Domingo 23 Junio 2024

El retorno a una conciencia genocida en Argentina

La semana pasada, más precisamente en el frio atardecer del martes 14 de Mayo, mientras el día terminaba, los rayos del sol fueron iluminando y llenando de diferentes tonos de colores y matices, la esquina donde se inauguraba un mural con la imagen de Floreal Avellaneda. Como en una dulce pincelada del frio otoñal, varias decenas de militantes por los derechos humanos, entre los que se encontraban sobrevivientes y familiares de víctimas de la dictadura genocida cívico – militar y eclesiástica de los 70´s, recordamos, una vez más, a los 30.000 compañeros desaparecidos, a través de la figura emblemática del “Negrito”.

A pocas casas de distancia del lugar del encuentro, su mamá Iris Pereyra de Avellaneda iba y volvía trayendo sillas, banderas y todo lo que sea necesario, atenta para que a la hora de presentar con orgullo el mural recientemente pintado, a ningún vecino invitado a participar del homenaje, les faltase algo. El “Negrito” a partir de ahora, formará cada vez mas parte de la memoria de su barrio y todos podrán cada mañana recordarlo, cuando por el motivo que sea, pasen diariamente por aquella esquina. Estamos en el barrio de Villa Tesei, dentro del partido de Hurligham en la provincia de Buenos Aires y un poco más lejos, pero no lo suficiente, a una distancia de 30 cuadras, todavía se encuentra la guarnición militar de Campo de Mayo, lugar donde Iris y el “Negrito” en el 76´ fueron detenidos, torturados y en el caso del Negrito, arrojado desde la altura de un avión al Rio de La Plata.

“Hace exactamente 48 años, el 15 de abril 1976, los grupos de “tarea” llegaron a la casa donde moraba la familia Avellaneda. La presa codiciada era Floreal (padre) un obrero con conciencia de clase, que en su intensa vida de lucha sindical había protagonizado grandes luchas colectivas en defensa de los derechos humanos, políticos y sociales de los trabajadores. El batallón de inteligencia 601, era quien venía recolectando información contra la clase trabajadora desde el año 1974 y confeccionando las listas de los obreros combativos, para entregarlas a partir del 76, a las patotas represoras dirigidas desde Campo de Mayo. Esa noche, Floreal logró escapar entre los disparos de fusil por los techos de las casas vecinas. Lo que paso después quedó grabado en la memoria de su compañera Iris Pereyra de Avellaneda. La impotencia y la cobardía militar por no poder secuestrar a Floreal (padre) hacen que decidan llevarse a Iris y a su hijo Floreal a campo de Mayo. Lo que siguió fue el secuestro, tortura y desaparición para el “Negrito” y tormentos más cárcel para su madre en las mazmorras de la dictadura. Un mes posterior al secuestro, el cuerpo del Negrito fue identificado en las costas uruguayas. Pero finalmente su cadáver fue desaparecido por la dictadura de aquel país según el pedido de la Argentina.” (1)

mil2

“El cadáver del Negrito Avellaneda fue hallado atado de pies y manos, con una profunda herida (sin cicatrizar) en una pierna, junto a otros siete cadáveres, en la costa uruguaya del Río de la Plata. Se pudieron reconocer muestras de que había sufrido torturas físicas, y el choque provocado por la caída desde varios miles de metros contra el agua del mar Argentino frente a Uruguay le rompió el cuello, pero la muerte habría sido causada por un empalamiento que habría destrozado los órganos internos y provocado una hemorragia fatal.”(2)

mil3

Pasaron tres días de aquel homenaje y en el espacio para la memoria de la ex Esma (que fue junto a Campo de Mayo el otro gran centro de detención tortura y exterminio de la dictadura argentina), el viernes 17 de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, una horda de ex estudiantes de la promoción 1978 de la ex escuela de la mecánica de la Armada, invadieron el predio. (3) Como en un grotesco paseo de adolescentes, ignorantes y mal educados, a los que a pesar de su avanzada edad, todavía les falta recorrer la experiencia de vida necesaria para conocer en profundidad la riqueza de sus valores, cantaron marchas militares celebrando los antiguos tiempos. Incluso se sacaron “selfies” con la imagen atrás de uno de los aviones de los “vuelos de la muerte”. Es evidente que poco han aprendido, después de tantas décadas, de los miles de relatos de horror de los sobrevivientes y que su formación de aprendices de militares genocidas, los ha limitado como individuos para desarrollarse en las áreas más elementales de la vida.

Los dinosaurios de la promoción del 78, hoy vuelven a sentirse impunes y machos en la era Milei, como cuando el genocidio les pasaba delante de sus ojos y no hacían nada. De igual modo, todavía guardan dentro el miedo a sus superiores con el que fueron formados y que han internalizado, hasta quedar imposibilitados para procesar todo el horror que los rodea. Cualquiera que visite el espacio de memoria de la ex Esma sale con los ojos llenos de lágrimas por las historias allí contadas de secuestros, torturas y asesinatos producidos sobre militantes, políticos, estudiantes, ancianos y mujeres embarazadas por igual. Menos ellos, pero entonces qué es lo que festejan? Una caracterización típica de la derecha fascista consiste en solo mostrar coraje en manada, para gozar con el sufrimiento de aquellas víctimas cuando no pueden defenderse. Así fue durante la dictadura y así sigue siendo hoy, cuando sus presencias allí intentan mancillar la memoria de los miles de desaparecidos que pasaron por la ex Esma.

Presentar la historia del Negrito en yuxtaposición con la del grupo de ex estudiantes nostálgicos de la dictadura genocida, nos ayuda a comprender la argentina de la era Milei. El Negrito y los ex estudiantes de la Esma son cogeneracionales. Ambos casos, aun cuando sus finales y representaciones en el imaginario social son bien distintos, trazan desde del genocidio al día de hoy, el arco partido de nuestra historia. Así como cualquier ciudadano se siente identificado inmediatamente con el Negrito al conocer su historia de vida, los votantes de Milei celebran hoy sus atrocidades, con la misma efusión de los ex estudiantes que volvieron a ingresar a la ex Esma. No hay ningún tipo de lógica o explicación por detrás más allá del goce perverso. Después de todo, la dictadura genocida y la democracia del hambre de Milei, no son otra cosa más que las dos caras de una misma moneda que reivindican. Bajo la farsa actual de Milei, se encubre la entrega de la soberanía argentina, que el ala de militares genocidas aliados al gobierno permite, en lugar de defender. (4) Sin dignidad alguna, ahora también han vendido hasta el orgullo de intentar servir a la patria.

Milei se pasea en estos días por el mundo como un rockstar de mal gusto, psicótico y delirante, intentando disputar la imagen de liderazgo de la derecha nazi – fascista, y mientras tanto, Argentina se va convirtiendo en un desierto donde los desesperados deambulan por un poco de pan y agua. Ya nada de lo que pensábamos que éramos, somos hoy. Nuestras instituciones, algunas pocas corruptas y otras muy prestigiosas van desapareciendo por igual. Ya no existe más la articulación del Estado para suplir necesidades básicas y a medida que esto avanza, Milei va cargando sobre sus espaldas decenas de miles de muertos que no salen por los diarios, ni se ven por los grandes medios.

Todos estos crímenes ya empiezan a ser grabados en la memoria del pueblo y en el futuro de los próximos años deberán ser elevados a juicio. Son crímenes que se producen en aquellos que hoy mueren por el hambre y la desatención a nuestros abuelos jubilados. Los provocados por la crueldad innecesaria que significa quitarle apoyo de los discapacitados. Son las muertes de los enfermos terminales que no reciben tratamientos y la de los enfermos tratables, que empeoran debido a que ya no se pueden operar por falta de insumos. En palabras del Rodolfo Walsh (5) es la “miseria planificada” que busca reducir a la población y volverla cada vez más sumisa y servil al poder que la somete. Y agrego, que busca eliminar cualquier variante “del otro” que no sea funcional al nuevo upgrade de la modernidad capitalista.

El discurso económico de libre mercado extremo de Milei (al que ningún académico serio adhiere) es conocido por nosotros porque nos resuena en alguna parte de nuestra memoria arcaica. Es análogo al teológico de la santa inquisición, que en América se preguntaba si los indios tenían alma; reemplaza al cientificismo biológico de la Inglaterra Victoriana que media con compas el cráneo de los esclavos africanos; y también sustituye la mística de la moral delirante del discurso de una raza superior en la que creía Adolf Hitler. En Milei se sintetiza un nuevo relato, vacío de contenido, que distorsiona una realidad a la que nadie ya le importa. Su función oculta es operar como excusa para desatar la violencia genocida. Sin necesidad de máscaras, hoy la crueldad se ejerce desde lo más alto del Estado sobre el que menos tiene, para el goce inconfesable de quienes lo apoyan.

Milei rebuzna como un asno con cada aparición pública y miles lo aplauden como zombies sin entender nada mientras el mundo alrededor suyo desaparece, o mejor dicho, entendiendo todo que es peor. En realidad, recogen como perros las migajas del día para sobrevivir, de una gran lluvia de los miles millones de dólares que cae desde los canales clandestinos más sucios del poder financiero internacional, que ha elegido desde el extranjero operar en la argentina para reducirla a la nada. La Argentina del 2024 es la Ucrania del 2014, es el punto de partida de un experimento, la implementación de una ingeniería social aplicada para desmembrar el tejido nacional, para convertirla en una entelequia de negocios sin identidad propia, dócil como una colonia a las necesidades del imperio. En el marco de una próxima gran guerra entre los Brics vs la OTAN, pasan a ser prioridad para occidente, las abundantes reservas de agua, granos, petróleo, gas, pesca, ganadería y litio, que los EEUU a través de su portavoz Laura Richardson, ya considera como propias. (6)

Esta estrategia del poder necesita resetear por completo, o configurar a golpes si es necesario, al sujeto social capaz de tolerar el nuevo status quo impuesto. En ese marco son los grupos de resistencia de la izquierda, que vienen siendo perseguidos y salidos a la caza con operaciones mediáticas, jurídicas y represivas bajo las excusas más falaces. Intervienen sus espacios políticos, sus casas, amenazan sus familias, prohíben sus encuentros, los multan por salir a protestar o los ponen presos indefinidamente inventando alguna causa que luego se descubre que no existía. (7) La transformación del sujeto social necesario para el futuro, está en marcha.

Por lo tanto el único sujeto político que todavía tienen conciencia y es capaz de disputar esta batalla, está siendo neutralizado con precisión quirúrgica por parte del aparato del Estado. Es decir que Milei no es el presidente de un Estado reducido al mínimo como él mismo proclama. Es el presidente de un Estado represor que implementa políticas de hambre y que articula todos sus recursos, cuando sale a la caza de cualquiera que se cruce por su camino.

Así es como se reconstruye la conciencia genocida en Argentina por debajo de nuestros pies. Subterráneamente, se ha vuelto a ensamblar, no por casualidad, justo al final del ciclo biológico o del límite físico de los protagonistas de la lucha por la memoria justicia y verdad sobre el genocidio de los 70´s. Milei es simplemente alguien que ha sido elegido para liberar y motorizar todas las tensiones contenidas del inconsciente colectivo, en todas sus variantes: del que niega el genocidio, del que lo justifica, del que elige no saber o directamente del que no le importa. Esta es la razón oculta que explica porque ha sido elegido por una enorme mayoría a la que le resulta secundario o relativo cualquier cosa que diga y le permite todo. Lo que ellos necesitan es simplemente que sea vehículo del odio, para poder purgar la frustración heredara que guardan estructurada dentro suyo.

Como en Jurassic Park, de los huevos de aquellos dinosaurios que volvieron a caminar por la ex ESMA, ha surgido el nuevo electorado ciudadano que ha elegido a Javier Milei como su nuevo presidente, aunque ni ellos mismos entiendan bien porque.

Ni olvido, ni perdón.

Compañero Floreal “Negrito” Avellaneda…Presente

*Referencias:

1- Transcripción de material cedido por el programa de radio Construyendo Memoria de la Asociación de sobrevivientes de Campo de Mayo.

2- https://web.archive.org/web/20120118060247/http://200.58.112.70/~rs000075/index.php?option=com_content&view=article&id=2203:historica-condena-a-los-asesinos-del-qnegritoq-avellaneda&catid=2:nac&Itemid=7

3- https://www.pagina12.com.ar/737910-los-dinosaurios-volvieron-a-la-exesma-para-reivindicar-la-di

4- La vicepresidenta Victoria Villarroel, representa en el actual gobierno de Milei, el ala militar negacionista del genocidio.

5- https://apm.gov.ar/periplosdememorias/1-1-B-2.html

6- https://www.pagina12.com.ar/517903-litio-petroleo-y-agua-dulce-estados-unidos-ni-disimula-sus-i

7- https://www.france24.com/es/minuto-a-minuto/20240515-allanan-comedores-populares-en-argentina-por-presuntas-extorsiones-de-cooperativas

*Foto de Portada: Página 12

https://www.pagina12.com.ar/737910-los-dinosaurios-volvieron-a-la-exesma-para-reivindicar-la-di

*Foto 2: noticiasancap.org

https://noticiasancap.org/2021/04/18/floreal-el-negrito-avellaneda-victima-de-los-vuelos-de-la-muerte/

*Foto 3: Asociación Sobrevivientes de Campo de Mayo