El cura acusado de abuso sexual no declaró porque dijo que presentaba síntomas de COVID 19
 
Por Andrés Volpe-28 de abril de 2021

Comenzó finalmente el pasado viernes 23 el juicio contra el sacerdote Juan de Dios Gutiérrez. El cura que había anunciado que daría su testimonio, se negó a declarar. Su abogado, Orlando del Señor Barrientos, expresó que tal vez lo haga en algún momento del proceso. Tras una dilación de 6 años, presión mediante del Obispado de Catamarca, comenzaron su declaración Agustina, su hermana y su mamá, Alejandra Carrizo.

Por tratarse de un delito de instancia privada el debate se llevó a cabo a puertas cerradas, sólo se conoció lo que pasó por boca de los abogados y de la mamà de Agustina a la salida del proceso.

Con un profundo dolor en su voz, Alejandra se dirigió a la prensa: “Ya pudo declarar mi hija, hemos dicho la verdad de hace seis años. Tengo mucho dolor porque nos ha costado mucho y por fin nos pudo escuchar el tribunal. Es muy duro. Ahora está mi otra hija declarando. Sé que Agustina lo pudo lograr y hacer. Yo he podido decir toda la verdad desde 2015, que pasó y no ha sido fácil. Así como ven estuve adentro, pero sabía que tenía que hacerlo”, dijo profundamente emocionada. Y contó que cuando su hija declaró, el presbítero fue retirado de la sala, pero no fue el caso con ella. “Me dio náuseas y me descompuso, pero le pude decir todo y lo más importante que le quería decir fue que mis hijas no eran huérfanas como les dijo. Yo soy su mamá y su papá también está. Él le hizo creer que ella era huérfana para ocupar el lugar de padre hasta que la abusó. Seis años me guardé la posibilidad de decir eso”, manifestó.

Silvia Barrientos, la abogada de las víctimas, contó que fue muy penoso el momento que se vivió dentro de la sala, pero remarcó que los tres testimonios fueron muy valientes. “El fiscal Miguel Mauvecín, les hizo preguntas a las tres, y yo también. Y escucharlas, cuando les preguntaron los miembros del Tribunal si tenían creencias religiosas fue muy fuerte. Alejandra dijo que 'ahora no' y juró por su vida. Agustina, también con mucho dolor dijo que 'estaba confundida', mientras que Flor, aseguró: 'ahora no tengo'”.

En ese contexto, el día lunes, se produjo una nueva dilación por parte del acusado, poniendo en duda la continuidad del juicio. En esta ocasión, dijo que presentaba síntomas de coronavirus y que había tenido un contacto estrecho de alguien contagiado con Covid-19. Por otro lado, agregó una nueva novedad y presentó un nuevo defensor, el señor Marcos Gandini para que colabore con su actual abogado, Orlando del Señor Barrientos. El Tribunal, decidió seguir con los testigos y que el imputado se conecte desde su lugar de residencia en la casa Parroquial de la localidad de Santa Rosa, donde además seguirá conectado vía internet en las próximas jornadas del juicio.

En declaraciones a la prensa, el nuevo colaborador de la defensa de Gutiérrez, Marcos Gandini, expresó: “Se me convocó para colaborar con la defensa y pedí el expediente, que consta de cinco cuerpos, para estudiarlo por veinticuatro horas. Y si bien aún no me entrevisté con Juan, me atrevo a decir que por lo que dice el expediente, me llevó solo seis horas concluir que es inocente".

Ése mismo día trascendió que el psicólogo que le realizó la pericia a Agustina, habría ratificado frente a los jueces los signos de culpa, vergüenza y coerción que ella presentaba y asegurado que son compatibles con los de abuso sexual.

Además, se conoció el testimonio del sacerdote Víctor Vizcarra, donde desestimó la afirmación del acusado donde habla de una “confusión” o “enamoramiento” con la afectada.

Por otro lado, Luis Delgado, quien había dejado los hábitos por haberse enamorado en el año 2016, tampoco hizo referencia a que Gutiérrez le cuente sobre alguna confusión sobre su vocación y tampoco que se hubiera enamorado.

En la tercera jornada del juicio, cuatro testigos declararon este martes. Dieron su testimonio una docente, una amiga y el psicólogo personal de la víctima. También declaró, de manera virtual, la psicóloga de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales Eclesiásticos, Liliana Rodríguez.

En diálogo con el medio de comunicación local “El Ancasti”, la abogada defensora de la víctima, Silvia Barrientos, dijo: “Todos los testimonios hablan de abuso sexual, de falta de consentimiento. Hasta el momento, ningún testimonio habló de un enamoramiento; y sí se habló de una asimetría de poder, de una veneración que tenía la víctima (hacia el imputado) como padre y que fue absolutamente defraudada”.

Hoy miércoles está previsto que declaren los peritos psicólogos y psiquiatras que peritaron al sacerdote y determinaron, en su momento, que tenía una personalidad psicopática, narcisista y manipuladora. Serán los últimos testigos para dar paso a la etapa de alegatos y veredicto.

---------------------

*Foto de portada: www.prensaobrera.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO