogada explicó que también es “darle credibilidad a la víctima frente a este poder y ese halo de impunidad con el que se nutre la institución Iglesia que adentro sólo tiene hombres, y no son divinos y no todo es Dios”.

El caso de Gutiérrez es una muestra más de los alcances del encubrimiento de parte de la Iglesia Católica a los curas abusadores y torturadores de niñas, niños y adolescentes. Y estuvo surcado por sendas incógnitas de cómo se dió su defensa. Pese a que el cura declaró su condición de integrante de una "familia humilde", tuvo varios abogados, quienes lograron dilatar el proceso durante casi 6 años. El sacerdote estuvo sólo 36 días detenido y salió tras pagar una caución de 50 mil pesos.

El obispo Urbanc nunca quiso hablar con la prensa sobre el caso. Sin embargo, el primer defensor que tuvo el cura, Guillermo Narváez, dijo que el prelado le había pedido que haga todo lo posible por evitar que la causa llegara a juicio.

Por otro lado, en claro avance significativo de la justicia Catamarqueña, el debate contra Gutiérrez, se constituyó como el primero que se desarrolla en la provincia por un caso de abuso sexual eclesiástico. Sin embargo, no fue el único sacerdote de la diócesis denunciado por abuso sexual, por lo tanto, solo es el primer peldaño de una larga escalera por subir. Esta semana, se elevó a juicio la causa contra el presbítero Renato Rasgido, imputado por abusar sexualmente de un niño de 13 años en 2013. También, espera su turno Moisés Pachado, quien fue vicario general de la Catedral de Nuestra Señora del Valle y fue acusado de abusar de una niña de 9 años.

Juan de Dios Gutiérrez había sido denunciado el 23 de octubre de 2015. Fue el fiscal de la Tercera Circunscripción de Belén, Jorge Flores, quien lo imputó por el delito de abuso sexual agravado por ser ministro de culto. Seis años después, frente a los jueces, y desde la Casa Parroquial donde se aloja, el cura dijo que su compromiso con la sobreviviente "no era de pastor a oveja”, sino que era afectivo y supuestamente consentido.

Este viernes, día anterior a la sentencia, inesperadamente Gutiérrez pidió al Tribunal dar sus últimas palabras antes de saber si lo condenaban o lo absolvían, aunque no aceptó que le hicieran preguntas. Allí es donde basó su testimonio en afirmar que él y la víctima eran pareja y estaban enamorados, desligándose de todo tipo de responsabilidad en los hechos. Además, intentó deslindar de responsabilidad a la Iglesia Católica.

La enfermiza actitud manipuladora también la hizo pública cuando el día anterior a comenzar el juicio, y ante los medios locales montó un espectáculo, pidiendo perdón a sus "hermanos de fe" por su enamoramiento. Fue momentos antes de que la víctima declarara.

En la causa obran sobradas pruebas documentales, entre ellas más de 5.000 mensajes de Facebook que señalarían la manipulación a la que el cura, diciéndose “representante de Dios en la tierra”, y sometiendo así a la adolescente.

“Esta sentencia nos parece increíble porque realmente cuesta y costó en todos lados, no solo en Catamarca, también en el país y el mundo y poder llevar al banquillo a un sacerdote por el poder enorme que lo sostiene a ellos”, concluyó Alejandra para volver al festejo que aún mantenía emocionados a todos.

--------------------

*Foto de portada: www.launiondigital.com

*Foto 2: www.elesquiu.com

*Foto 3: www.lavozdelinterior.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO