Miércoles 17 Julio 2024

Lo convocó la coordinadora 27 de junio para recordar la resistencia al golpe de Estado

“De las botas a los votos”, con este lema diversos colectivos por los derechos humanos se congregaron en Avenida Libertador y la Paz, la tarde del 27 de junio. El despliegue convocado por la coordinadora 27 de junio se trasladó por diversas calles de Montevideo, recordando la resistencia contra el golpe de estado cívico-militar de 1973, en el contexto de la huelga general de trabajadores.

El recorrido contempló pasar y detenerse frente a lugares que simbolizan distintos aspectos del poder de ese entonces y que formaran parte activa del golpe. La primera estación fue la Cámara de industrias, que como figura patronal decidió respaldar el ataque a la democracia; luego, la movilización pasó por el Centro Militar, ambos lugares están ubicados sobre Av. Libertador a escasos metros distantes entre sí. Este año se decidió, además, detenerse en la embajada francesa en Av. Uruguay y denunciar la complicidad del gobierno de Emanuel Macrón en el genocidio palestino.

En esa línea de protesta, Davide Bonfigli, integrante del colectivo Our Voice, expresó algunas palabras flanqueado por una bandera palestina junto a imágenes de víctimas de la masacre:

“La Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio obliga a todos los Estados signatarios a tomar medidas para prevenir un genocidio en curso, aun cuando no se desarrolle en su propio territorio y el estado francés no lo está haciendo. Es más, hubo prohibiciones y represión de las movilizaciones a favor del pueblo palestino”, expresó el vocero del colectivo.

En otra parte de su discurso mencionó la complicidad de Francia frente a la orden de captura emitida contra el primer mandatario Israelí: “y como si no fuera suficiente, hasta el día de hoy, Francia no creyó necesaria la orden de captura emitida por la corte internacional de justicia contra el genocida Benjamín Netanyahu “botas2

Luego de la embajada, los colectivos se dirigieron hacia la Av. 18 de Julio, hacia la plaza del Entrevero. En esta explanada, el 9 de Julio de 1973comenzó y se prolongó por dos semanas una gran movilización contra el golpe de Estado.

En cada parada no faltó la oportunidad para pronunciarse contra los protagonistas de dicho golpe, sin perder de vista la gran participación popular en la histórica resistencia, y en la proclama general se trazó un paralelo entre pasado y presente:

“Los tiempos pasan y pasan las luchas por los tiempos, dejando huellas imborrables. Lo que no pasa, es la miseria, el hambre, los genocidios, las guerras que desata el capital. Los saqueos de las tierras del agua de la memoria. Eso no pasa. Las torturas, las desapariciones las mentiras, la criminalización, judicialización, estimatización. Ellas no pasan. Las cárceles no pasan... El control y el disciplinamiento no pasan. Hoy decimos de las botas a los votos. Y estamos convencidos de esto, pero también sabemos que se fue de los votos a las botas. Décadas y décadas de urnas y más urnas, sosteniendo la opresión. Siglos de democracias tuteladas por aparatos represivos y Estados.”

En otro pasaje de la proclama, el aspecto descriptivo de aquel momento culmine de la historia uruguaya, se hizo presente en los siguientes términos:

“Aquel miércoles gélido, en qué se inició la huelga general contra la disolución de los pocos adornos democráticos que quedaban, tenían de fondo las torturas generalizadas, en cuarteles y comisarías, tenían más de 3000 presos y presas, despidos, persecuciones, legalizaciones y desapariciones. Por todo eso no podemos mirar para otro lado. Cuando se fue, de los votos a las botas, cuando aún estamos viviendo una etapa en que resuenan las botas y todos sus legados. Las mismas cadenas, las mismas miserias, los mismos farsantes, las mismas cámaras la de industria, comercio, bancos, asociación rural, federación rural, aquí están hasta los mismos nombres los Manini, los Heber, los lacayos de siempre aliados a las multinacionales”.

Además, no faltó la oportunidad de hacer referencia a los culpables de toda la debacle que aún hoy participan de los destinos del estado:

“Aquellos que dieron el golpe junto a todas las roscas militares locales y mundiales. Los que perpetraron y sostuvieron el terrorismo de Estado sostienen hoy todas las impunidades omertades e inmunidades. Todas ellas, todas ellas están señalabas y condenadas por la memoria de todas y todos los oprimidos. Por todo eso y más, no podemos mirar para otro lado. A más de medio siglo del terrorismo de Estado permanecen sus decretos y leyes. Ese amparo democrático de arriba avalando el horror en el que han convertido el presente. Ese infierno de drogas y balas. Ese de niñas y de jóvenes que desaparecen o mueren bajo el fuego cruzado de milícos y narcos milicos o no. Si nos quieren adoctrinar y guiar hacia seudo salidas solo nos resta decir no y organizarnos, tomar las calles Y si no hay fábricas ocupar de verdad volver a creer en nuestras fuerzas. “

La proclama cierra con un contundente e inequívoco mensaje: “Porque tenemos sueños solidarios comunes y vivos. Volvemos a gritar: ¡a la huelga compañeras! ¡a la huelga compañeros!”

*Foto de Portada y restantes: Antimafia Dos Mil