En el Juicio se repasó el testimonio de Silvia Labayrú y de dos sobrevivientes más
 
Fiscalía finalmente pidió 25 años de cárcel para los represores Acosta y  González
 
Por Andrés Volpe, desde Argentina-29 de abril de 2021

Jorge “Tigre” Acosta y Alberto “Gato” González, que se encuentran cumpliendo condenas de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, habían sido imputados por violación, abusos sexuales, manoseos, tocamientos, violencia sexual y abusos psicológicos.

Desde el Tribunal en lo Criminal Federal número 5, integrado por los jueces Adrián Grünberg, Adriana Paliotti y Daniel Obligado, se dirige el quinto juicio de lesa humanidad que se lleva a cabo por los crímenes que tuvieron lugar en la ESMA. La Fiscalía, que consideró probados estos hechos de abuso, contra las tres mujeres que fueron llevadas a la Escuela de Mecánica de la Armada, exigió penas de 25 años de prisión para sus responsables.

”Los crímenes ocurrieron tal como ellas los relataron ante el tribunal”, dijo el Fiscal Leonardo Filippini, en su alegato.

Tras cuatro años en curso y otros cinco de demora, el juicio llegó a su etapa definitoria de alegatos, donde se repasaron los testimonios de las sobrevivientes Silvia Labayrú y otras dos que prefirieron mantenerse en el anonimato. Las denunciantes declararon por la vía remota; según el fiscal los testimonios fueron “consistentes”, con las demás pruebas que se analizaron durante el juicio, entre ellas el testimonio de muchas y muchos sobrevivientes que, en debates anteriores “dieron cuenta de la especificidad de estas violencias”

El Fiscal además aclaró que las agresiones sexuales de parte de los imputados “no cesaban con los interrogatorios bajo tortura”, además constituían “una nota persistente en el centro clandestino”

En declaraciones al periódico Página 12, Fillipini remarcó: “Los delitos probados dejaron expuesta una violencia específica, de contenido sexual e impacto especial sobre las mujeres, en el circuito represivo de la ESMA”, y subrayo que, según su análisis, el ingreso a ese circuito “implicaba el sometimiento de las víctimas a agresiones sexuales de distinta intensidad que podían ser cometidas por guardias o por oficiales del grupo de tareas, incluso en espacios fuera del predio”.

Uno de los fundamentos de la causa llevada adelante por el Ministerio Público fue la resolución N°557/12 de la Procuración General de la Nación apunta que no solo es el autor responsable de delitos de aquella índole quien pone sus manos directamente sobre la víctima sino también “quien ejerza fuerza sobre ella, quien emita la orden de llevar adelante ese abuso sexual, quien sea responsable del funcionamiento del centro clandestino de detención donde se comete el crimen o todo aquel que realice un aporte cuya magnitud sea el motivo para afirmar su incidencia determinante en la configuración final del hecho…”.

La causa, comenzó a tomar relevancia mediática desde que comenzó el 27 de octubre de 2020. Y si bien el debate a cargo del Tribunal Oral Federal Nº 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue oral y público, las audiencias virtuales no tuvieron transmisión abierta para evitar instancias de revictimización.

Los acusados

Jorge Eduardo Acosta, alias “El Tigre”: Integró la patota genocida de la ESMA. Fue condenado a 30 años de prisión por el Plan sistemático de robo de bebés y dos veces a perpetua en la Megacausa ESMA. Recordado por los sobrevivientes por su sadismo en el trato con los detenidos, a quienes esclavizaba y maltrataba y luego invitaba a cenar o a bailar a restaurantes o discos de moda de la época. Le imputaron 82 delitos, entre ellos el secuestro y la desaparición de la familia Tarnopolsky, las torturas y el probable homicidio de Nilda Noemí Actis Goretta, Lisandro Cubas, Carlos Alberto García y Ricardo Coquet, entre otros detenidos todavía desaparecidos. Responsable de los secuestros del primer grupo de madres que reclamaban por sus hijos desaparecidos en la iglesia de la Santa Cruz en diciembre de 1977 y de las monjas francesas Alice Domont y Leonie Duquet. Miembro del Centro de Informaciones sobre la Represión, en 1981 viajó a Sudáfrica como asesor en lucha contrainsurgente. Se encuentra detenido en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza dependiente del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Alberto Eduardo González, alias “El Gato”: El excapitán de corbeta e integrante del Grupo de Tareas de la ESMA fue condenado a perpetua en la Megacausa ESMA. Fue conocido como "Oscar Paz Alara". acusado de participar entre otros delitos, de los secuestros de las monjas francesas Domon y Duquet. Se encuentra detenido en el Complejo II de Marcos Paz.

----------------------

*Foto de portada: www.tn.com.ar / Jorge “Tigre” Acosta

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO